¡Inscríbete al próximo retiro!

Saber más

¡Abiertos próximos retiros! Pulsa aquí

< Categorias
x Ocultar Categorias

Piérdele el miedo al miedo

El miedo al miedo es de los círculos viciosos más desesperantes que he podido experimentar, pareciera que no tiene salida y que nada más aumenta tu malestar. Por eso, si tienes miedo al miedo, de volver a sentirte mal, de que regrese la ansiedad o a volver a experimentar un ataque de pánico… aquí te platico algunas ideas para superarlo.

¿Cómo es tener miedo al miedo?

Simplemente te da miedo tener miedo, porque sabes que al tener miedo sufres, que te generas ansiedad y que puedes terminar teniendo un ataque de pánico.  De cierta forma, andas de puntitas contigo mismo en cuanto a evitar cualquier cosa que te vuelva a activar el miedo, dejas de hacer cosas o te pones distracciones para no sentirlo.

Tener miedo al miedo es prácticamente estar paranóico y alerta de que no vuelvas a tener miedo porque sabes que te pones muy mal.

¿Qué consigues al tenerle miedo al miedo?

Solamente meterte en un círculo vicioso, porque al hacer esto, estás actuando en base al miedo. O sea, tu crees que al tenerle miedo al miedo estás haciendo algo por evitarlo, pero en realidad, ya lo estás viviendo, ya lo estás generando.

A veces creemos que al estar alerta estamos evitando eso que no queremos experimentar, pero en cuanto a tenerle miedo al miedo, claramente no funciona, pues el miedo ya está ahí.

Piérdele el miedo al miedo

Entonces, precisamente se trata de que dejes de ver al miedo como algo que sale de tu control, dejar de verlo como lo peor que existe y empezar a perderle el miedo, ¿cómo…? sintiéndolo.

Sí, hay que decirnos a nosotros mismos “bueno, si siento miedo, no será el fin del mundo, lo he sentido antes y aquí sigo, si lo vuelvo a sentir, sabré qué hacer en el momento, el miedo sale de mi y de mi mente así es que siempre estaré en control de él”.

Y cuando empieces a sentir miedo… en lugar de querer frenarlo, distraerte o luego luego suprimirlo, déjate sentirlo por un momento, sumérgete en tu miedo, y ya después…

Habla con tu miedo

No nada más salgas corriendo por sentir miedo, haz un alto y enfréntalo, háblale, pregúntale qué está haciendo aquí, qué es lo que quiere, dile que tú estás en control de ti mismo y que por más feo que se sienta él… no podrá dañarte en realidad, dile que es una fantasía creada por tu mente.

En otras palabras… pon a tu miedo en su lugar. Y su lugar, es el que al ser producto de tu mente, no es mas grande que tu.

Reconoce la distorsión detrás del miedo

En el intermedio de que estás hablando con tu miedo, reconoce cuál es la distorsión, el error o la mentira detrás de él, qué es lo que te está diciendo que no es verdad, sobre ti, sobre el mundo, sobre los demás o sobre algo que está pasando.

Y después, dile cuál es la verdad…

¿Qué es lo peor que podría pasar si sientes miedo?

Hazte esta pregunta, reflexiona por un momento…¿qué es lo peor que podría pasar si sientes miedo?

Y vuélvete a preguntar esa pregunta sobre la respuesta que encuentres, y finalmente, resuelve lo que se esconde detrás de tenerle miedo al miedo.

Por ejemplo: si siento miedo, lo peor que podría pasar es que me de ansiedad. Si siento ansiedad, lo peor que podría pasar es que tenga un ataque de pánico. Si me da un ataque, lo peor que podría pasar es que me sienta mal por un rato.

Date cuenta que al final, no es tan grave como crees, ¡claro! si realmente ya estás convencido de que no hay peligro real detrás de un ataque de pánico, cosa que tendrías que convencerte para perderle el miedo al miedo.
Necesitas sentirte capaz de enfrentar el miedo

Si el miedo te está llevando a tener ansiedad o un ataque de pánico, y no te sientes capaz de enfrentarlo o de saber qué hacer en ese momento..entonces claro que tendrás más miedo al miedo. Pero, una vez que sabes qué hacer y te sientes preparado, capacitado y con las herramientas necesarias, no tendrías miedo de enfrentarlo.

Lo más importante que necesitas saber para enfrentar la ansiedad y el pánico y el miedo, es que luchar y huir no sirve de nada, necesitas quedarte, enfrentar, aceptar y sentir… y en ese momento, el miedo perderá valor sobre ti.

Eventualmente, te podrás reír de tu miedo

Así es, una vez que hiciste lo anterior, puede llegar un momento en el que inmediatamente aceptas el miedo, ves su distorsión y naturalmente, espontáneamente, te reirías de él. Podrías burlarte pues sabes que te está asustando sin razón, que es un embustero que nada más magnifica las cosas de proporción… y entonces, te ríes de él.

El miedo se disfraza de otros miedos

La realidad es que como seres humanos, hemos creado muchas estrategias de evitación al miedo.

El miedo es una emoción natural en nosotros  que nos ayuda a sobrevivir, pero como no se siente agradable, y como muchas veces no sabemos qué hacer con él, o simplemente muchas veces lo sentimos pero “sin razón aparente”, entonces creamos una barrera de protección ante él.

Pero esto no funciona.

Queremos guardar y esconder al miedo, queremos una vida donde no lo sintamos, queremos hacer como que no existe, queremos luchar contra él en muchas ocsaiones… y claro, como no funciona, el miedo se queda reprimido…y ¿qué crees? se disfraza de otros miedos para poder salir a tu conciencia.

El miedo a manejar, el miedo a quedarte sólo, a enfermar, a viajar, a asomarte por las escaleras…son tan sólo formas en las que el miedo verdadero se disfraza para poder hacerte saber que ahí está, y que por más que lo quieras evitar ahí seguirá.

El verdadero miedo que necesitas enfrentar es el miedo a sentir miedo

Entonces, no nos gusta sentir miedo, pero si te fijas, si sientes miedo, ¡no pasa nada! más que lo sientes, y claro, se siente fuerte, desagradable, intenso, y sobre todo, hace que sientas que tienes que moverte a hacer algo, a resolver, a atacar, a huir…

Pero no tienes nada que atacar ni nada de qué huir en ese momento, entonces sientes miedo y agregado a esto sientes desesperación, prisa, inquietud, angustia.

Y entonces tu mente se busca pretextos para darle sentido a esto que sientes, quiere encontrar explicaciones y entonces piensa en los posibles peligros en los que en base a lo que viste en la tele o lo que te platicaron, crees que puedes estar expuesto, claro, no en el momento presente pero quizás sí mas adelante.

Así es que el miedo que necesitas exponerte a sentir, es al mismo miedo y sobre todo, a la incomodidad, prisa o inquietud de sentirlo.

Meditación sentado de sentir el miedo

Imagina que te sientas en tu casa, totalmente protegido, totalmente a salvo, cierras tus ojos, y te dejas sentir el miedo. No tiene que ser miedo a algo, de hecho, de lo que se trata es que solamente sientas el miedo. OJO: claro que te sentirás inquieto, claro que te sentirás nervioso. Pero imagina que lo sientes, no te estoy pidiendo que lo hagas (a menos que tengas baja ansiedad y te animes a hacerlo).

Me refiero a que lo sientas sin querer huir, sin querer atacar, y que aceptes todas las sensaciones que conlleva sentir miedo. Y quizás así, al sentir al miedo, sin disfraz, sin máscara, puedas darte cuenta que es tan sólo una emoción, y como toda emoción, trae consigo una carga energética que puedes aprender a usar a tu favor. Veamos cómo.

En conclusión

  • reconoce que tú eres mas grande que tu miedo
  • deja de huirle
  • quédate, enfréntalo, siéntelo y habla con él
  • reconoce su distorsión
  • ponle límites, dile que tu estás en cargo de ti mismo
  • recuerda que si ya lo enfrentaste una vez puedes hacerlo otra vez
  • reconoce que ya tienes mas herramientas y conocimientos para hacerlo
  • siéntete capaz de sentir miedo y con el poder de superarlo
Psic. Fabiola Cuevas
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.

También podría interesarte...

Obten información gratuita sobre Desansiedad

¿Quieres estar más en contacto con nosotros,
y recibir información de valor en tu correo electrónico?
Hemos recibido tu información con éxito. :)
Oops! Puedes intentarlo más tarde

En Desansiedad, te ayudamos a transformar la ansiedad en libertad

¡Comienza hoy a aprender qué es la ansiedad y que puedes hacer para sentirte bien! Únete a las miles de personas, que han descubierto el propósito de la ansiedad en su vida.
Sí, quiero empezar hoy