Hábitos saludables

Lo que me está ayudando a dejar de procrastinar y postergar

Escrito por
Psic. Fabiola Cuevas
Psic. Fabiola Cuevas

Te confieso que soy una persona que tiende bastante a postergar y procrastinar todas aquellas cosas que en el momento me parecen... nada importantes, como dejar la puerta del clóset abierta, la de la alacena, la del coche... llevar la ropa sucia al cesto de la ropa sucia... lavar el plato, meter la leche al refri, etc etc.

Y hace dos semanas, perdí las llaves de mi coche porque postergué el guardarlas en mi bolsa y vete tú a saber dónde las dejé :S

Entonces… llevo un par de semanas perdonándome a mí misma y empezando a practicar algo que me está ayudando mucho y que es muy sencillo, y quiero compartírtelo porque creo que te puede ayudar.

Primero necesito platicarte que yo postergo las cosas porque en el momento que las “tendría” que hacer, siento que es más importante hacer otra cosa, y que es una pérdida de tiempo dedicarme a eso otro que no necesito, mi mente va muy rápido y en cuanto termino de hacer algo ya estoy pensando en lo siguiente (nótese que para mí el concepto de terminar algo es usarlo, en lugar de usarlo-guardarlo).

Entonces, lo que he estado haciendo es que me doy cuenta en ese momento que dejo algo a la mitad, hago un alto y me imagino que en el futuro yo misma tendré que llevar ese calcetín al bote o tendré que cerrar la puerta de la alacena.  Literalmente es un microsegundo en el que me imagino haciéndolo en un futuro e inmediatamente después pienso que quizás me gustaría hacer otra cosa con mi futuro jeje.

O sea, me he dado cuenta de que la acción que quiero evitar hacer, de todas formas la haré.

No vendrá el hada madrina de los cuentos a hacerlo por mi, y aunque tengo ayuda en la casa, prefiero que me ayude a otras cosas que en realidad no puedo o no quiero hacer. Entonces… me imagino a mi misma haciendo eso en un futuro y me doy cuenta que si de todas formas lo voy a hacer, mejor lo hago ahora, y de cierta forma en mi mente le pongo pausa a eso otro que ya había pensado quería hacer en este nuevo preciso momento.

Por eso creo que es mejor hacerlo de una vez y olvidarme del asunto para dedicarme a hacer otras cosas que me ilusionen más.

Por ejemplo hoy en un sólo día, hice todo esto que en un día normal lo hubiera dejado “para después”:

doblé mi piyama después de cambiarmeme serví agua en mi termo en mi casa en lugar de esperar a tomar agua en el lugar al que ibabajé los calcetines que dejó mi hijo tirados en el cochellevé el martillo de regreso a su lugar después de usarlo, y… cerré y guardé la caja de herramientas (pues estuve a punto de dejarla abierta)le pedí a Jesi y Marinela que nos acompañaran en una reunión en línea en lugar de platicárselo despuésle pedí a la chica que me ayuda en mi casa que guardara unos muñecos de mi hijo en lugar de intentar hacerlo yo en la noche

Y quizás son 6 cosas muy sencillas y pequeñas, pero si no las hubiera hecho, en la noche estaría viendo el martillo en mi buró, y hubiera pensado.. “ay, no llevé el martillo a su lugar”, o bien.. mi esposo me diría “¿qué hace este martillo aquí?” en lugar de decirme “buenas noches mi amor te amo” jejeje.

El punto es que son cosas que si no hago en el presente, en el futuro estarán ahí, ocupando espacio y tiempo en mi mente y en mi vida, y que la mayoría de esas cosas no me llevan más de 5 minutos hacerlo, los cuales de todas formas se utilizarían en eso después.

Así es que al terminar de hacer estas actividades después conecto conmigo y siento la satisfacción de hacerlo, y me ha sido más placentero sentir esa satisfacción, que la “pseudo” satisfacción de no hacerlo en su momento.

Aclaro que de repente lo logro y de repente no, no me exijo hacerlo pero sí es algo que quiero modificar ya que no quiero seguir invirtiendo dinero en reponer llaves, tampoco quiero invertir el tiempo de la ayuda que recibo en mi casa en recoger o resolver esas cosas y sobre todo, quiero liberar mi mente de espacio y dirigir mi atención hacia cosas más importantes, que quieras que no, el estar viendo y pensando en todo eso que llevas postergando, ocupa un lugar y espacio en tu interior, aunque te hagas como el que “no lo ve”.

Así es que el proceso de esta técnica sería:

Date cuenta en el momento que estás decidiendo dejar algo para después Haz un alto e imagínate a ti mismo haciéndolo en un futuro Opta por hacerlo mejor en este momento Olvídate del asunto Haz algo más que te guste e ilusione

Compártenos: ¿A tí que te ayuda para dejar de postergar?

Ya que es un tema que a muchos nos sucede, si nos compartes tus propias herramientas te lo agradezco mucho! Mientras tanto, seguimos en contacto.

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

Ebook Lo Primero Que Necesitas Saber
TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
te podemos apoyar

Tratamiento para la ansiedad

Accede hoy a un acompañamiento terapéutico en línea con psicólogos especialistas en escucharte y guiarte en tu proceso.

¡Sí, quiero empezar!
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más