Pensamientos negativos

Cómo dejar de pensar tanto en la ansiedad

Escrito por
Psic. Maricarmen Pérez

Es normal estar pensando todo el día a la ansiedad, darle atención y un lugar tan importante en tu vida, pero al hacer esto, empiezas a dirigir tu vida alrededor de ella, a dejar de hacer las cosas que precisamente te ayudarían a sentirte mejor, y además, las cosas que sí haces, las evalúas constantemente en función de si te están ayudando o no a salir de la ansiedad. Es por eso tan importante, irle restando importancia y poner más atención en tu proceso terapéutico así como Maricarmen, en este artículo te comparte a continuación.

La ansiedad toma mucho de tu vida

La ansiedad puede consumir la mayor parte de tu tiempo, espacio, y pensamientos, como si quisiera tener el papel principal en la historia de tu vida, no importa qué hagas, siempre está allí, te rodea.

Y quizás puedes pensar: ¿y si se presenta y no me deja seguir con mis actividades?, o tomas la decisión de alejarte hasta que se pase esta cosa de la ansiedad y una vez que regrese a la “normalidad” entonces si podrás continuar con mi vida.

Es por esto que decides entrar en terapia a partir de la resistencia, con el único fin de que se vaya, quitarla de una vez, te distraes con pensamientos:

¿y esto que estoy viendo en terapia, será que me quite la ansiedad?

¿para qué meterme en tantas cuestiones personales y de mi infancia, si lo único que quiero es que se vaya y listo?!

Te puede parecer que el proceso terapéutico es lento y que además la invitada indeseada sigue allí, sin querer irse, y no se pasa, hagas lo que hagas.

Entonces te pones a pensar más en la ansiedad, buscando indicios de si te está dando otra vez, si te va a volver a dar, si ya funcionó lo que hiciste o no... etcétera. 

Al pensar tanto en la ansiedad pierdes de vista tus avances

Al pensar tanto en la ansiedad, si ya se fue o no, pierdes de vista tu proceso y avances en terapia. Los procesos en terapia, abarcan varios aspectos, tú no eres ansiedad, hay otros componentes que te han llevado a la ansiedad, es por esto que al comentarlos y sacarlos a la luz en terapia se están abordando las causas que te han llevado a esa condición, para entenderla y después poderla transformar. 

Aún así, quizás las sensaciones siguen presentes y fortalecen tu miedo a la ansiedad. 


Aunque estés trabajando y haciendo tus tareas y las sensaciones sigan apareciendo, esto no quiere decir que la terapia no te esté sirviendo, simplemente que tu cuerpo necesita regresar al equilibrio, lo cual llevará cierto tiempo en conseguirlo, pero la impaciencia porque se vaya es lo que te distrae de lo que sí has estado avanzando.

La idea es que sigas practicando las herramientas aprendidas, no basta con que lo hagas solo una vez, o que las utilices buscando como resultado que la ansiedad desaparezca de una buena vez, y al ver que tu expectativa no sucede, entonces te desesperas y en lugar de poner atención a la terapia, te sigues empeñando en controlarla.

¿Haces los ejercicios esperando a que desaparezca? 

Yo les digo a las personas con las que trabajo en terapia que se animen a comprobar qué sucede si siguen las indicaciones de la terapia, sin apegarse al resultado o a la expectativa de querer que se quite y ya.

Esto es otra forma de quererla controlar. 

Te puedo decir que se sí se puede transformarla, desde la aceptación y no desde la resistencia, desde el mantenimiento de hábitos aprendidos, de utilizar tus herramientas cuantas veces lo necesites, se trata de no desviarte del camino que has emprendido con pensamientos de que es inútil esto no se va. Darle prioridad a tu proceso de terapia.

Es por esto que es importante que le des prioridad a tu proceso de terapia, que lleves un registro de tus avances, de lo que has aprendido de ti, del auto-conocimiento de tus reacciones, tu forma de interpretar las situaciones, recuerda que no son los eventos los que nos provocan ansiedad sino la interpretación que hacemos de ellos y que van de la mano con nuestra historia personal, de lo que aprendimos para sobrevivir, de los eventos que nos provocaron ciertas heridas y miedos, que los traemos al presente.

Transforma ese miedo a la ansiedad en posibilidades para tu vida

Una manera de hacerlo es dándote cuenta que la función del miedo es protegerte, y que la alerta llego a tu vida para protegerte, ahora es el momento de diferenciar que lo que viviste como peligro en el pasado y que ya no lo es en el presente. 

Ubícate en el presente, apóyate de la meditación, de observar con atención las cosas que te rodean, el lugar en el que te encuentras, con sus colores, sonidos, temperatura, anclando tu cuerpo al presente, sin dejarte llevar por tus pensamientos de imposibilidad que a veces surgen ante la impaciencia. 

Conclusión

Es verdad que se siente muy feo cuando estás sintiendo las sensaciones de la ansiedad, cuando tus pensamientos de miedo surgen sin cesar, pero también es verdad que si decides verla como una oportunidad de transformación, como una posibilidad de mejorar tu vida, de contactar con tu esencia, con lo que realmente eres, entonces decidirás seguirte conociendo y aceptando a través de lo que hagas para estar mejor. 

Recuerda que la ansiedad llegó a tu vida para darte un mensaje, es el momento de que lo escuches. Ánimo y sigue adelante en tu proceso personal y de terapia.

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más