Vive el próximo Retiro Desansiedad. Inscripciones abiertas.
Retiro Desansiedad en
Ansiedad generalizada

Tengo ansiedad, ¿y ahora qué?

Escrito por
Cecilia Ruiz Wayar

Sabía que en mi cuerpo algo no andaba bien. Comencé a averiguar y los síntomas eran los propios del diagnóstico que luego me confirmaría mi terapeuta: sí, era ansiedad. Ahora todas esas sensaciones y malestares físicos, mis angustias y miedos tenían un nombre y eso es importante. Poder nombrar algo es darle entidad y no serle indiferente porque casualmente eso es lo que no se debe hacer en este caso.

Se vinieron a mi mente muchas situaciones recientes y de mi niñez en particular y todo empezó a tener más sentido y eso me dio cierta calma. No sabía cómo contárselo a mi familia o amigos o incluso si debía hacerlo o no porque no conocía a nadie que esté pasando por lo mismo que yo y contaba con muy poca información como para usar explicaciones precisas. Me sentí extraña e incluso desvalorizada con respecto al resto de las personas. No estaba “normal y sana” mentalmente como ellos. Así me veía yo, no los demás. Surgieron los temores acerca de si esto duraría para siempre, si los resultados de una terapia dependerían de mí nada más o si debía buscar una terapia especial, si debía irme de viaje urgente o dejar de trabajar un tiempo para dedicármelo a mí y a mi salud. Todo esto forma parte de esas incertidumbres lógicas de no comprender en profundidad lo que sucede pero creo que en este momento recomiendo más que hacernos preguntas- lo cual es normal-es empezar a hallar respuestas y cambiar el diálogo interno.

Lo primero es: no tener miedo

Eres una delas tantas personas que le toca vivir esto pero eso no significa en absoluto que tengas algún desequilibrio mental raro o incurable.  Tu esquema de pensamientos actúa de una manera particular debido a situaciones displacenteras que viviste y que seguramente abordarásen la terapia o irás descubriendo por ti mismo.  Luego lo que hace el cuerpo es responder a estos pensamientos y ahí vienen los síntomas pero esto no significa que tanto tu mente o tu cuerpo están funcionado mal. Es más, tu cuerpo está funcionando bien y déjame explicarte por qué. Somos un ser compuesto por alma, mente y cuerpo y creo que la felicidad consiste en alcanzar una armonía entre esos tres planos. Por este motivo, cuando uno de ellos está en disonancia con el resto es porque estamos haciendo algo mal. En el caso de la ansiedad es el alma que está inquieta porque algo la perturba y eso se transmite al cuerpo y por eso hay que escucharla. Con el tiempo agradecerás y comprenderás que esta señal de alerta haya aparecido porque era necesaria para empezar a desatar esos nudos que no te permiten disfrutar la vida.

Lo segundo es: evita los adjetivos negativos a ti mismo

Dime, ¿tienen algún sentido? Bajo cualquier circunstancia mi respuesta será siempre la misma: ¡no! El diálogo interno con nosotros debe ser sincero pero comprensivo, positivo pero no irreal o lleno de expectativas altas, al menos en esta etapa. Rodéate en lo posible de gente empática y con buenos deseos. El mensaje que proviene de nuestros seres queridos puede tener influencia en cómo nos sentimos pero la historia que nosotros nos contamos es la que siempre tendrá la última palabra y el mayor peso.  Es esencial reconocer donde estamos y darnos el tiempo y la paciencia necesarios para ir avanzando de a poco en la terapia así como acompañar este inicio con palabras dulces y llenas de compasión. Recuerda, somos ambos, el mar y el marinero.

Y por último confía

Confía en el tratamiento y en el terapeuta que elijas, confía en tus capacidades y virtudes.Por lo pronto si estás leyendo esto y si llegaste aquí es porque ya decidiste tomar acción y eso es muy valorable. Además confirma que eres valiente porque lograste sobrellevar tu vida hasta aquí con ansiedad y eso te convierte en alguien fuerte aunque no lo creas o no lo puedas ver.  

La ansiedad llegó a tu vida pero esto no es una sentencia a una cárcel propia sino todo lo contrario. Es el el primer paso que te llevará eventualmente a encontrar razones para amar y disfrutar tu vida y lo más importante, en plenitud y total libertad.

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más