Vive el próximo Retiro Desansiedad
Retiro en
Ansiedad generalizada

Relación entre adicciones y ansiedad

Escrito por
Psic. Fabiola Cuevas

Hace poco vi una película sobre adicción, Amor sin control, donde claramente se puede ver que la adicción sexual es una forma de escapar de la ansiedad, y creo que en muchos sentidos eso son las adicciones; una estrategia para evitar lo que sentimos.

Muchas adicciones para una misma ansiedad

Normalmente les he platicado que la mayoría de las personas viven con ciertos niveles de ansiedad y que cuando se elevan… cada quien tiene diferentes formas de bajarla o adormecerla, de evitarla, de huir de ella. Estos mecanismos son en sí formas de lidiar con la ansiedad, y entre ellos están las adicciones. Comer, tomar alcohol, irte a trabajar o hacer ejercicio compulsivamente, cualquier exceso que haces de forma compulsiva, que no puedes dejar y que te ayuda a distraerte de lo que sientes dentro es en sí una adicción. Por eso en realidad muchas personas tienen ansiedad nada más que no se han dado cuenta (cuando piensas que te parece que nadie más que tu tienes ansiedad piensa en eso).

Vivimos como sociedad huyendo de lo que sentimos, inclusive el llenarnos de programas de televisión y buscar cada dos minutos qué hay en Facebook son formas de evitar lo que sentimos. Y es probable que precisamente eso quemuchas personas con algún tipo de adicción no quieren sentir, es la ansiedad.

Evitar sentir la ansiedad es evitar enfrentarnos a nuestros miedos profundos

En esta película de Amor sin control, hay una escena en la que uno de ellos recae en la adicción sexual en un momento en el que sus niveles de ansiedad suben después de sentirse rechazado o abandonado por una pareja de quien se estaba enamorando. Claramente él se encuentra en una situación de “peligro emocional”, de no ser amado, de enfrentarse a la soledad, al rechazo y/o al abandono. Estos miedos son los que en realidad lo sumergen en un nivel alto de ansiedad, y al no poder quedarse quieto y lidiar con las emociones que está sintiendo…(con el miedo) al no poder inclusive llorar… es que recurre de nuevo a la adicción sexual.

Y ahí encuentra una descarga, una liberación y sobre todo, una fuga de sus verdaderas emociones, de sus miedos y de revivir viejas heridas seguramente que provienen desde la infancia.

En lugar de enfocarnos en la adicción, hemos de ver lo que hay debajo de ella

En lo personal, los grupos de AA (Alcoholicos Anónimos) me parecen muy buenos, aunque claro depende mucho de cómo se llevan a cabo, pero creo que están incompletos aquellos que no atienden la ansiedad que subyace a la adicción, y al simplemente enfocarse en controlar la conducta adictiva. El grupo de apoyo es increíble y muy terapéutico, el apoyo de otros que están pasando por lo mismo que tú, (y por eso es que en Desansiedad buscamos la forma de que existan grupos de apoyo virtuales), pero creo que es fundamental que en estos grupos de apoyo se compartan más herramientas de inteligencia emocional, de saber qué hacer cuando la ansiedad sube.

Pues cuando sucede algo en la vida que reactiva la alerta, el miedo, cuando aumentan los problemas, cuando hay un conflicto con alguien más… entonces sube la ansiedad y se recae en la conducta adictiva. Es por eso que las personas con antecedentes de adicción y ansiedad necesitamos una vida equilibrada, con relaciones sanas y positivas… pero no podemos estar exentos de todo tipo de conflicto, por eso, más allá de controlar la adicción o la ansiedad, hay que saber cómo lidiar con las emociones normales de la vida y sanar los miedos más profundos.

Por eso creo que se dice que una persona adicta es adicta para siempre, (cosa que no creo), pero lo han de creer porque si dejan de enfocarse en la adición y en controlarla, tendrían entonces que enfrentarse al origen de la situación que es la ansiedad o tristeza escondida. Muchas personas con adicción que viven en abstinencia siguen enfocados en que el problema es la adicción y sus vidas giran alrededor de evitarla, se sienten tan fuera de control de si mismos que no pueden si quiera oler un vino por miedo a recaer en el alcoholismo. Para mi, esto no es estar sanado, pues sigue la evitación de la situación central.

Creo que se ha de mantener un equilibrio entre sí atender la conducta que nos daña, pero siempre yéndonos a las causas.

¿Así es que cuál es la relación entre ansiedad y adicción?

Que muchas veces la adicción funciona como una herramienta para lidiar con la ansiedad, y si hemos de ayudar a una persona a salir de su adicción, primero hemos de cubrir la verdadera necesidad que es saber qué hacer con la ansiedad, aprender a lidiar con ella, a sentirla… a enfrentarla.

Pero si bajamos la adicción, como muchas veces pasa, que dejamos de tomar o de fumar, y aparece la ansiedad y no sabeos lidiar con ella, recorremos a otra adicción como comer, comprar o trabajar, yí  aspiremos ir remplazando una adicción por otra porque estamos evitando encontrarnos con nosotros mismos.

Sentir no es peligroso. Encontrarte contigo no es peligroso. Quizás pasas por una etapa de llorar, de desahogarte, de sentirte “sin control”, pero… las adiccioanes, por ms en control que te hacen sentir, en realidad te alejan de lo que te sanará, que es sentir y encontrarte contigo.

En esta misma escena donde el personaje principal recurre de nuevo a la adicción, se puede ver claramente cómo antes de hacerlo tuvo un momento en el que casi llora, yo estoy segura que si se hubiera quedado en sus nhabitació a llorar y liberar la tensión, quizás no hubiera recaído, pues ya estaría cansado como para salir a buscar con quien desahogarse físicamente.

El cuerpo en la ansiedad pide temblar, llorar, y aunque sientes una necesidad de huir, en realidad lo que necesitas es dejar de hacerlo.

Ansiedad por abstinencia

Además de que detrás de muchas adicciones pueda existir ansiedad, esta también aparece en el síndrome de abstinencia, el cual puede ser desde un día después de haber consumido, o bien, cuando dejas de consumir después de mucho tiempo. Cuando tu cuerpo trata de deshacerse de alguna sustancia lógicamente pasa por una etapa de readaptación y cambios internos, que se pueden sentir incómodos, molestos y desagradables, y como quizás la persona no está muy acostumbrada a permitirse sentir lo desagradable, entonces se asusta y empieza la ansiedad.

La ansiedad en muchas ocasiones es generada por la baja tolerancia a la frustración, esos momentos donde no está sucediendo lo que quieres, y al contrario, estás experimentando la frustración de no poder cambiar una situación.

Ante esta intolerancia es que muchas veces desarrollamos ansiedad, ya sea desde antes de caer en la adicción o al dejarla. Y es muchas veces por esta intolerancia que recaemos, además claro de que en el síndrome de abstinencia es fácil recaer pues el cuerpo realmente lo está pidiendo. Pero si ya atravesaste la etapa del síndrome de abstinencia y recaes, es muy probable que sea porque pasó algo en tu vida que aumentó los niveles de tristeza, enojo o ansiedad, no porque no puedas vivir sin consumir, sino porque no supiste qué hacer con las emociones.

Por eso es tan importante tener la práctica de permitirte sentir y aprender que las sensaciones, la frustración y las emociones intensas son pasajeras,y que nosotros podemos tener una actitud de apertura y aceptación ante ellas.

¿Sientes que estás evitando lo que sientes a través de una adicción?

Primero que nada te quiero decir que esto es muy normal en la sociedad ahora, que no te sientas culpable ni mal por estar haciendo esto, realmente no tenemos una cultura sana a nivel emocional, y tenemos muchas emociones con las cuales lidiar y no sabemos cómo hacerlo.

La buena noticia es que no tiene por qué ser tan difícil ni complicado, tampoco tiene que ser muy doloroso. Se trata de que empieces a darte momentos en el día de sentarte a no hacer nada más que estar contigo, esto es muícily dif, muchas personas tienen adicción a hacer y estar en actividad todo el día. Pero… sentarte.. a cerrar los ojos y sentir.. .no tienes que hacer nada más que sentir, estar contigo, sentirte a ti mismo y tu presencia. Vas a encontrar sensaciones y emociones, pues dentro de ti está sucediendo todo eso, pero no es peligroso sentir, y sí muy senador.

Haz las paces con lo que sientes estando en paz con lo que sientes

Con tan sólo observarte y sentirte a ti mismo durante 5 a 10 minutos diarios, empezarás a sentir un cambio en ti. La idea es que podemos encontrar la paz, a través de hacer las paces con lo que sentimos. No se trata de querer quitarlo, cambiarlo o reducirlo, se trata de estar con lo que está pasando en tu interior.

Esta es la práctica que Mindfulness y la terapia de aceptación nos da, el poder experimentar paz en medio del caos interior. No quieras entender tampoco qué es lo que te está pasando, solamente reconoce lo que está pasando, sé consciente de ello, e inclusive, ama eso que sucede en tu interior.

Y quítale tanta atención a la adicción, deja de culparte por recaer en ella, deja de evaluarte en función de qué tanto comes o tomas o lo que sea, enfócate en aprender a sentir tu basto mundo interior y a usar esas emociones de manera propositiva; pintando, escribiendo, usándolas como fuerza para mover las situaciones o cosas que quieres mejorar en tu vida.

Ala par de que vas tomando confianza y habilidad en la práctica de sentir, podrás empezar a elegir en qué momentos ir bajando la conducta adictiva, para enfrentarte a lo que sientes con la práctica que ya tienes. Y cuando las cosas en la vida se pongan difíciles o aumenten las emociones, ya sabrás que tu impulso será ir a correr a evitarlo a través de la adicción, pero ya tendrás una práctica neuronal de mejor enfrentar y sentir.

Vas a ver que si en lugar de recurrir a la conducta adictiva te das un momento para enfrentarte a lo que sientes y permitirte sentir y desahogar… habrá pasado la incomodidad y necesitarás cada vez menos de la adicción.

En pocas palabras:

  • date tiempos para practicar el sentir sin querer cambiar
  • practica el enfrentar y aceptar lo que encuentras en tu interior
  • encuentra otras formas de desahogar la tensión interior
  • aprende a usar tus emociones de forma creativa para crear tu vida
  • ve dejando la adicción a la par de que enfrentas lo que sientes

Reconoce que sí sientes, y sientes mucho

Un patrón que he encontrado en las personas con ansiedad, al igual que en las personas con algún tipo de adicción, es que son muy sensibles. Somos muy sensibles. No como algo malo o negativo, sino como un poder especial que no hemos aprendido a utilizar.

Sí, sí nos afecta más el conflicto, las tensiones, los problemas, las profundidades de la vida misma… pero es no significa que no podamos ser felices o estar en paz. Simplemente significa que necesitamos aprender a hacer uso de este don, como se conoce, de las personas altamente sensibles PAS.

Reconocer que sí sientes y que sientes mucho, y que evitar tus emociones te está alejando de ti mismo… te permitirá aprender a enfrentar lo que sientes y saber qué hacer con ello. Desde mi punto de vista esta es la clave para dejar de recurrir a las adicciones.

En conclusión

Creo que es importante que dejemos de estigmatizar a las personas con adicción, que dejemos de enfocarnos en solamente cambiar la conducta y veamos cuál es la función de la adicción, para entonces, cubrir esa función de una forma más asertiva y realmente funcional.

La forma asertiva y realmente funcional sería enfrentar la ansiedad y el dolor emocional que subyace debajo de la adicción, a través de la aceptación, el amor y el uso de esas emociones de forma creativa y propositiva.

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más