Inteligencia emocional

¿Qué hacer con la envidia para que no te haga daño y usarla a tu favor?

Escrito por
Psic. Fabiola Cuevas
Psic. Fabiola Cuevas

Quizás ya has visto por ahí que la envidia es un sentimiento negativo, que nos puede hacer daño y que realmente no es positivo tener. Ante la envidia, es natural que te sientas culpable por sentir todo eso, y el que estés leyendo esto significa que realmente no es algo que te guste y que quieres cambiar. Por eso te quiero compartir qué puedes hacer con la envidia para evitar que te siga generando este malestar.

En general, los pasos que te recomiendo atravesar para usar la envidia a tu favor, son: 

  1. Reconoce que todos los sentimientos tienen una razón de ser y nos pueden ayudar para algo 
  2. Descubre cuál es la necesidad o anhelo que se esconde detrás de la envidia 
  3. Haz un plan para generarte eso que estás necesitando 
  4. Agradece que el otro te ayudó como espejo o maestro de lo que estabas necesitando en tu interior 
  5. Sana tu herida de injusticia dándote cuenta que la realidad de cada quien es responsabilidad de cada uno y que tú puedes generarte eso que necesitas 


¿Qué te viene a decir la envidia? 

Así como lo lees, todos los sentimientos, aunque los consideremos negativos, en el fondo esconden o algo que necesitamos, o algo que anhelamos. 

En el caso de la envidia, esta nos deja ver que hay algo que estamos necesitando y que consideramos que:

  • o no somos capaces de obtenerlo 
  • no merecemos tenerlo 
  • la vida es injusta y no nos lo da 

O sea, tú quisieras tener o experimentar eso que te da envidia de los demás, pero por alguna razón crees que no puedes o mereces tenerlo, normalmente hacemos esto desde una posición de victimez y culpa, donde te percibes incapaz de vivir eso y consideras que es una injusticia. 

Es por eso que en fondo también tiene que ver con la herida de injusticia que nos comparte Louise Bourbeau en su libro de Las 5 heridas que impiden ser uno mismo, pues quizás de niño fuiste reafirmando la creencia equivocada de que la vida es injusta, que tiende a beneficiar a los demás más que a ti. 

Entonces, a la mejor aprendiste a compararte, a magnificar las cosas buenas de los demás, a pensar que si tu tuvieras eso entonces serías más feliz.  (Puedes seguir leyendo sobre Cómo dejar de compararte con los demás e ir a tu propio ritmo aquí https://www.desansiedad.com/blog/te-preocupa-no-ir-al-ritmo-de-los-demas-deja-de-compararte-con-los-demas)

Aquí será importante cuestionar y reflexionar sobre si realmente esa persona es tan feliz como la ves, y si realmente eso que tiene es lo máximo. Y preguntarte, si es realmente algo que tú quieres, o si esconde una necesidad escondida que traes por ahí. 

Por ejemplo, envidias a una mujer que ves plena con su esposo y sus hijos, y te da envidia que tenga esa vida, porque estás soltera y no te sientes feliz. Al sentirte infeliz, y ver la vida de esta persona, puede ser que pienses que “si tuviera todo eso sería feliz”, pero… a la mejor ni ella es feliz, y ni tú serías feliz al tenerlo. A la mejor, en realidad tan sólo te sientes infeliz y es momento de encontrar qué te hace feliz a ti, según tus necesidades, según tu estilo. 

El compararte y ver la vida de los demás, no te permite ver qué es lo que en realidad tú estás necesitando para estar en equilibrio y sentirte bien, y puede ser que pienses equivocadamente que al tener eso que tiene el otro serás feliz. 

O bien, puede sr que sí, que en realidad sí lo necesitas, que en realidad sí lo anhelas. Sí anhelas esa vida con esposo e hijos, y entonces, esto te haría ver que es momento de empezar a hacer un plan y ponerte “las pilas” para ir tras eso que anhelas. 

El otro se convierte en tu espejo y maestro de aquello que crees que necesitas o que realmente estás necesitando. 

Será a partir de tu propia reflexión que llegues a la respuesta. 

Experimentar envidia no te hace mala persona, te hace una persona necesitando algo 

El juzgarte a ti mismo como una mala persona por experimentar envidia, te impide ver lo que en realidad te está pidiendo. Por eso, mi recomendación es que dejes de juzgarte y empieces a explorar qué se esconde detrás de la envidia. 

Recuerda que en esta vida no hay buenas ni malas personas. Los demás no son perfectos y tú no eres imperfecto. Todos somos humanos. Algunos muestran más una cosa que otra, pero en cualquier caso te están reflejando lo que tú estás anhelando, necesitando o creyendo que necesitas. 


Voltearte a ver a ti es la solución 

Hacerte responsable de lo que estás necesitando o anhelando es lo que te sacará de esa posición. Hacer un plan a tu medida, preguntándote qué es lo que realmente tú quieres, y empezar a actuar para ir tras ello. 


En resumen 

No te juzgues por sentir envidia, mejor, agradécele al otro que te permite ver qué es lo que tú crees que no puedes conseguir o hacer, pero que en el fondo quizás estás necesitando, ya sea de forma real y tangible o lo que tener eso significaría en realidad para ti. 

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

Ebook Lo Primero Que Necesitas Saber
TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
te podemos apoyar

Tratamiento para la ansiedad

Accede hoy a un acompañamiento terapéutico en línea con psicólogos especialistas en escucharte y guiarte en tu proceso.

¡Sí, quiero empezar!
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más