Síntomas físicos

¿La ansiedad te puede generar cambios en la temperatura?

Escrito por
Psic. Fabiola Cuevas
Psic. Fabiola Cuevas

Recientemente hemos visto más preguntas relacionadas con este tema, y estoy segura que se debe al miedo a tener COVID-19, lo cual nos ha puesto en una modalidad de auto vigilancia a lo que sentimos, específicamente revisando síntomas como lo es la temperatura y sensaciones en la garganta.

Esto hace que estés más alerta e hipervigilante a lo que sientes, notando con más rapidez cualquier fluctuación en lo que “tendría que ser normal”. Quizás antes también sentías estas fluctuaciones pero no las notabas tanto como ahora. 

Y es lógico que tengas miedo y que estés hipervigilante, y que este mismo miedo y estrés empiece a generar sensaciones en tu cuerpo que a su vez te siguen activando la alerta. O sea, que estamos sumergidos en el círculo vicioso de miedo a tener fiebre o malestar físico y ese mismo miedo nos genera sensaciones que nos hacen dudar de nuestra salud, aumentando así el miedo. 

En pocas palabras, el estrés, el miedo y la ansiedad, sí pueden ocasionar cambios notables en tu temperatura corporal, e igualmente, puede ser que no tengas cambios como tal, pero que tu percepción sí sea de sentirte con una temperatura alta. Esto se ha denominado como fiebre psicógena o psicogénica, que es cuando el cambio de temperatura no se debe a ninguna causa física tangible, sino a la presencia de un estrés sostenido en el tiempo. 


Tu sistema nervioso autónomo regula la temperatura de tu cuerpo

Lo que sucede cuando se activa la alerta, es que tu sistema nervioso busca equilibrarse a sí mismo. 

En esta búsqueda de su propio equilibrio sentirás cambios en las áreas que controla el sistema nervioso autónomo, que son precisamente funciones autónomas de las que tú no tienes que pensar o mandar la indicación de forma consciente. 

Tu sistema nervioso autónomo regula prácticamente todas las funciones vitales de tu cuerpo, él es tu mejor aliado que te ayuda a que puedas hacer lo que te gusta, mientras que él se encarga de mantener el equilibrio. 

Y por supuesto, uno de los equilibrios que regula constantemente, es el de la temperatura. Prácticamente todo el tiempo está haciendo un ajuste de la temperatura interna y externa, para estar en un equilibrio que en termómetro se refleja con un 36.5 grados centígrados. 

Dentro de ese equilibrio puede haber fluctuaciones, por eso es que se dice que propiamente estás presentando fiebre si estás por arriba de los 37.5, un grado más de lo que sería un promedio estable. 

Entonces qué pasa, que si estás con mucho miedo y estrés, con la alerta encendida todo el tiempo, tu sistema nervioso autónomo estará trabajando el doble o el triple, buscando aún más regresar a su equilibrio, y es ahí donde puedes llegar a percibir tu rostro caliente, o como una sensación de tener fiebre, pero sin llegar a los 37.5 grados centígrados de temperatura. Lee más sobre cómo apagar la alerta (insertar enlace post cómo apagar alerta)

O sea que la ansiedad no te va a generar fiebre, más sí te puede hacer sentir como si la tuvieras, o como si te percibieras más caliente en tu piel de tu rostro. 

Aunque te diré que en lo personal después de un día muy intenso a nivel emocional, mezclado con una alta exigencia de rendimiento laboral, he presentado fiebre sin estar pasando por algún proceso de enfermedad en forma, pero han sido muy pocas ocasiones y el desgaste fue muchísimo. Realmente, de forma oficial, la ansiedad no te genera fiebre, aunque sí te puedes sentir con febrícula (temperatura entre 37 y 38) ante una intensidad emocional. 


Revisa si tu sensación de temperatura alta se presenta junto con otras sensaciones

Yo les digo “shots de ansiedad” a esos momentos donde tu cuerpo, por alguna razón, decide que es momento de liberar tensión y adrenalina. Son momentos donde te sientes con el corazón acelerado, inquieto, con miedo, quizás malestar estomacal, sensación de hormigueos, y por supuesto, sensación de frío o caliente interno. 

Si notas que se presenta con algunas de estas sensaciones, entonces es probable que más allá de estar en un momento de alta temperatura, estás en un momento de shot de ansiedad, y lo que hay que hacer en ese momento es lo necesario para poderte autoregular y relajar. Y confirmar, por ti mismo, que después de hacer esto, te encuentras mejor. 


Tener fiebre es un llamado de atención, y a la vez es algo positivo que hace tu cuerpo

Oficialmente, si tu cuerpo ya llega a una temperatura de más de 37.5 significa que ya está activando un mecanismo de defensa mayor, como por ejemplo para sanar de infecciones o procesos virales. La fiebre es buena, en el sentido de que tu cuerpo se está activando para mandar todos sus soldados internos para contrarrestar cualquier proceso inflamatorio que esté sucediendo en tu interior. 

Muchas personas suelen tomarse algo para bajar la fiebre inmediatamente que llegan a los 37.5, pero la recomendación que he recibido de varios médicos, es que esto no es bueno, pues interrumpimos el proceso natural del cuerpo para defenderse a sí mismo. Recientemente entré a un curso con un doctor del grupo de Sanantes, quien nos decía que es bueno dejarnos tener fiebre, hasta que no rebasemos los 38.5 grados. Pues de esta forma permitirás que tu cuerpo haga lo que está haciendo para sanar. 

Así es que si te sientes con fluctuaciones en tu temperatura, pero no llegas a los 37.5, tómalo de la misma forma: tu cuerpo está haciendo algo para restablecer su equilibrio. Y procura ayudarle a tu cuerpo, ¿cómo?  yendo a descansar, estirarte, salir al contacto con la naturaleza, hidratarte, hacer respiraciones diafragmáticas, ejercicios para el nervio vago y nutrirte de forma positiva.


¿Qué hacer para disminuir esta sensación y el miedo? 

Si bien es importante la revisión médica y descartar cualquier infección o proceso físico que requiera atención, hay muchas cosas a nivel psicológico y emocional que puedes hacer al respecto. 

Necesitamos salir del ciclo de la alerta y del miedo, trabajar el miedo profundo a enfermar, tener planes de acción ante esa posibilidad, sentir que cuentas con apoyo médico de tu confianza, para que te sientas más respaldado en lugar de sentirte a la deriva ante toda esta situación. Y de esta forma, activar un poco menos la alerta cuando sientas alguna fluctuación en tu temperatura. 

A medida de que tú te dediques a ayudarle a tu cuerpo a recuperar su equilibrio, estando más tranquilo, trabajando en bajar esa alerta, entonces tu cuerpo ya no tendrá que generar tantas fluctuaciones en este sentido. 

A la par, ve trabajando en disminuir la cantidad de veces que revisas tu temperatura, ya sea directamente con la mano o con el termómetro, para ese tema, te recomiendo leer este post. (insertar enlace) 

Se trata de saber que estás haciendo lo mejor que puedes para cuidarte, tanto en tus hábitos como en tu autocuidado, y después, soltar y confiar en tu cuerpo. En lo personal lo que me ayuda es saber que si mi cuerpo necesita de mi, va a llamar mi atención, que no tengo que estar hipervigilándome todo el tiempo, sino más bien, estar presente en mi cuerpo, eso sí, habitarlo con conciencia pero no para estarlo revisando sino para sentirlo. 

De todas formas, en los últimos meses sí me he sentido más en alerta y reconociendo estos cambios en mi temperatura, por unos días caí en la conducta de estarme revisando, pero apliqué las recomendaciones que aquí mismo te dejo y la preocupación disminuyó bastante. 

Así es que inténtalo, espero te ayude y recuerda que si le ayudas a tu cuerpo a estar tranquilo y en equilibrio, él hará lo mejor que puede y sabe para ayudarte a tener salud de regreso. 

Recuerda que nosotros podemos apoyarte en saber qué hacer con la ansiedad y cómo autoregularte, ya sea a través del programa en línea de Dale alas a la ansiedad, o la terapia en línea. (insertar enlace)


Considera estos puntos también 

Me parece muy interesante todo el tema de la temperatura corporal, y creo que es importante que sepas estos datos curiosos: 

  • las mujeres suelen tener una temperatura mayor que los hombres, fluctuando entre unos .2 o .4 grados de diferencia
  • las bebidas calientes y los alimentos picantes también pueden aumentar tu temperatura 
  • cuando te enojas o experimentas mucho miedo, tu piel aumentará su temperatura al llevar más sangre a tu rostro, es por eso que el estrés se relaciona con el enrojecimiento facial, y de ahí es que puedes sentir más caliente tu cara, sobre todo ante situaciones de vergüenza o mucho enojo contenido 
  • la temperatura corporal cambia según los lugares en los que se mide, e igualmente, tendrías que revisar la precisión del aparato que usas para medirte 
  • la temperatura también cambia a lo largo del día
  • la temperatura cambia según el ambiente exterior y el clima 
  • la temperatura cambia según tu ciclo hormonal, aumentando durante los días de ovulación y la menopausia 


En conclusión 

La ansiedad, el miedo y el estrés sí pueden hacerte sentir con fluctuaciones en tu temperatura corporal, más no hacerte llegar a presentar una fiebre como tal, salvo en alguna ocasión muy excepcional después de una carga emocional muy fuerte. Si estás presentando más de 37.5 grados de temperatura corporal, revísate con un médico, y a la par trabaja en ayudarle a tu cuerpo a regresar a su equilibrio a través de los ejercicios de relajación y cubrir tus necesidades físicas.


gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

Ebook Lo Primero Que Necesitas Saber
TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
te podemos apoyar

Tratamiento para la ansiedad

Accede hoy a un acompañamiento terapéutico en línea con psicólogos especialistas en escucharte y guiarte en tu proceso.

¡Sí, quiero empezar!
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más