Ansiedad generalizada

¿Cómo descubrir a tu niño interior?

Escrito por
Psic. Fabiola Cuevas

Algunas veces te preguntarás ¿Cómo es mi niño interior?, y es que ha pasado tanto tiempo desde la última vez que contactamos con él que ya hemos perdimos de vista a esa pequeña parte que nos habita y forma parte de nosotros mismos.

Hola, soy Maricarmen y en este post quiero que recorramos un camino juntos para descubrir algunos aspectos de tu personalidad que pueden estar reflejando a tu niño interior, y que se encuentran poco claros porque ya te acostumbraste a responder como un niño-adulto insatisfecho, que anda buscando afanosamente que “otros” cubran sus necesidades.

Tu personalidad refleja a tu niño interior

Aunque parezca misterioso, saber cómo eras, que hacías, como actuabas, en qué soñabas, cuales eran tus juegos. Como si fuera algo perdido en las tinieblas y que pareciera desaparecer en la memoria, ese pequeño dentro de ti sigue existiendo, sobre todo en aquellas emociones que no tienen explicación, surgen de repente sin saber de dónde vienen, cuando percibes que alguien no te puso atención, o cuando deseas recibir afecto y te quedas decepcionado de que no obtienes lo que esperas.

¿Qué disfraces utiliza tu niño interior?

A veces lo disfrazamos como un adulto exigente, demandante, autoritario, complaciente, temeroso, deprimido, ansioso, dócil, obediente, simpático, que tiende a la perfección y el control.

Te invito a que vayas identificando qué es lo que hace que tú niño(a) interior se accione,  esta no es una tarea fácil, ya que nos hemos cubierto con capas de actitudes que nos impiden reconocer cuándo actúa el niño y cuándo el adulto, nos andamos confundiendo y de hecho se nos dificulta reconocer quién es el que responde, ¿Quién tiene el mando de nuestra vida?, porque verás, si aprendes a darte cuenta cuando tu niño actúa, entonces te será fácil distinguir con cuántos niños insatisfechos como tú te enganchas, y es una historia sin fin de necesidades insatisfechas y culpas, ya que esperamos que los demás cubran nuestras necesidades, en especial, las personas significativas en nuestra vida, llámese, padres, hermanos, pareja, amigos, jefe en el trabajo, etc.

Síguele la pista a tu niño interior

Para lo cual te pido que observes a tu hijo(a), a tu sobrino(a) o cualquier niño(a) que se encuentre cerca de ti y te des cuenta de las cosas más obvias por las que pasa un niño(a) para que conectes con ese ser interior que aún vive dentro de ti.

Puedes preguntar también a los adultos que te conocieron de pequeño(a) como actuabas cuando eras niño, que te gustaba, que no te gustaba, cuales eran tus sueños, que te influenció y te llevo a ser el que hoy eres, sin culpas, ni reproches sino con la intención de reconocer quien eres y tu origen, para entonces sí, poder hacer algo al respecto asumiendo como adulto la responsabilidad de cuidar, proteger y contener a tu niño interior.

Lo que he descubierto es que en el fondo de una personalidad ansiosa o deprimida existe un niño insatisfecho que quiere que sus necesidades sean cubiertas, y al no ser cubiertas, empieza a exigir, hacer berrinches, a llorar, ponerse triste, se enoja, se minimiza, se culpa, evade, esto se encuentra olvidado en el fondo del iceberg y es lo que te invito a resolver para poder vivir una vida en plenitud, libre de ansiedad y depresión.

En la investigación de mis actitudes de niña, descubrí que trataba de ser una niña muy controlada, obediente, ya que no expresaba mi disgusto o desacuerdo, y que al tener tanto miedo de las discusiones con mi padre, prefería guardarme mis sentimientos, para mí fue una solución fácil para sobrevivir al miedo que me daba que mi papá se molestara, sin embargo, dentro de mí se quedó atrapada una niña-adulta insatisfecha que tenía mucho miedo a disgustar a mis figuras de autoridad, creándome una personalidad temerosa del conflicto, callada, apartada para no molestar, todo antes de molestar o incomodar a los demás.

Lo cual me llevó a experimentar decepciones y fracasos personales, por no expresar mis inconformidades a tiempo, hasta que explotaba y la mejor manera de hacerle frente a eso que guardaba dentro de mí, era deprimirme y estar ansiosa de que algo o alguien viniera a salvarme.

En el fondo mi necesidad era que mi padre me escuchara y comprendiera, pero al darme cuenta que eso no era posible, decidí callar, para no provocar problemas, pero mi necesidad seguía sin resolver, hasta que me decidí hacerme cargo y expresar mis desacuerdos sucediera lo que sucediera, al principio salieron de forma “ruda” como yo la llamo, hasta que fui expresando poco a poco mis opiniones, dándome cuenta que no era ya más asunto con mi padre, sino mío.

Esta vivencia que te comparto es para que te des una idea de cómo nuestro niño interior sigue buscando satisfacer sus necesidades.  Si nos damos a la tarea, podríamos encontrar una variedad de ejemplos en actitudes y conductas que no funcionan más para nosotros y que corresponden a un niño que necesita cubrir ciertas necesidades, que quiere ser feliz y sentirse protegido.

En conclusión

Es cierto que al principio es complicado identificar a nuestro niño interior porque no estamos acostumbrados a ponerle atención, a partir de hoy, podemos iniciar una relación cercana con él, estando atentos a sus actitudes y respuestas.

Recuerda que entre más en contacto entres con tu niño interior, aprenderás a reconocerlo y cuidarlo.

Cada vez que te percibas en ciertas actitudes como queriendo tener la razón, imponiendo, exigiendo, con miedo, criticando, callando o frustrándote porque algo no se resuelve como esperabas, haz un alto y reflexiona:

  • ¿Cuál es la actitud más común con la que se presenta mi niño(a) interior?
  • ¿Cómo puedo cubrir la necesidad insatisfecha detrás de esa actitud?
  • ¿De qué manera puedo acompañar y contener a mi niño(a)?

Respondiendo a estas preguntas te será más fácil ir al re-encuentro con tu niño/niña interior, platícanos como es para ti esta experiencia.

¡Hasta pronto!

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más