Recursos
Desansiedad icono

¿Cómo soltar el control?

Controlamos porque fue la manera en la que descubrimos que podíamos tener cierta certeza y sensación de seguridad, pero con el tiempo, pretender tener el control sobre todas las cosas es contraproducente.

Ansiedad generalizada

Comprende por qué quieres controlarlo todo 

Creo que para soltar el control primero hay que comprender el por qué detrás de esta conducta o tendencia, y saber que si lo haces es porque fue la manera que encontraste de sentirte mas seguro y a salvo, con cierta certeza sobre las cosas, el futuro o sobre los demás. 

Recuerda que una de nuestras necesidades básicas es evitar el sufrimiento, y cuando las cosas a nuestra alrededor salen de control, principalmente cuando éramos niños, entonces… sufrimos. En esos momentos concluiste que para sentirte mejor necesitabas tomar las riendas, de lo que fuera que podías tomarlas en ese momento. 

Por otro lado, aprendes a controlarte a ti mismo como un intento de ser esa persona digna de respeto, aceptación o pertenencia. Cuestiones que también son fundamentales para nuestra supervivencia. Y aprendiste a pretender controlar a los demás igualmente para evitar que te rechazaran, abandonen o hagan cosas que te puedan lastimar. 

Tener el control es tener el poder, y con eso, creer que evitas el sufrimiento. 

La ilusión del control 

El meollo de este asunto, es que pretender tener el control de absolutamente todas las cosas que suceden en ti y a tu alrededor, te sumerge en una ilusión, en la que tú crees que tienes el control pero en realidad siempre estamos expuestos a que sucedan cosas que salen de nuestro control. 

Es una ilusión creer que tienes el control y también pretender tenerlo siempre, es una ilusión también, creer que teniendo el control te vas a sentir (por fin) a salvo, protegido y con todo listo para poder relajarte. 

Es una ilusión que nunca se cumple ¿cierto? rara vez puedes acostarte y respirar profundo diciendo “ahora sí, ya tengo el control de todo, ya estoy a salvo”. Y esto es porque si tienes la creencia y hábito de “tengo que controlarlo todo”, pues eso es lo que harás, buscar controlarlo todo, y como es imposible controlarlo todo… pues vivimos en una constante búsqueda de control inalcanzable. 

¿Realmente te ayuda pretender tener el control de todo? 

Otra cosa para ir soltando el control es dimensionar la cantidad de desgaste, estrés y tensión que te significa estar luchando por tener el control. Una vez que te das cuenta que en realidad no te estás relajando con este comportamiento sino que por el contrario, cada vez te estresas más, puedes empezar a poner en una balanza la situación y animarte a irlo soltando. 

Trata de reflexionar cuánto tiempo, esfuerza y atención pones en mantener el control de ti, de la vida y de los demás, y analiza si realmente te está dando los resultados que esperas que te de. 

Cambia el control por “tomar las riendas” 

Al mismo tiempo que soltamos el control, hay que reemplazarlo por tomar las riendas. Por tomar las riendas me refiero a hacerte responsable de aquello que sí te corresponde hacer, resolver o lograr. No es lo mismo soltar el control y dejar que la vida decida por ti, a tú tomar tus decisiones sobre ti mismo con la flexibilidad de que el camino y las circunstancias se vayan modificando según todos los factores que salen de tu control. 

Pero lo que sí puedes hacer es tomar las riendas de tus decisiones, incluso, de la decisión en cada momento que tomas cuando las cosas salen de control. Aunque eso de “salen de control”, también es una ilusión porque de cierta manera la vida y los eventos van sucediendo y no es como que alguien esté controlándolos y de repente se descontrolan. 

Más bien, yo lo entiendo como que vamos en un flujo constante de “causa-consecuencia”, y lo que sí podemos hacer, es determinar qué cosas quieres hacer ahora para sembrar las causas de futuras consecuencias. 

Si quieres controlar el futuro, entonces, siembra en tu presente aquellas fortalezas, habilidades o circunstancias que aumentarán las probabilidades de que pase lo que pase en el futuro sabrás enfrentarlo de mejor actitud, y visualiza lo que sí quieres que suceda al mismo tiempo que sueltas la expectativa de que suceda. 

Haz lo mejor que puedas, y suelta lo demás 

Esta frase a mi me ha ayudado mucho en mi vida. Yo me ocupo de preguntarme qué quiero para mi y para mi vida, y después, emprendo una serie de acciones que creo que me ayudan a generar eso, pero con la actitud de que incluso haciendo mi mejor esfuerzo, no puedo asegurar el resultado, o que a la mejor llego a otro resultado diferente. 

El punto es que no porque te esfuerces en hacer lo mejor que puedas significa que tengas que controlar el resultado, y soltar esa expectativa es soltar el control, para entonces sí dedicarte a hacer lo que en el momento presente necesitas hacer para tu propio bien. 

Así es que ¿cómo soltar el control? 

  • comprendiendo por qué y para qué lo haces 
  • dándote cuenta que realmente es una ilusión 
  • poniendo en balanza el desgaste que te genera versus la relajación que obtienes 
  • haz lo mejor que puedes y suelta la expectativa del resultado 
  • asume la responsabilidad de lo que sí te corresponde 
  • regresa al otro la responsabilidad de lo que le corresponde 

Ejercicio, en la práctica 

Algo que puedes hacer para pasar a la acción, es hacer una lista de todas las cosas que controlas de ti, de los demás y de la vida. Y después, eliges las que te parece que sería más fácil para ti empezar a soltar el control sobre de ellas. Elige una de cada categoría (yo, otros, la vida), y escribe todas las acciones que llevas a cabo que te significan esforzarte por controlarlas, y la exposición en este caso sería dejar de hacer esas actividades, lidiando con la ansiedad que eso te genera. 

Igualmente, te preguntas qué cosas harías diferente si no pretendieras controlar esas situaciones, y eso sería lo que podrías empezar a hacer. 

Por ejemplo: 

Creencia o comportamiento: “Quiero controlar que todo el tiempo me sienta bien” 

¿Qué cosas hago para controlar esto? 

  • me reviso constantemente mi estado de ánimo 
  • leo compulsivamente información de superación personal 
  • cuando siento algo raro o me siento mal lo evito rápidamente 

Si no controlara este aspecto de mi mismo, ¿qué cosas sí haría? 

  • dejaría de revisarme y disfrutaría más del momento presente 
  • leería solo lo que me llama la atención y realmente me hace bien 
  • me permitiría sentir los momentos de malestar  
  • no le preguntaría a los demás cómo me ven o qué opinan de mi estado de ánimo 

Espero que con este ejercicio puedas tener mayor claridad de las cosas que sería bueno dejar de hacer y cuáles otras empezar a incorporar. 

¿La idea de soltar el control te aumenta la ansiedad? 

¡Claro! es lógico, porque si pretendes controlar es por algo, es por esa ilusión de seguridad que te da, y pensar en soltarlo te hace sentir en peligro, vulnerable, indefenso. Pero es que soltar el control no significa que vayas a dejar que te suceda todo lo que pueda sucederte, vas a poner límites y tomar riendas para sí generarte las cosas que son ideales para ti, pero sin el estrés y desgaste de querer estar como tu mente te dice que tienes que estar, o querer que todo suceda como crees que tiene que suceder para que no sufras. 

Quizás al soltar el control te sorprendes de que incluso las cosas suceden de una mejor manera a la que te imaginabas, quizás los demás te sorprenden, quizás la vida te sorprenda también. 

Reflexión final 

Al soltar el control, dejas que otros se ocupen de lo suyo y tu de lo tuyo 

Si sueltas el control entonces ¿qué tomas? la responsabilidad, las riendas de lo que sí te corresponde, y le regresas al otro la responsabilidad sobre su propia vida, sentimientos, decisiones y pensamientos. 

Pretender controlarlo todo nos pone en un lugar de superioridad que en realidad viene de que nos sentimos tan indefensos ante las circunstancias que nos rodean, que les tenemos miedo, entonces, por eso mejor evito el sufrimiento y controlo. Pero si te fijas bien, la vida no está en tu contra, no tienes por qué seguirte protegiendo de algo que te lastimó en el pasado. 

Acepta la indefensión y sana la herida que te llevó a controlarlo todo, para que puedas conectar contigo, con los demás y con la vida tal y como es, y no como quisieras que siempre fuera. 

Y sobre todo, recuerda que pase lo que pase con los demás y con la vida, mientras estés en conexión contigo y con tu red de apoyo, sabrás salir adelante. Muchas veces controlamos porque queremos evitar el sufrimiento que tuvimos en el pasado, es como si no quisiéramos que se repitiera eso que nos dolió, pero no nos damos cuenta que vivir protegiéndonos y controlando nos aleja de realmente disfrutar y estar tranquilos.

Gratuito

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

Comprende por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es una guía gratuita que te da respuesta a las principales preguntas de la ansiedad
Ebook gratuito Lo primero que necesitas saber de la ansiedad
Gratuito

Educando a nuestros hijos a través de la conexión

Te acompañamos a entender cómo puedes generar un vínculo estrecho con tus hijos para beneficiar su desarrollo.
Ebook Desansiedad Educando a nuestros hijos a través de la conexión
Logo Desansiedad
Mira el podcast con video en youtubedesansiedad facebookicono des instaframDesansiedad Spotify

Somos especialistas en el tratamiento de la ansiedad a través de programas en línea, terapias en línea, retiros y libros que permiten a miles de personas en el mercado de habla hispana, recuperar su bienestar.

Política de PrivacidadTérminos y condiciones
El nombre y logotipo de Desansiedad son marcas registradas.
💜  Hecho en México - 2022
Logo Desansiedad
Mira el podcast con video en youtubedesansiedad facebookicono des instaframDesansiedad Spotify

Somos especialistas en el tratamiento de la ansiedad a través de cursos en línea, terapias en línea, retiros y libros que permiten a miles de personas en el mercado de habla hispana, recuperar su bienestar.

Servicios

Recursos

Nosotros

💜  Hecho en México - 2022
Política de PrivacidadTérminos y condiciones
El nombre y logotipo de Desansiedad son marcas registradas.