Colega psicólogo, esto es lo que tu cliente con ansiedad necesita de ti

Mucho se dice que sólamente quien ha vivido la ansiedad en sus altas intensidades o como casi un estilo de vida, comprende realmente a otra persona con ansiedad. Pero al mismo tiempo, existen los psicólogos y terapeutas que gracias a su empatía, experiencia y estudios pueden serte de mucha ayuda, inclusive si no han vivido la ansiedad. Aún así, de vez en cuando aparece algún consejo, recomendación o ejercicio que no va indicado a la ansiedad, y en este post te quiero platicar sobre eso.

Querido colega psicólogo,

Te platico que desde hace más de 10 años llevo trabajando casi exclusivamente con personas con ansiedad en consulta e intercambiando con ellos a través de diferentes medios. Y lamentablemente, muchos han llegado sintiéndose peor a raíz de una consulta desafortunada con algún psicólogo, perdiendo la confianza en la terapia y reafirmando que lo suyo no tiene solución. Yo sé que la responsabilidad es compartida, pero hay veces que me platican ciertas cosas que realmente creo que necesitamos mejorar como terapeutas.

A mi me pasó un poco con las primeras terapias que tomé, que eran buenas, pero en sí no estaban especializadas en la ansiedad, y dado que no veía mejoría y que no me sentía entendida, concluía que seguramente lo mío era algo más, que era algo más grave, pues ¿cómo era posible que iba a terapia y no me sentía mejor? ¿por qué no hablábamos de la ansiedad en terapia? ¿por qué sólo hablábamos de otras cosas? ¿por qué me insistía que lo que pensaba no era verdad si yo estaba segura que sí? ¿qué pruebas tenía para decir eso?

Entiendo que la ansiedad tiene relación con muchas cuestiones, pero sí creo que es importante que si vas a recibir personas con ansiedad, te especialices en el tema y a profundidad, pues hay ciertas implicaciones importantes que te ayudarán a sentirte con mayor confianza y satisfacción de acompañar a tu cliente en su camino de recuperación.

Así mismo creo que es importante que a la par que resuelves las cuestiones de su vida personal, su pasado o su forma de interpretar la vida, conozcas sobre cómo funciona la ansiedad más allá de lo que estudiamos en la carrera.

Así es que he hecho una lista de algunas recomendaciones muy sencillas a considerar: 

  • Por más que tú sepas que la causa de sus sensaciones o pensamientos tiene que ver con el pasado o con su manera de interpretar la realidad, la prioridad es ayudarle a saber qué hacer en los momentos que aparecen esas sensaciones o pensamientos, en los momentos que aparece la ansiedad. Y la solución no está en la distracción, tampoco en ponerse a respirar, es importante enseñarle en consulta a cerrar sus ojos y empezar a sentir ese momento con aceptación, observación sin juicios y con curiosidad, mientras que se relaja estómago, se permite la liberación de tensión y ya después, se da paso a la respiración y relajación (al menos esto es lo que veo que sí funciona).

  • La psicoeducación es clave, clave, clave, clave para apoyarle a tu cliente, es súper importante que le expliques como si fueras maestro, qué es la ansiedad, cómo funciona, y por qué no está en peligro, ni físico, ni mental. (para eso, tú has de saber al respecto) 

  • Sí creo conveniente que te prepares y estudies sobre el sistema nervioso, más allá de lo que es el simpático y el parasimpático. Por ejemplo, sabías que hay una etapa intermedia entre estos dos sistemas que funciona a partir de la tensión, y es la que permite el paso de la activación a la relajación? Esta etapa es muy importante para sentirnos mejor de la ansiedad, pues sin liberar la tensión no podemos pasar a la relajación (a veces claro)

  • Te recomiendo mucho sumergirte en el mundo de Peter Levine, y las nuevas investigaciones sobre cómo el trauma emocional, en conjunto con la memoria del cuerpo, puede ser el disparador de las sensaciones físicas desagradables y la emoción de miedo ante ellas, ya luego puede venir la interpretación, pero... no siempre todo es iniciado por un pensamiento, a veces, es a través del cuerpo.

  • Igualmente, conoce sobre la relación de las sensaciones físicas de la ansiedad con el aparato digestivo, la alimentación, la hidratación, el sueño y el ejercicio, así como la postura y prácticas como el yoga, todo esto le ayudará a tu cliente a sentirse mejor.

  • Ayúdale a tu cliente (o como dice Ángel, a tu resiliente) a identificar cuáles fueron las experiencias que lo llevaron a sobre activar el mecanismo de alerta que ahora se activa involuntariamente ante estímulos parecidos, y poder sanar esas experiencias, diferenciándolas de las del momento presente, normalmente la activación de la alerte viene por experiencias dolorosas del pasado.

  • Muéstrale y psicoedúcale en cómo funciona la mente y el cerebro, cómo interpretamos la realidad. Para esto, sí es importante que sepas sobre cognición, en relación a los diferentes tipos de sesgos, que se activan en función de creencias y esquemas, ya que en la ansiedad se activan muchos sesgos y profecías autorealizadas en función de sus mismas creencias (Aquellas que se formaron a través de las experiencias) 

  • Descubre cómo el contenido de sus miedos y pensamientos negativos, aunque no sean reales, sí tienen información de valor para descubrir cuál es el tema profundo a resolver, para eso hay herramientas como el "qué es lo peor que podría pasar", que te lleva de la punta del iceberg a la causa real. 

  • Trata de ver a la ansiedad como una muestra de algo más profundo que está sucediendo, para mí, la ansiedad no es una emoción que se activa en momentos inesperados, es más allá de eso, la emoción es la angustia, pero la ansiedad proviene de un conjunto de creencias, estilos de personalidad y de enfrentamiento al estrés aprendidos y auto protecciones que en su momento le ayudaron a sobrevivir a tu cliente. 

  • Por favor, no te adelantes a diagnósticos tempranos, y mucho menos le digas "estos son rasgos de x" sino que más bien, ayúdale a comprender lo que le está sucediendo, para que su mente deje de fugarse a posibles enfermedades, tanto físicas como mentales. 

  • Evita caer en el susto o prisa por quitar las sensaciones, evita caer en el error de que realmente algo malo le está pasando y adelantarte a enviarlo con el psiquiatra, trata tú también de relajar tu estómago y aceptar tu propio miedo, para que no le pases tu prisa por quitarse las sensaciones, ya que al enfrentarse a las sensaciones y liberar la tensión, su propio cuerpo se auto regulará, y ambos crecerán en confianza. 

  • Sí, pídele que se haga un chequeo médico general, que se revise la tiroides y sus niveles de glucosa en sangre, pero no te adelantes a asegurar que la ansiedad tiene relación con algo de esto, ni mucho menos le hagas sentir que seguramente todo lo que siente es por una enfermedad, lo tendrás en agonía hasta que lleguen los estudios, los cuales seguramente que saldrán bien. 

  • Igualmente, evita asustarte o juzgar sus pensamientos negativos, evítate el desgaste de querer diagnosticar a través del contenido de un pensamiento, pues en la ansiedad realmente cualquier tipo de pensamiento es posible, puedes revisar algunos de sus pensamientos más vergonzosos en este post. Te platico que muchas personas nos escriben platicándonos que no se animan a decirle sus pensamientos al psicólogo, por miedo a que los manden directo a un hospital o los tachen de algo que no son. En la ansiedad, la mente toma contenido de la información que tiene a la mano, la cual concuerda con temas más profundos a resolver, no significa que el pensamiento en sí sea real o que realmente esté queriendo hacer ciertas cosas, significa que tiene miedo a eso, porque así funciona la ansiedad. 

  • Definitivamente necesitas conocer ejercicios y herramientas de relajación, más allá de nada más sentir la respiración. Es importante primero liberar la tensión a través de ciertos ejercicios para después pasar a la relación. 

  • Ten un balance entre resolver cuestiones emocionales del pasado, estresores del presente e interpretaciones en general, no te pelees con el pasado pero tampoco pienses que toda la solución está ahí, pues tu cliente trae necesidades puntuales de su presente por resolver. La idea es un equilibrio entre las dos. 

  • Por favor, no le digas que esto es para siempre, que tendrá que lidiar con esto siempre, pues en primera, no es verdad, y en segunda, no le ayuda a sentirse mejor. 

  • Ayúdale y motívalo a exponerse a sus miedos, pero no de golpe, ni con preparación previa. Aprende sobre el poder de la visualización, la desensibilización y exposición progresiva al miedo, para que sea en un proceso gradual en el que vaya ganando confianza.

Si pudiera hacer un resumen de comentarios y experiencias desafortunadas que considero inapropiadas en una consulta, son las siguientes:

  • Es que el psicólogo me dijo que tengo rasgos esquizoides o paranoides y que tenemos que ver cómo evolucionamos, porque si sigo así, probablemente me tengan que internar

  • Mi psicóloga me dijo que si no me relajo pronto, me puede subir la presión y podía desarrollar un problema de corazón

  • Mi terapeuta me dijo que no le haga caso a los pensamientos, que me ponga a pensar en algo más (está bien trabajar en aceptar y fluir con los pensamientos, pero hay que darles un poco más de información no nada más así no pienses en ellos pues... es casi imposible no pensar en ellos jeje)

  • Mi psicólogo me dijo que tengo que ir al psiquiatra y no quiero, que si no voy al psiquiatra no puede trabajar conmigo (mi recomendación: si tú no tienes herramientas para ayudarle a tu cliente a bajar por si mismo las sensaciones, mándalo con otro terapeuta que sí sepa, no necesariamente se necesitan los medicamentos)

  • Mi terapeuta me dijo que si no pongo de mi parte, ya no me va a poder atender

¿Tienes alguna otra recomendación para nuestros colegas psicólogos o terapeutas?

Psic. Fabiola Cuevas
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.

También podría interesarte...

Obten información gratuita sobre Desansiedad

¿Quieres estar más en contacto con nosotros,
y recibir información de valor en tu correo electrónico?
Hemos recibido tu información con éxito. :)
Oops! Puedes intentarlo más tarde

En Desansiedad, te ayudamos a transformar la ansiedad en libertad

¡Comienza hoy a aprender qué es la ansiedad y que puedes hacer para sentirte bien! Únete a las miles de personas, que han descubierto el propósito de la ansiedad en su vida.
Sí, quiero empezar hoy