Alivia tu corazón abriendo tu pecho

Cualquier síntoma de la ansiedad puede ser en cierto grado tolerable, pero que nos duela el pecho o el corazón… eso no, ese sí nos preocupa, nos alarma de más y nos mete más sospechas en la cabeza, y claro, sabemos que nuestro corazón mantiene a nuestro cuerpo andando, ¿cómo no habríamos de asustarnos si nos duele? Pero quizás el dolor se debe a tu postura física y ante la vida.

Desgraciadamente, el asustarnos sólo empeora las cosas, pues agrega tensión a la tensión que ya existe.  Es por eso que en esta ocasión te quiero platicar sobre la importancia de la postura y de abrir tu pecho para sanar o aliviar tu corazón.

Tu postura dice que estás cerrado

Si te fijas y te auto observas durante un día completo, te darás cuenta que constantemente encorvas la espalda llevando los hombros hacia delante, bajando un poco la cabeza y apretando todo el tórax, tu pecho y tu espalda también.

Esta postura significa dos cosas:

  1. te estás queriendo proteger de no salir lastimado, por eso te encorvas y encierras o proteges el área de tu corazón, para que no sea visto por los demás y quede inalcanzable de las flechas que te puedan lanzar.
  2. te encuentras desmotivado y cerrado a recibir el placer y el gozo de la vida, te sientes aburrido, sin ganas por descubrir qué más puedes disfrutar de tu existencia, sin ganas de crear, simplemente estás cerrado a la vida en general. (cerrar tu corazón es cerrarte a la vida).

¿Te hace sentido?

Bueno, entonces la solución es muy sencilla

Necesitas revisar tu postura constantemente a lo largo del día, hacer un alto y respirar profundo y enderezar tu espalda, echar los hombros hacia atrás suavemente mientras que sientes cómo abres tu corazón.

Mientras haces esto, te haces consiente de que te estás abriendo a la vida, al gozo, al placer y a la creación, y también, que estás dispuesto a recibir los flechazos (miradas, insultos, palabras, abandono, juicio, lo que sea!) de los demás.

Pero es preferible andar con el pecho abierto, que estar cerrado haciéndote tu daño.

Digamos que por evitar que los demás te hagan daño, te lo estás haciendo tu, pues también te privas de las cosas positivas que puedes recibir.  Recuerda que al cerrarte a las emociones negativas te cierras también a las positivas.

Así es que te invito a que ésta semana abras tu pecho, respires profundo y le des paso a la vida que está sucediendo en ti y a tu alrededor.

¿Cómo es tu postura ante la vida?

Si tu postura ante la vida es de estar cerrado, protegiéndote, a la defensiva, paranoico y queriendo controlar todo lo que sucede, tu postura física lo reflejará específicamente alrededor del corazón, tensará los músculos y a la larga te generará el dolor que sientes.

Si modificas tu postura ante la vida, mejorarás tu postura física y con esto aliviarás tu corazón.

Revisa tu postura al dormir

Específicamente cuando dormimos, mostramos ésta actitud o postura de la que te hablo, por eso, esta misma noche, antes de dormir, revisa cómo te acuestas, y muévete de tal forma que te sientas que estás relajado y abierto, echa tus hombros hacia atrás, deja que pase el aire y ábrete a la vida.

Habla con tu corazón

Es muy probable que tu corazón tan sólo esté siguiendo tus instrucciones de tensarse y acelerarse para hacerle frente a los supuestos peligros en los que estás, por eso es importante que hables con él y le digas que no están en ningún peligro, que puede relajarse. Dile que confías en él, en que sabe lo que hace, y que le permitirás hacer su trabajo. Dile que tu lo proteges y que no saldrá lastimado, pero que no por eso tienen que andar cerrados los dos.

En conclusión

El corazón tiene inteligencia propia ¿lo sabías? y en esa misma inteligencia, hace lo que sea necesario para ayudarte a lograr lo que estás queriendo lograr, si esto es protegerte, él se protegerá y tensará los músculos alrededor de él. Por eso la importancia de decirle que estás a salvo y que puede relajarse.

Psic. Fabiola Cuevas
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.

También podría interesarte...

Obten información gratuita sobre Desansiedad

¿Quieres estar más en contacto con nosotros,
y recibir información de valor en tu correo electrónico?
Hemos recibido tu información con éxito. :)
Oops! Puedes intentarlo más tarde

En Desansiedad, te ayudamos a transformar la ansiedad en libertad

¡Comienza hoy a aprender qué es la ansiedad y que puedes hacer para sentirte bien! Únete a las miles de personas, que han descubierto el propósito de la ansiedad en su vida.
Sí, quiero empezar hoy