Vive el próximo Retiro Desansiedad
Retiros
Síntomas físicos

8 ejercicios para desatorar tu garganta

Escrito por
Psic. Fabiola Cuevas

Si uno de tus síntomas principales es sentir que te ahogas, que te atragantas o simplemente sientes que tienes algo atorado en la garganta, aquí te recomiendo algunos ejercicios para desatorar tu gargantaque practicándolos seguido, te darán buenos resultados.

1. Mastica como camello 

Los camellos mastican con muchas ganas y con gran amplitud de movimiento, y la idea es que 3 veces al día mastiques como camello (pero sin comida), simplemente haz el movimiento con tu boca circular, lo más grande posible, como si estuvieras saboreando del rico aire.

2. Aaaaah al cielo 

En este ejercicio te vas a sentar en un lugar con privacidad, en un momento tranquilo del día. Vas a contactar con todas las emociones como frustraciones, corajes, enojos o tensiones que traes acumuladas, o también con tristezas, desesperanzas o desilusiones. Una vez que las identifiques, vas a abrir tu boca hacia el cielo y vas a decir “aaaaaah”. Pero cuando lo hagas, conscientemente vas a estar expulsando de tu cuerpo todas esas emociones, por lo que el tono, la duración y la intensidad de tu aaaah será congruente con esa emoción que estás sacando. Hazlo hasta que sientas que ya te depuraste.

3. Habla en alemán 

Si son demasiados los corajes o enojos que traes acumulados, entonces es momento de recordar esas películas en alemán que has visto y convertirte en uno de los actores principales. ¡Literalmente vas a escupir en alemán lo que sientes! Obviamente que no vas a hablar el idioma tal cual (y si sabes hablarlo elige otro idioma o invéntate uno nuevo) la idea es que emitas sonidos sin sentido pero que sí tienen sentido para ti. 

4. Relájate antes de dar el trago 

Si vas a tomar agua o masticar; y ahí es cuando más sientes que te puedes ahogar… entonces ahí es cuando más necesitas relajarte. Antes de dar el trago, afloja tu panza y haz tres inhalaciones profundas, llenando tu estómago de aire y aflojando tu cuerpo al exhalar. Ya que te sientas listo, da el trago.

5. Párate derecho

A veces estamos demasiado tensos de la espalda y eso hace que nos encorvemos. Por eso, te recomiendo que desde ahorita mismo practiques ponerte más derecho, y sobre todo, alineado, o sea, que tu barba esté alineada a la mitad de tu pecho y a tu ombligo, y además, que tu espalda esté erguida con tu cabeza bien puesta sobre tus hombros.

6. Mindfulness

Haz un ejercicio de Mindfulness, en el que te vas a sentar en un lugar tranquilo, puede ser en el piso sobre un cojín o en una silla, que te sientas cómodo. Primero vas a sentir tu respiración por unos 5 minutos, vas a observar que tu mente tiene pensamientos, no luches contra ellos y no los quieras quitar, simplemente regresa a poner atención a tu respiración.  Y paso seguido, vas a poner toda tu atención en sentir tu garganta, y al sentirla, le vas a mandar oxígeno cada vez que inhalas, y vas a liberar la tensión que encuentres ahí al exhalar.  Observa las sensaciones que tienes en tu garganta sin juicio y sin etiqueta, simplemente siente esa sensación.  El simple hecho de hacer esto te dará mucha luz sobre lo que te está pasando.

7. Habla con tu garganta 

También puedes hablar con tu garganta, y preguntarle por qué está cerrada. Dile lo que sientes de tenerla así, y sobre todo, escucha lo que tu garganta te está queriendo decir. Como por ejemplo, qué situaciones o personas no tragas, o que emociones te has tragado por mucho tiempo.

8. Sonríe

Está comprobado que sonreír relaja los músculos de tu cara y cuello además de los beneficios a nivel de hormonas en tu cuerpo. Si no te nace sonreír, ponte un lápiz horizontal de tal forma que lo muerdes, mientras intentas masticar como camello, y  verás si no te ríes. Si aún así no te sale, entonces pon tu serie favorita en la computadora o llénate de vídeos.  Yo se que a veces todo lo que “da risa” puede ser ilógico para ti o hasta ácido, pero insiste en volver a activar tu sentido del humor que seguramente es muy bueno nada más que está apagado.

A veces sólo tienes que forzar la sonrisa para que se convierta en genuina, hazlo ahorita y pruébalo.

En conclusión

Para desatorar la garganta es necesario identificar tanto las causas físicas como emocionales. Hacer los ejercicios correspondientes para que podamos ver resultados; espero que te ayuden.

gratis

Lo primero que necesitas saber de la ansiedad

En este libro: "Lo primero que necesitas saber de la ansiedad" comprenderás por qué y para qué estás teniendo ansiedad. Es tu respuesta a la pregunta: "Porque tengo ansiedad" y a muchas otras más.

TRATAMIENTO EN LÍNEA

Recupera el equilibrio
paso a paso

Accede a un proceso terapéutico hecho por expertos que han transformado la ansiedad en libertad. Comienza un tratamiento psicológico en línea para ayudarte a superar la ansiedad y recibe apoyo por especialistas.

Ver beneficios
2 Retiros en México - Tepoztlán
Julio y Agosto
¡Aparta las fechas!
Ver más