Psicólogos online

¿Conoces acerca del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad?

En este post nos gustaría platicarte sobre el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), los signos y síntomas más frecuentes que nos indican cuando es necesario acercarse a un especialista, así como las opciones de tratamiento efectivas para niños, adolescentes y adultos.

¿Qué es el TDAH?

Es una condición neurológica que afecta las áreas del cerebro responsables de regular la capacidad de atención, el control de los impulsos y el nivel de actividad. Puede estar causado por la genética o por factores ambientales, como la exposición al plomo o al humo del tabaco en el útero.

Se caracteriza por problemas de concentración, hiperactividad e impulsividad. Hace que sea complicado prestar atención, permanecer en tranquilidad y seguir instrucciones.

Afecta a personas de todas las edades, pero se diagnostica con mayor frecuencia en niños y adolescentes.

Si bien es esperable que los niños tengan dificultad para permanecer quietos y concentrarse debido a que todavía se encuentran en desarrollo, aquellos con TDAH muestran aun más dificultan que otros niños de la misma edad.

En el ámbito escolar les cuesta concentrarse, seguir indicaciones y terminar sus trabajos. Fuera del colegio, con amigos y familiares, suelen tener dificultades por conductas impulsivas: tienen dificultad para respetar reglas de juegos, esperar turnos, resolver problemas y moderar sus reacciones.

De acuerdo con el DSM-5 (que es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría en su quinta revisión), el TDAH puede manifestarse de tres maneras:

  • De tipo predominantemente inatento: se caracteriza por problemas de enfoque, atención y concentración.
  • De tipo predominantemente Hiperactivo/Impulsivo: se caracteriza por problemas de hiperactividad e impulsividad.
  • De tipo combinado: una combinación de los dos anteriores.

Esto dependerá de los síntomas que presente, los cuales te comentaremos a continuación:

Síntomas de inatención de TDAH:

  • Se distrae fácilmente.
  • Comete errores por descuido en las tareas escolares y en las actividades diarias.
  • Parece que no escucha cuando se le habla.
  • Se le dificulta seguir instrucciones.
  • Le cuesta la organización.
  • Evita o le disgustan las actividades que requieren esfuerzo mental continuo.
  • Olvida las actividades y quehaceres cotidianos.
  • Pierde cosas.
  • Sueña mucho despierto.

Síntomas de hiperactividad o impulsivos del TDAH:

  • Juguetea mucho, se mueve de un lado a otro y no puede permanecer sentado.
  • Tiene problemas para mantenerse en un solo lugar.
  • Habla sin parar.
  • Se mueve, corre y trepa en exceso.
  • Le cuesta jugar tranquilamente.
  • Le cuesta esperar su turno en juegos o conversaciones.
  • Manifiesta impaciencia extrema.
  • Interrumpe excesivamente.
  • Responde de forma precipitada antes de que las preguntas se hayan formulado por completo.

Los signos y síntomas más comunes que indican cuándo es necesario acudir a un especialista son los problemas de enfoque, atención y concentración en niños y adolescentes que presentan hiperactividad e impulsividad, así como las dificultades para moderar las reacciones en situaciones sociales.

Nos gustaría aclarar que un diagnóstico de TDAH no es algo que se hace a la ligera ni en casa. Si algunos de los síntomas descritos anteriormente en tu hija o hijo, te sugerimos que te acerques a un especialista que recabe información y realice las evaluaciones correspondientes, ya que no hay una prueba definitiva para diagnosticar, pero los médicos suelen utilizar una combinación de cuestionarios y entrevistas

Ahora, ¿cómo tratar el TDAH?

Las personas con TDAH pueden tener vidas plenas y exitosas al recibir el tratamiento adecuado, por eso es importante identificar e intervenir lo antes posible.

El tratamiento suele ser multidisciplinar y se planea de acuerdo a las necesidades específicas del niño o niña y su familia.

Puede incluir algunas de las siguientes intervenciones:

  • Entrenamiento sobre TDAH y crianza para padres y cuidadores.
  • Entrenamiento de habilidades.
  • Terapia conductual.
  • Terapia cognitivo conductual.
  • Apoyo educativo.
  • Atención psiquiátrica.
  • Mindfulness.

¿Cómo ayuda la terapia cognitivo conductual?

Como puedes ver, hay muchas opciones de ayuda, y éstas se eligen según las necesidades específicas. En este momento te platicaremos brevemente sobre cómo la terapia cognitivo conductual (TCC) puede ayudar a las personas con TDAH.

En este tipo de terapia se busca que el individuo comprenda la relación entre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos para que aprenda a realizar reemplazos de pensamientos negativos por pensamientos realistas y positivos, así como a modificar conductas que entorpecen su funcionamiento y bienestar.

Este enfoque resulta útil para trabajar esas conclusiones limitantes y equivocadas que, tanto niños como adultos, han sacado de sí mismos o les han dicho.

La TCC tiene por objeto ayudar a los niños a aprender a controlar mejor su comportamiento. Suele consistir en trabajar con un terapeuta que les orientará y apoyará, así como en estrategias que pueden utilizar en la vida cotidiana.

De inicio, el terapeuta, la familia y el niño trabajan en equipo para identificar problemas, establecer metas y verificar el progreso. Entre sesiones se van dejando actividades o tareas que ayudan a reforzar las habilidades que se han tratado en terapia.

Esta terapia es recomendada para niños a partir de 6-7 años que sean capaces de entender sus patrones de pensamiento.

También puedes informarte acerca del mindfulness, ya que en conjunto han demostrado ser dos prácticas que inciden positivamente en el desarrollo de la función ejecutiva y la regulación emocional en niños, adolescentes y adultos.

En Conclusión

Antes de despedirnos, queremos hacerte dos invitaciones. Primero, si identificas a tu hijo, o incluso a ti mismo, con lo que has leído hasta ahora, te invitamos a ponerte en contacto con un especialista que les ayude a encontrar un camino de comprensión y desarrollo de habilidades.

Segundo, inicia una práctica de Mindfulness para niños y niñas y verás los beneficios que traerá en la vida de tu pequeño, en su conexión emocional y en la armonía familiar.

Esperamos que este artículo haya sido útil e informativo. Recuerda que si tienes alguna pregunta o preocupación, puedes ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ayudarte.

Antes de despedirnos, queremos recordarte que toda la información que aquí te compartimos, así como las recomendaciones que hacemos, no sustituyen lo que es una terapia psicológica o un diagnóstico. Por lo que te invitamos a buscar ayuda profesional para encontrar la guía adecuada.


Este texto lo hizo desde cero la psicóloga Flor.

Complementado con Jasper.

Logo Desansiedad
Mira el podcast con video en youtubedesansiedad facebookicono des instaframDesansiedad Spotify

Somos especialistas en el tratamiento de la ansiedad a través de cursos en línea, terapias en línea, retiros y libros que permiten a miles de personas en el mercado de habla hispana, recuperar su bienestar.

Política de PrivacidadTérminos y condiciones
El nombre y logotipo de Desansiedad son marcas registradas.
💜  Hecho en México - 2022
Logo Desansiedad
Mira el podcast con video en youtubedesansiedad facebookicono des instaframDesansiedad Spotify

Somos especialistas en el tratamiento de la ansiedad a través de cursos en línea, terapias en línea, retiros y libros que permiten a miles de personas en el mercado de habla hispana, recuperar su bienestar.

Servicios

Recursos

Nosotros

💜  Hecho en México - 2022
Política de PrivacidadTérminos y condiciones
El nombre y logotipo de Desansiedad son marcas registradas.