Cómo superar la emetofobia o miedo a vomitar en la ansiedad

Aunque parezca increíble, el vómito, las náuseas, las ganas de vomitar y el miedo a hacerlo tiene que ver directamente con nuestras emociones y nuestro sistema nervioso. El vómito es un acto reflejo del cuerpo cuando quiere defenderse de algo, o bien, cuando quiere expulsar algo que ya no le funciona. Y este acto reflejo funciona gracias a receptores en el cerebro de dopamina y serotonina, nervio vago, estómago, garganta... todos ellos involucrados en el mecanismo de estrés y ansiedad.

Y una cosa es vomitar, pero otra es tener miedo a vomitar, y aquí entra la parte psicológica y emocional que pueden convertir algo natural que hace el cuerpo cuando lo necesita, en algo que tememos y evitamos.

¿Por qué desarrollamos miedo a algo que es natural?

En mi experiencia clínica he podido observar que quienes desarrollan emetofobia o miedo a vomitar presentan alguno de los siguientes factores, los cuales pueden estar aislados o en combinación entre ellos:

  • En algún momento que sí vomitaste, viste que tus seres queridos se preocuparon mucho por ti o tuvieron una reacción muy fuerte, y a partir de ahí ya no quieres preocuparlos (en este caso hay que trabajar en dejar de cargar emocionalmente a los demás)
  • En algún momento que vomitaste fuiste expuesto por los demás, o sea, te voltearon a ver, hablaron sobre eso, y activó en ti un miedo al ridículo o al rechazo
  • Al vomitar, sentimos sensaciones de malestar que están conectadas con el sistema nervioso y al activar esas sensaciones se reactiva o se aumenta la ansiedad que vienes presentando
  • Al vomitar te sientes en peligro, te sientes desconectado de ti, y que no tienes el control de tu cuerpo, lo cual, activa el miedo en ti por tener la idea de que perder el control de tu cuerpo es peligroso
  • De niño cuando vomitabas se te pedía que te controlaras de una forma muy tensa o a través de gritos y regañas
  • Has estado presentando ansiedad, malestar, miedo, y esto te ha generado náuseas y con eso, el miedo a vomitar, pero te da miedo, por alguno de los puntos anteriores
  • Quizás presenciaste o estuviste cerca por mucho tiempo de alguien con alguna enfermedad que lo llevaba a vomitar, y eso en sí mismo te impactaba.

El punto es que ya sea que ya tenías ansiedad o que se ha venido desarrollando a través de este miedo, la emetofobia se aumenta precisamente por las ideas que tenemos alrededor de ello, por las experiencias negativas que hemos tenido, y por la ansiedad en general que experimentas y acompaña esta sensación.

¿Qué se puede hacer?

Ir a la causa y sanar

Creo que primero hay que comprender de dónde viene el aprendizaje de que vomitar es malo y que es algo que debes de evitar, revisar si hay un trauma, un miedo al ridículo o un miedo a perder el control, para que a la par de trabajar le emotofobia, trabajes con los demás miedos y asociaciones que has generado alrededor de vomitar.

Entonces, hay que ir a la causa, al miedo profundo y real, y a sanar el trauma en caso de que existiese.

Aprender a fluir con las sensaciones de tu cuerpo y soltar control

Después, es importante saber estar en tu cuerpo, saber fluir un poco más con las sensaciones físicas, con las sensaciones desagradables alrededor de esta sensación, aprender a aceptarlas y sentirlas sin reaccionar ante ellas para que puedas ver que en realidad no te sales de control si le das el control a tu cuerpo.

Y sí, hay ejercicios específicos que te comparto en el tratamiento de Dale alas a la ansiedad, que te ayudarán a volver a estar en tu cuerpo confiando en e´él.

Ir a resolver la acumulación de tensión física o emocional

Reconocer que el acto de vomitar es algo natural, que muchas veces es por acumulación emocional, por estar atravesando una situación que te genera un sobrecargo o rechazo, e ir a revisar las causas emocionales que puedan haber detrás, sobre todo claro, una vez que ya descartaste que no haya ninguna cuestión física o estomacal que te esté generando las náuseas.

Realizar exposiciones progresivas

Luego puedes hacer una exposición progresiva, desde el hecho de imaginar que vomitas hasta realmente actuar como si fueras a vomitar, y a través de la imaginación, te imaginas que no frenas las sensaciones, que permites que tu cuerpo haga lo que haga. Te asombrarás de que inclusive hay veces que ni si quiera tienes que llegar al vómito, es más bien permitir esa sensación de náusea o de expulsar algo que ya no te está funcionando.

(Esto también te enseño cómo hacerlo en el programa de Dale alas a la ansiedad).

Después, restablecer tu equilibrio en general

Restablecer el equilibrio de tu cuerpo y de tus emociones en general, revisar cuáles son esas situaciones que te están generando conflicto y poco a poco irlas resolviendo. Al final del día, la náusea y el vómito reflejan un desequilibrio y algo que estás rechazando, y si lo vemos como una metáfora, probablemente hay algo que necesitas liberar. A mi en lo personal me ha pasado unas dos veces que atravesé por situaciones emocionalmente fuertes, de impacto y shock que no quería procesar, y fue ahí donde me venían arqueadas repentinas, y ganas de vomitar, aunque no vomitara en realidad.

Comprendí que eran emociones que estaban queriendo salir, que me estaban cayendo mal, que no estaba procesando... y le ayudé a mi cuerpo escribiendo y hablando para procesarlas, eso dio por terminado las náuseas y las arqueadas, pero me ayudó mucho no tenerle miedo a mi cuerpo y permitirle hacerlo cuando lo necesitaba.

Dentro de este equilibrio también es importante recuperar la confianza en ti y fortalecer tu autoestima, a la par de seguir disminuyendo la intensidad de la ansiedad, aumentando el disfrute y el placer en tu vida.

En conclusión

La emetofobia o miedo a vomitar es algo que puedes superar, que se puede quedar como un recuerdo y que deje de limitar tu vida, nada más es cuestión de ir a las causas y trabajar en la exposición al miedo.

Psic. Fabiola Cuevas
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.

También podría interesarte...

Obten información gratuita sobre Desansiedad

¿Quieres estar más en contacto con nosotros,
y recibir información de valor en tu correo electrónico?
Hemos recibido tu información con éxito. :)
Oops! Puedes intentarlo más tarde

En Desansiedad, te ayudamos a transformar la ansiedad en libertad

¡Comienza hoy a aprender qué es la ansiedad y que puedes hacer para sentirte bien! Únete a las miles de personas, que han descubierto el propósito de la ansiedad en su vida.
Sí, quiero empezar hoy