Ansiedad generalizada Ataque de pánico

Miedo a la muerte, ansiedad y el propósito de vivir

Miedo a la muerte, ansiedad y el propósito de vivir
Escrito por Fabiola Cuevas

Si cuando presentas ansiedad o después de los ataques de pánico, te has llegado a preguntar “bueno, ¿y cuál es el punto de todo esto? ¿para qué vivimos si al final del día todos sufrimos? ¿qué chiste tiene vivir si al final del día todos vamos a morir?

Si lo has pensado, y te ha sentido en ese estado de acidez constante en el que nada parece tener sentido, no te preocupes, eso significa que eres humano, y que por fin estás saliendo de la burbuja en la que estabas y te estás empezando a cuestionar sobre aspectos un poco más trascendentales.

Además, te platico que con quienes he tenido la oportunidad de platicar en terapia de ansiedad, en algún momento se han preguntado esto, digamos que es parte del proceso de volverte a encontrar contigo mismo.  Cuestionarte sobre la muerte es parte del proceso de recuperar tu vida y salvarte a ti mismo.

¿Por qué la ansiedad nos lleva a pensar en la muerte?

 

Para mí es muy claro, la ansiedad nos viene a dar una sacudida a nuestros conceptos mentales, a nuestro estilo de vida y al autoconcepto que tenemos de nosotros mismos.  Viene a hacernos cuestionar absolutamente todo lo que sabemos de la vida, de los demás y sobre todo de nosotros mismos.

En realidad, la ansiedad viene a invitarte a evolucionar, y para evolucionar, es necesario que dejes morir ciertos aspectos de ti mismo, aspectos que ya no te funcionan, como por ejemplo:

En fin, la ansiedad viene a invitarte a que dejes morir una parte de ti que ya no funciona, y que evoluciones a un estado de mayor felicidad.

Si vamos a morir ¿Cuál es el sentido de vivir?

Si ahora te estás preguntando eso, es porque en tu vida actual realmente no encuentras un sentido para qué vivir, y es normal, pues lo que te daba sentido antes, ya no lo tenía ahora.

El problema es que lo maximizas y lo llevas a un grado mayor cuestionándote “cuál es el sentido de vivir en general”, pero lo que realmente te estás preguntando es “¿cuál es el sentido de mi vida en este momento?”

Y eso es lo que este momento de tu vida con ansiedad te está llevando a cuestionar, y es momento de que tú mismo generes esas respuestas:

  • ¿para qué carambas quieres tú vivir? ¿estás dispuesto a luchar por ese propósito?
  • ¿cuál es el sentido que para tí tiene existir? ¿estás dispuesto a llevar a cabo ese sentido?
  • más allá de lo que has aprendido sobre la vida, ¿qué opinas tú de ella?
  • ¿por qué sí valdría la pena vivir? ¿por qué elegiste tú venir a esta existencia?

Reconoce tu propia oscuridad

 

La vida tiene tanto partes oscuras como partes de luz, no son ni buenas ni malas, son parte de la experiencia humana, necesitas reconocer tu parte oscura para poder darte cuenta de tu propia luz, así funciona, si no, no sabrías diferenciar entre una y la otra.

Y si ahora te estás cuestionando sobre la muerte, es porque estás entrando a reconocer tu sombra, tus partes oscuras que por alguna razón tenías escondidas.

Así es que es momento de aceptar tu pulsión de muerte, como así le llamaba Freud, que es tu parte interna que te impulsa a morir, pero de igual forma, tienes una pulsión de vida, que te impulsa a vivir.  Acepta las dos, haz las paces entre las dos, y decide cómo quieres vivir, de manera que integras las dos partes.

Al integrar las dos partes, aceptarás que de momento sientes enojo, que no siempre estás al 100% feliz, que en momentos sientes frustración… y también podrás reconocer los momentos de inmensa plenitud.  Pero si rechazas uno o el otro, vivirás en medio, sintiendo ese “sin sentido“.

Crea tu propio sentido

Lo importante en este momento, es que no quieras encontrar un sentido en base a observar la vida de los demás, o de fijarte nada más en lo negativo.  Que no porque exista la muerte, significa que ahora no tiene sentido vivir.

Al contrario, gracias a que existe la muerte te das cuenta de que estás vivo, y lo importante ahora es que tú mismo definas qué punto tiene tu vida, cuál es el propósito de tu propia vida, para qué sí quieres tu vivir.

Y para hacer eso, quizás tendrás que despedirte de viejos patrones de pensamiento, de querer obtener la aprobación de los demás.

Tú decidiste venir a vivir

En ciertas filosofías orientales, se tiene la creencia de que somos responsables de nuestra propia existencia al grado de que cuando éramos un alma volando en el Universo, decidimos por qué queríamos venir a vivir, elegimos la familia a la que llegamos y los aprendizajes a los que nos ibamos a topar.  Así es que busca contactar con esa parte de ti mismo que sabe por qué y para qué decidió venir a vivir, descúbrelo y defiéndelo con todo tu ser.

Ejercicio: Crea tu propio tratado

Regálate un rato para ti mismo, y escribe tus propias conclusiones sobre el propósito que tiene para ti vivir.

Por ejemplo, para mí, vivir se trata de reconocerme a mi misma (re-conocerme: volver a conocer quien ya soy), des-cubrirme constantemente, expresarme y crear experiencias para mí y para los demás de valor y trascendencia.  Si elijo vivir, es para experimentar la felicidad y tranquilidad a pesar de los momentos difíciles, es reconocer que no todo dura para siempre y que puedo decidir cómo sentirme en cada momento.

Haz tu propio tratado en cuanto a que defines por qué la vida para ti sí tiene sentido, y decides cómo quieres vivir.

En conclusión

Creo que es normal que en algún momento de nuestra vida nos tenemos que topar con este momento, en la infancia estábamos en un canal de descubrimiento, la adolescencia nos fuimos formando y llegando a estilos de comportamiento y pensamientos que quizás ahora, que estás en tu vida adulta, te das cuenta que no te están funcionando.

Así es que era de esperarse, en algún momento de tu vida necesitabas decidir por ti mismo qué quieres de tu vida, qué te vas a generar para ti mismo con responsabilidad, en qué vas a creer, con quién te vas a juntar, qué estilo de vida vas a tener y a qué te vas a dedicar, más allá de lo que se te ha dicho o has aprendido, es momento de decidir tú quién eres.

Comentarios

  • Me encanto! De verdad lo que necesitaba leer, yo comencé con la ansiedad hace meses todo empezó cuando tuve relaciones con un chico sin protección, y me pego una infección fui al ginecólogo y me dijo que todo estaba bien, me tuve que esperar para hacerme la prueba de VIH y salió negativa, y sigo pensando que tengo alguna enfermedad:( porque el me dijo “eso se queda de por vida porque es Viruz” cuando yo le hable de la infección que me pego y desde ahí yo no puedo vivir no tengo ganas de nada, pienso qué tal vez si tengo algo y no m salió en los resultados ya no soy feliz 🙁 esta semana tengo cita con la psicóloga espero me ayude. Les ha pasado? Espero me ayuden