ayuda a México sismo
Ansiedad generalizada Ataque de pánico

¿Fumaste marihuana y te dio ansiedad?

Fumaste marihuana y te dio ansiedad
Escrito por Fabiola Cuevas
   

Este post está dirigido a todas las personas que después de fumar marihuana se sienten extraños a sí mismos o tuvieron un ataque de pánico durante o después.

Si es tu caso, lo primero que te puedo decir es que te entiendo, me pasó igual…y también te puedo decir, que saldrás de esta.

Una primera aclaración que quiero hacer, es que no pretendo criticar a la marihuana ni tampoco alabarla, pero sí pretendo ayudarte a entender por qué después de fumarla te dio ansiedad y qué puedes hacer para sentirte mejor.

La primera causa es física

Es un hecho que los componentes químicos del cannabis tienen un efecto directo en tu sistema nervioso central, el encargado de regular tu estado de “alerta y relajación”, el mismo que se altera cuando tenemos algún trastorno de ansiedad y de pánico.

Es por esto que muchas personas usan la marihuana para calmarse y relajarse, bajar su ritmo cardíaco y entrar en una zona de “bienestar”. Pues sí puede tener estos efectos. Sin embargo, dependerá mucho de la calidad de la planta, la parte que se consume, de qué manera se consume (presentación), cantidad y duración de exposición a la misma, etc.

Este efecto relajante también dependerá de otras cuestiones como el lugar en el que estás, las personas a tu alrededor, tu actitud interna al hacerlo, tus creencias que tienes al respecto (si lo haces con miedo o no), tu capacidad de fluir con lo “desconocido” o tu intensidad de querer controlar tu cuerpo y la experiencia.

Los efectos de la marihuana depende de cuestiones físicas, ambientales, psicológicas y emocionales. Pero en sí, físicamente es un hecho que tu sistema nervioso central se ve “alterado” y se puede activar tu estado de alerta interna, llevándote a la preocupación y control por lo que sientes, generando frustración al no poder hacerlo, despertando el miedo y con esto, la paranoia y finalmente puedes terminar con un ataque de pánico o con mucha ansiedad.

La segunda causa es psicológica

Quizás tú tienes rasgos psicológicos que no conocías pero que te hacen más sensible a los efectos de la marihuana o bien, que te predispusieron para que se generara pánico y ansiedad al consumirla. Estos rasgos son:

  • el querer tener el control de todo lo que te sucede dentro y fuera
  • el no fluir con lo desconocido
  • el estar al pendiente de que “todo salga bien”
  • tener creencias rígidas sobre ti mismo, la vida y los demás
  • tener una actitud de miedo hacia la marihuana en sí
  • tener culpa y vergüenza por hacerlo y que te puedan descubrir…tus papás

Y después, están los rasgos emocionales, como por ejemplo, tener mucha tensión emocional interna por enojos no reconocidos ni expresados; frustración ante ti mismo y tu momento de vida; estrés acumulado por presiones mentales o por un estilo de vida sobre activo.

Si en general no has tenido momentos de estar en paz, y has estado con preocupaciones y estrés acumulado, entonces, en el momento que se ve alterado tu SNC puede salir toda esta tensión acumulada, y si además, no sabes fluir con lo que sientes y pretendes controlar este flujo de tensión, pues claro que te asustarás y activarás aún más tu estado de alerta interna, llevándote quizás a un grado máximo de tensión que evolucione en despersonalización.

Hay muchas personas que de por sí ya son sensibles a las sensaciones internas y externas, pero con el cannabis esto se potencializa, por lo que  estas percepciones se hacen más sutiles y diferentes a tu experiencia cotidiana. Cosa que también te pudo haber asustado y generado ansiedad.

 

Te platico mi experiencia

Desde mi experiencia personal, la marihuana me ayudó para abrir la caja de pandora que tenía bien, pero bien guardadita, de enojos y miedos reprimidos que no había reconocido pero que sí me generaban mucho estrés; me permitió ver que no fluía tan fácil con el “descontrol y lo desconocido”, que era bastante rígida a nivel mental y conmigo misma; me enseñó que saltaba a conclusiones muy rápido creyendo en cualquier cosa que pensaba, siendo que no siempre tenía la razón; y sobre todo me enseñó, que mi cuerpo tiene un sistema nervioso que necesito cuidar y relajar constantemente para que no se acostumbre a estar en “alerta”, y que cuando este sistema se altera, puedo sentir angustia, miedo, paranoia y…pánico.

Realmente, en mi caso, mientras que fumé marihuana no sentí ansiedad, fue a los dos días después que me empecé a sentir extraña a mí misma, que me asusté y pensé que estaba enloqueciendo, ahí fue mi primer ataque de pánico, por creer que la marihuana me había activado algo en mi cerebro que me estuviera generando un brote psicótico.

Pero ahora con el camino que llevo recorrido, puedo decir que fue más  mi miedo a lo que estaba sintiendo, que lo que sentía en sí, creo, que fue más mi actitud hacia mí y la vida en general y el que llevaba una vida presionada por el dinero, lo que me llevó a esto, y sí, todo fue disparado por fumar marihuana, pero por eso tengo un post que se llama “diferencia entre causas y disparadores de la ansiedad” que te invito a revisar.

Creo que fumar marihuana puede ser un disparador importante de la ansiedad, la despersonalización y el pánico, pero también creo que previamente se requiere de cierto estilo mental y tensiones acumuladas que te lleven con mayor facilidad a esto.

Además recuerda que los efectos de la marihuana en tu cuerpo tienen una corta duración, el que el pánico siga es porque tu sistema de “alerta” se quedó de cierta forma prendido, y ahora se trata de volver a enseñarle a estar relajado.

Entonces…¿qué puedes hacer?

Bueno, si lo que quieres saber es qué hacer cuando la próxima vez que fumes marihuana te de ansiedad…puedes empezar por revisar tus niveles de tensión interna y buscar otros medios para liberarlos, y cambiar tu actitud mental hacia las sensaciones de tu cuerpo, sabiendo que son pasajeras y fluyendo con lo “desconocido”.

Pero si más bien quieres salir de esta crisis que tienes de pánico y despersonalización, lo primero que te recomiendo es que empieces a darte cuenta que no enloquecerás, no perderás el control y que por más extraño que te sientas a ti mismo, sigues siendo tú mismo.

Necesitas regresar a tu sistema nervioso a su estado de relajación, pero para esto, será importante que empieces a dudar de los pensamientos de “miedo” que tienes, que no les creas tanto pues cada vez que les crees sigues activando la alerta.

Es necesario salir del círculo vicioso de sensaciones-pensamientos-miedo-más sensaciones-más pensamientos. Para esto, permítete sentir las sensaciones sin querer controlarlas, comprendiendo que estás en un “estado alterado de alerta” y que necesitas volver a confiar en que estás a salvo, que esto pasará y que puedes descansar.

Pues necesitas descansar, dormir bien y un poco más de lo normal, escribir todos tus pensamientos o hablarlos frente al espejo hasta que llegues a una conclusión tuya, personal, que te haga sentir la verdad que está por ahí escondida, la verdad de quién eres más allá de esto que te está pasando.

También te puede ayudar tomar vitamina B, triptófano y magnesio, ir a terapia y desahogar tus emociones y empezar a modificar las creencias detrás de que te estreses tanto en tu vida (si es que normalmente te estresabas) y que aproveches esto como oportunidad para liberarte de cosas que no te estaban ya funcionando.

Aprovecha esto para trabajar en ti

Lo que he podido observar es que la marihuana abre nuestra caja de pandora que teníamos muy bien guardadita, a quienes no les genera este efecto son personas que conocen y aceptan su caja de pandora y por eso fuman marihuana, para cerrarla un rato.  Pero si tú ni siquiera crees que tenías caja de pandora y eras experto en “estar en control” entonces la marihuana, vino a abrírtela.

En ésta caja de pandora se encuentran los enojos y las tensiones acumuladas, y ahora te sientes tan extraño, porque esa sombra que estaba guardada salió de un momento para el otro y sin aparente control.

Por eso te recomiendo que aproveches esta oportunidad para pedir ayuda y puedas modificar las cosas en tu vida o de manejo de pensamientos y emociones que ya no te estaban funcionando.

Lo más probable es que te sientas con despersonalización, que tú y la realidad te parezcan extrañas, que estés un poco o muy paranoico, que te de miedo hacer alguna locura o hacer daño a ti o a los demás, pero necesitas mantener muy en claro en tu mente quién eres en realidad, en el fondo de tu ser, y que sepas que esto te está ayudando a asumir lo que tenías acumulado y negado en tu interior para poder liberarte y ser más feliz.

Lo que más te recomiendo en éste momento:

Lo que más te recomiendo en éste momento es que mantengas la calma en cuanto a que no vas a hacer ninguna locura, que no creas que quedaste dañado de por vida, y que busques una terapia donde puedas hablar sobre todo lo que sientas, y que poco a poco vayas recuperando tu confianza en ti mismo y la vida, pero es muy importante que no permitas que los miedos que empiezas a tener echen raíces.

Esto es, que no les hagas caso, que no creas que realmente estás en peligro, que si sales algo malo va a pasar o que te va a pasar algo malo, todo eso es tan sólo producto de la misma ansiedad, son pensamientos que necesitas dejar de creer.  En los momentos más difíciles, te recomiendo que te mantengas con tu atención puesta en tu respiración, siente el aire que entra y que sale, eso en lo personal a mí me mantuvo durante esos momentos.

Ojalá que algún día le puedas agradecer a la marihuana por hacerte ver la ansiedad que traías acumulada, y que después le agradezcas al a ansiedad por ayudarte a recuperar tu vida, ser tú mismo y liberarte de creencias que no te servían.

Si quieres saber más sobre cómo aceptar y transformar la ansiedad en libertad, cuento con el Curso en línea de Dale Alas a la Ansiedad donde te guío por los 5 pasos que propongo para lograrlo. 

Comentarios

  • hola doctora tengo 23 años y me gustaria que me ayude, yo no soy consumidor de marihuana adicto yo este año recien he probado al rededor de 8 o 9 veces , pero no seguidos cada 1 semana o 1 mes asi , bueno el tema es que la quinta vez que fume absorvi la misma cantidad de siempre 2 o 3 absorbidas pero esta vez la retube mas tiempo ( ni fumar se , lo hacia de moneria ) me dio de manera fuerte todo se me distorcionaba me cai al piso fue un experiencia fea y me dio mio crei que asi me iba a quedar , pero al dia siguiente amaneci un poco mal pero ya sin los efectos y los dias se me paso le pregunte amis amigos y me dijeron que era comun tube un mal viaje , bueno el tema es que dije a bueno normal luego despues de 1 mes yo estaba como sin nada no le di importancia lo volvi a hacer con la misma cantidad osea poco y nuevamente lo retuve y otra vez me dio de la misma manera pero sabia que pasaria asi que no me asuste y me heche a dormir y cuando amaneci dije esto no es para mi y tome la desicion de dejarlo para siempre pasaron 2 meses, segui con mi vida normal y creo yo que los efectos se fueron alos dias , trabajaba como siempre con el mismo estres y preocupacion de toda la vida y resulta que hace 1 mes tube una situacion de ansiedad ( un problema con mi camion) que me genero un problema de insomio , no podia dormir dias fui al medico me receto clonazepan , y pude dormir despues de varios dias de insomio duermo 4 o 5 horas , y luego me levanto aturdido mareado aveces vision borrosa , no se que hacer ,ahora pienso que la marihuana es el causante? me daño de por vida? o fue el insomio? la verdad estoy muy confundido tener estos sintomas todo el dia es frustrante , ahora estoy apunto de ir al psiquiatra y tengo miedo que me puedes aconsejar porfavor