Recaídas

Las recaídas son retos a superar

Escrito por Fabiola Cuevas

Cuando estamos en proceso de superar la ansiedad y pasamos por unos días buenos donde vemos salir la luz… inmediatamente podemos empezar a tener miedo a las recaídas, o bien… podemos realmente recaer y juzgarnos demasiado y sentirnos peor que antes… aquí te platico sobre cómo hacer de las recaídas retos a superar.

Recaída no es lo mismo que retroceso

Esto ya lo sabes por un post anterior, el retroceso en nuestra conciencia no existe, pues una vez que se ensancha no puede regresar a su tamaño anterior. Así es que primero haz una diferencia entre lo que es ir caminando y tropezarte y caer, contra lo que es caerte y regresarte arrastrándote hasta el punto donde empezaste… lo cual, rara vez sucede.

Lo que es normal que suceda es lo que conocemos como recaídas, pero no me gusta en sí la palabra recaída porque suena a que otra vez te debilitaste, te volviste a enfermar, te lastimaste con la caída y te costará trabajo levantarte…

Recaídas como retos a superar

Me gusta más ver las recaídas como retos a superar. Un reto es algo que se nos presenta en la vida que nos hace esforzarnos, pero siempre al alcance de ser conquistado. O sea, un reto es algo con lo que podemos, si no, no se nos presentaría.

Los retos son momentos donde necesitas poner en práctica lo aprendido previamente. Y al hacerlo, podrás realmente dar el salto evolutivo hacia la expansión de tu ser, pues dejarás atrás los patrones viejos e interiorizarás de verdad la nueva información adquirida.

¿Cómo sabrás que aprendiste si no haces el examen?

Te invito a ver a las recaídas como momentos donde hemos de poner de manifiesto lo aprendido, como un examen donde se nos evalúa lo siguiente:

  • qué tanto sabes hacer las paces contigo mismo y tu cuerpo cuando te sientes conflictuado
  • qué tanto dejas estar las sensaciones en tu cuerpo sin resistirlas
  • qué tanto te dejas sentir, contactas con tus emociones y las canalizas de alguna forma asertiva al exterior
  • qué tanto eres capaz de tomar el mando sobre tus pensamientos y dirigirlos hacia la verdad
  • qué tanto te dejas llevar por la reacción inmediata o por la respuesta consciente
  • qué tanto te victimizas o te ubicas como adulto responsable

Gracias a las recaídas avanzamos

Realmente cuando se te vuelve a presentar una situación estrenaste, un disgusto, o simplemente un día muy ajetreado…ahí es donde al poner en práctica lo recientemente aprendido, tu consciencia se ensancha y evolucionas.

Es como si pasaras de grado y te encuentras listo para adquirir nuevos aprendizajes.

¿Reaccionar o responder?

En esos momentos hemos de hacer un alto y preguntarnos “¿quiero reaccionar ante esto como normalmente reaccionaba? o…¿elijo responder con conciencia?

Sé que se dice fácil, a mi en lo personal me costó mucho trabajo, mucha práctica y muchas pruebas a superar para realmente hacer un alto en esos momentos y elegir responder.

Al elegir responder es cuando usas tu razón y tu conciencia a tu favor y decides qué hacer con lo que sientes y con lo que está pasando a tu alrededor…

Evita dejarte influenciar por el perfeccionismo emocional

El perfeccionismo emocional es ese que quiere tener todo dentro de ti ordenado, limpio, organizado y bien presentado, y con todo me refiero a tus emociones, pensamientos y estado de ánimo en general.

Hay muchas películas que han recreado lo que pasaría si tomáramos una pastilla para ser emocionalmente estables y asertivos todo el tiempo, y junto con eso, nuestra pasión por el logro y por el amor se perderían.

Recuerda, ¡no eres un robot!

Las emociones son necesarias para sentirnos humanos, los altibajos son necesarios para aprender de nosotros mismos y de la vida, para seguir creciendo.. no podemos pretender dejar de sentir o sentirnos siempre bien y perfecto.

Lo que sí podemos lograr, es sentirnos tranquilos dentro de las mareas o tormentas, es saber dar un paso para atrás y observar nuestras aguas internas que están en constante movimiento, y poder tomar una decisión de qué queremos hacer con eso, claro, siempre dejándonos sentir primero.

Entonces… ¿qué hacer si tienes una recaída?

  • primero, por favor… no te juzgues ni te sientas culpable ni te reproches, eso sería hacer lo mismo que hacías antes y que te generaba ansiedad
  • después, date permiso de ser humano y sentirte así
  • siente lo que sea que está pasando en tu interior
  • da un paso atrás y observa lo que está pasando en tu interior y exterior, date cuenta qué sería reaccionar y qué sería responder
  • pregúntate sobre tus aprendizajes del pasado y cómo los podrías poner en práctica ahora
  • responde con conciencia, lleva a la acción lo que sabes que es lo mejor para ti
  • después, pregúntate qué fue lo que te generó esa recaída, y haz un plan de acción para evitar que eso siga sucediendo en el futuro

La idea es caer cada vez menos y con más protección

Es como la primera vez que te caíste patinando o andando en bicicleta, quizás hiciste el berrinche de tu vida y te quedaste pataleando ahí media hora, pero después de la caída número veinte, ya hasta sabías cómo caer con estilo y de tal forma que las rodilleras te protegieran.

No digo que tengas que caer muchas veces, pero sí que cada vez caigas menos, que cada vez te duela menos y que cada vez sepas cómo levantarte sin sentirte mal por eso, e inclusive, disfrutando de estar abajo y ver el cielo antes de volverte a levantar.

Y finalmente, creo que la idea con esto de la vida es que al conocernos a nosotros mismos, ya sabremos lo que necesitamos hacer para mantenernos en equilibrio y realmente dejar de caernos, pero el caerte de vez en cuando también te puede ayudar a hacerte más fuerte.

Comentarios

  • Hola, me llamo jennifer pase un mes por graves síntomas de ansiedad fui medicada por 3 meses con sertralina y eso me ayudó un monto después decidí dejarla poco a poco y me fue súper bien, pase de forma excelente aproximadamente 2 meses como si la ansiedad no hubiera pasado por mi vida, sentía de nuevo esa paz mental e interior que tanto deseaba, siempre me ha gustado mucho verme bien y me arreglaba con tanto gusto, sentia las ganas de salir a bailar es fin estaba volviendo a ser yo , pero siento que he vuelto a recaer otra vez me miro al espejo y me siento rara, siento muchas ganas de llorar por nada , la presión en el pecho y no se que hacer para salir de nuevo de esta, por favor ayudenme, creen que debo empezar tratamiento con sertralina de nuevo?