La cura del trastorno de ansiedad generalizada

La cura del trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada afecta aproximadamente al 18% de la población mexicana (oficialmente), y al ser un trastorno, se le trata como enfermedad que hay que curar, combatir o controlar.  Aquí te comparto un giro a esta perspectiva para que realmente puedas sanar.

Los puntos que considero necesarios para curarte del TAG (trastorno de ansiedad generalizada), son los siguientes:

1. Entiende por qué se le dice trastorno

Tendemos a ponernos la idea rígida de que trastorno = para toda la vida.

Y no es así… trastorno significa que llevas más de 6 meses con ciertos síntomas que te están impidiendo llevar tu vida como solías llevarla.  Eso no significa que lo tendrás para toda la vida, significa que lo has tenido por mucho tiempo y que es momento de recibir ayuda profesional para sanar.

Etimológicamente la palabra trastorno viene de “tras” que significa al otro lado y “torno” que significa girar.

Y esto lo podemos ver de dos formas:

  1. Has venido girando para el otro lado por mucho tiempo
  2. Es momento de girar para otro lado del que vienes haciéndolo

Tu realidad actualmente parece que va al revés o al menos hacia un lugar que no te gusta o no quieres ir.  Y si algo significa eso, es que es momento de tomar el timón de tu vida, y dirigirte hacia otra dirección.

Como verás, trastorno realmente no significa que tengas una enfermedad incurable de por vida, sino que en éste momento de tu vida necesitas hacer un cambio.

2. Cambia el “curar” por sanar

La cura es para la enfermedad física exclusivamente, sanar es para una evolución completa de ti mismo: mente, cuerpo y alma (energía, espíritu, concepción de ti mismo).

Si sigues viendo a la ansiedad como una enfermedad que te dio de repente, y que te has de quitar y curar nada más acudiendo al psiquiatra o psicólogo, te invito a que des un giro en tu forma de ver las cosas y visualices que lo que necesitas hacer es sanar todo tu ser en diferentes áreas.

3. Ve a la ansiedad como una consecuencia

La ansiedad es una consecuencia, no es un virus que se contagia o vuele por el aire.  Es la consecuencia de algo previo que lo genera; el resultado de llevar mucho tiempo en un desequilibrio interno o externo.

Tu ser completo está interconectado.  Cuerpo – mente – emociones – hormonas – neuro transmisores – actitud – percepción… todo está conectado, y si una parte está en desequilibrio afecta a los demás.

Así es que la ansiedad no es una enfermedad, es el resultado de algo previo.  Si empiezas a generar cambios, tu resultado será diferente.

4. Deja de luchar contra ella

De por sí ya se siente desagradable y horrible sentir ansiedad, como para que le agregues la queja y la molestia por tenerla.  Mientras más luches con tu ansiedad, más tensión interna generas.

Si ves a la ansiedad como algo que tienes derrotar, derribar o controlar, estás aumentando tu ansiedad.  La ansiedad es el resultado de querer tener bajo tu control todo lo que sucede, y si algo te está queriendo decir la ansiedad, es que esa actitud no te ayuda, que es mejor evolucionar a la aceptación.

Si aceptas la ansiedad, el sufrimiento empezará a disminuir en ese momento.

Si la ansiedad la vives dentro de ti, y quieres luchar contra ella, estás luchando contra ti mismo.  Mejor vela como una parte de ti a aceptar y abrazar, y desde esa aceptación te será más fácil transformarla en paz y tranquilidad.

5. Atrévete a recibir ayuda

Por algo existen los profesionales de salud, para ayudarte a sanar.  Si llevas más de 6 meses sintiéndote ansioso, en un constante estado de alerta, desubicado, con sensación de desconcierto o de encierro, cansancio, insomnio, dificultad para concentrarte, tensión muscular y sentimientos de irritación o malestar, y no lo has logrado resolver por ti mismo, entonces es momento de pedir ayuda.

Mientras más integral sea la ayuda que recibas, mejor.  Clases para aprender a relajar tu cuerpo, yoga, pilates. Tratamientos alternativos como acupuntura, homeopatía, y una terapia con enfoque cognitivo conductual para que te ayuden a enfrentar tus miedos.

El que no puedas tú sólo no te hace menos, al contrario, el que pidas ayuda demuestra tu valentía.

Y después de eso…

Sigue con tu proceso de sanación, el cual ha de incluir lo siguiente:

  • recuperar la salud de tu cuerpo: equilibrio hormonal, alimentación nutritiva, ejercicio regular
  • evaluar tus creencias y modificar las que no te ayudan y no son verdad
  • aprender a relajar tu cuerpo y tu mente
  • liberarte de la codependencia o falta de libertad en tu vida
  • ser responsable de tus sentimientos, decisiones o acciones
  • hacer lo que te gusta y dejar de hacer lo que no te gusta
  • tener un trabajo que te llene y te de valor
  • afianzar tu autoestima y confianza en ti mismo
  • perdonar y sanar tus relaciones
  • aprender a reconocer tus emociones y expresarlas en tiempo
  • mostrar tu autenticidad

Si sientes que es mucho… no te agobies, empieza por una y las demás se irán acomodando, además, no tienes por qué hacerlo sólo, para eso estamos los psicólogos =)

Si quieres saber más sobre cómo aceptar y transformar la ansiedad en libertad, cuento con la guía de Dale Alas a la Ansiedad donde te guío por los 5 pasos que propongo para lograrlo. 

Etiquetas: ,

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

  1. Gracias a este metodo estoy superando la ansiedad…

    1. Hola Lizperez, encantada de saludarte.

      Nos alegra saber que estés superando la ansiedad y que nuestros recursos te están siendo de ayuda.

      Gracias por compartir.
      Un saludo

Los comentarios están cerrados.
2.5K comparte