¿Y después de la ansiedad… qué?

¿Y después de la ansiedad...qué?

¿Y después de la ansiedad… qué?  Después de las sensaciones, de sentirte raro por sentirte “normal”, de pensar en eso todo el día… ¿ahora que?

Recuerdo esa sensación de pérdida o vacío depresivo que a veces llegaba después de estar un par de días sin ansiedad. Era como una angustia de querer saber qué seguía o en qué podía ocupar mi mente…o en qué iba a usar mi tiempo.

En mi caso, ésta angustia venía porque en realidad no tenía claro qué quería hacer de mi vida y la ansiedad me había servido muy bien de distractor para no tomar las riendas de mis decisiones..para no crecer por así decirlo.

Y lo que mas me ayudó en su momento fue cuando decidí que si no sabía qué onda con mi vida…entonces me iba a dedicar a hacer absolutamente todo lo que se me antojara en el momento que se me antojara. Y sí… quizás a veces caí en algún extremo de dejarme llevar por mis sensaciones, pero sólo así fue que me conocí y pude ver qué era lo que me gustaba.

Me olvidé del pretexto de no tener dinero, pedí ayuda y me fui a la playa, y ahí fue que aprendí, o mas bien recordé lo que era sentirme en paz aunque no tuviera nada que hacer o nada en que pensar.
Creo que es importante darnos esta oportunidad de abrirnos a la incertidumbre, dejarla estar y enfocarnos a vivir el momento presente, viendo que con el solo hecho de estar vivo y experimentar la vida misma…es suficiente.

Ábrete a la incertidumbre

Por eso te recomiendo que te abras a esa incertidumbre o ambigüedad. Que no quieras resolver todo al mismo tiempo y te des chance de vivir ese momento en el que no hay ansiedad…y no hay nada más.

En ese momento en el que nos enfrentamos a la nada…que quizás podamos reconocer el todo en nuestro interior, conectados con el todo del exterior.

Así es que recibe y déjate sentir esos momentos sin ansiedad, agradece por ellos y abre tu mirada interior a sentirte y tu mirada exterior a experimentar la vida.

Descubre que no necesitas ansiedad para sentirte tu mismo. Que no necesitas un plan o ser productivo para tener tu conciencia en paz. Que no necesitas saber qué va a pasar para darte permiso de disfrutar.

Recuerda que con existir basta, y pregúntate en cada momento… ¿qué se me antoja? y poco a poco, escuchando esos antojos, te irá reconociendo y sintiéndote…y te iras acercando cada vez mas a esa sensación de certeza y confianza de que tan sólo basta con respirar… para poder en paz estar.

 

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Sandra
    • 18 noviembre, 2016
    Responder

    Si, eso me pasó el fin de semana pasado….ya me sentía bien, pero mi mente al parecer no estaba de acuerdo con eso…ahorita no me preocupan tanto los pensamientos negativos, porque se que en esta parte de mi proceso me están pidiendo que viva en el presente y que deje de subestimarme

  1. Responder

    Tengo fobias a desaparecer de este mundo

    1. Hola Ramon, quizás es porque necesitas reafirmar tu existencia, decidiendo cómo quieres vivir y cuál es tu manera de hacerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 comparte