Tratamiento para desahogo emocional

Ya es más que sabido que acumular y guardar tus emociones lo único que hace es enfermar tu cuerpo y tu alma, y tarde o temprano esas emociones acumuladas explotarán como olla exprés, generando un caos y un daño del cual después probablemente te de culpa o vergüenza.  Así es que evitemos esto, teniendo una semana de tratamiento para el desahogo emocional.

El desahogo emocional va más allá de la catársis o de exteriorizar lo que sientes con técnicas explosivas o artísticas, tiene que ver con contactar tus emociones, ser consciente de ellas y poder desahogarlas conscientemente.  Claro que nos apoyamos de técnicas en específico, pero lo que te recomiendo es que en el proceso que te sugiero a continuación, seas consciente de todo el proceso.

¿De dónde llegó ésta emoción? ¿Cuánto tiempo llevaba dentro? ¿Por qué opto por acumularla? ¿De qué me está avisando ésta emoción? ¿Cuál es su razón de estar ahí?

Aquí te va el tratamiento de desahogo emocional:

1. Vaciando la mente

El primer paso es vaciar tu mente de todo lo que anda por allá arriba rondando. Cuando tu mente logra vaciar todo lo que acumula en su espacio, puedes alcanzar la claridad para entonces sí pasar a lo que sigue.  Escribe sin censura, sin querer encontrar solución y sin juicio por lo que pueda salir, el objetivo es simplemente liberar tu mente.

En otras palabras no tan finas, se trata de escupir todo lo que has ido guardando con el tiempo.

Hazlo con el siguiente orden:

  • Primero vas a escribir todo lo que te da coraje o hace enojar actualmente, todo eso que te hace apretar la quijada.
  • Después vas a escribir todo lo que te da miedo o te preocupa que pueda pasar en tu presente o tu futuro.
  • En tercer lugar, vas a escribir todo lo que te pone triste o melancólico.
  • Finalmente, escribe todo lo demás que sientas que traes cargando o rondando, pueden ser culpas, arrepentimientos, angustias… hazlo todo empezando la frase con “me preocupa que… me angustia que…”.

En este paso no vamos a buscar solucionar nada, solamente vamos a hacer lo que insisto de que nuestra mente no es computadora para almacenar información, sino para generar ideas y soluciones.  Busca más info en “Aligérate vaciando tu mente”.

2. Desbloqueando el cuerpo

Las emociones son energía, y la energía se acumula en nuestro cuerpo.  Así como el agua cuando no se mueve y se estanca genera daños, las emociones se estancan en tu cuerpo y se cristalizan, generando después bloqueos energéticos y con eso, síntomas físicos desagradables.

Por eso para el desbloqueo te recomiendo lo siguiente:

  • Un día por la noche que te encuentres tu sólo(a) en tu casa o habitación, prepara un cd o un playlist con pura música instrumental con voces tranquilas o sin voz, de preferencia con instrumentos como tambores, flauta, violin, piano, etcétera.
  • Ponte ropa cómoda, quítate los zapatos, joyería y sueltate el pelo.
  • Apaga las luces y cierra los ojos.
  • Prende la música, y baila… libremente.  Pero vas a bailar más que con pasos específicos o como lo hacen en la tele, vas a bailar como a tu cuerpo le vaya naciendo, siguiendo los ritmos y la música que escuchas.
  • Es un baile libre, espontáneo, hasta que puedas sentir que mueves tu cuerpo sin reserva y sin pensarlo, simplemente mueve tu cuerpo liberando cualquier emoción que puedas encontrar internamente.  Tu cuerpo se mueve porque quiere y no porque tu mente le dice hacia donde ir, hasta que puedas sentir que tus emociones las vas liberando en cada movimiento.

3. Escuchándote a ti mismo (a)

Este momento se trata de que una vez que ya liberaste tu mente y tu cuerpo, entres a escucharte a ti mismo para identificar lo que traes de fondo.  Para lograrlo vas a hacer lo siguiente:

  • Siéntate en una silla o sillón, con otra silla vacía frente a ti.
  • Vas a imaginar que en esa silla está la persona que más te ama, la más comprensiva, la que menos te juzga y a la vez es la persona más sabia del mundo.  No tiene que ser una persona que conozcas simplemente contacta con esa energía.
  • Y vas a empezar a hablar con esa energía y le vas a platicar como te sientes en este momento de tu vida.
  • Si te es posible, ve sintiendo como esa persona te va llevando a encontrar soluciones y a descubrir las acciones que necesitas hacer para sentirte mejor en este momento de tu vida y avanzar hacia tu más alto bien.
  • Platícale todo sin reserva y de cierta forma imagina que ella o él te hace preguntas como “y qué quieres hacer con eso”, “si ya te diste cuenta, ¿ahora qué vas a hacer?”, “¿por qué crees que te estás sintiendo así?”, “¿qué podrías hacer para sentirte mejor?”.

Llega un momento en el que tú sabes que la conversación ya terminó, y es entonces que te quedas procesando lo que sucedió.

Puedes aprovechar para escribir en una hoja de papel las acciones que vas a realizar, y cuándo las vas a hacer, para sentirte mejor.

4. Etapa de apapacho

Esta etapa es sumamente importante, pues se trata de consentirte y darte todo el apapacho que necesitas después de todo ese desahogo emocional.  Es un momento de descanso, pues liberar las emociones cansa energéticamente, y ahora se trata de reponer esa energía a través del descanso.

Para hacerlo te recomiendo lo siguiente:

  • Prepárate el momento y el escenario para estar contigo mismo y apapacharte, de preferencia que estés tu solo (a).
  • Pon velas y aromatiza con un aroma que te guste (de preferencia lavanda o canela), puede ser con aromatizadores o inciensos.
  • Pon música relajante y date un baño con el único propósito de disfrutar el agua caliente por el tiempo que así lo desees (claro, cuidando el agua =)
  • Quédate en tu cama un rato envuelto en la toalla, simplemente disfrutando de ese momento, de la música y de ti mismo, date un abrazo a ti mismo.
  • Finalmente puedes ponerte crema y aceites ricos, comer un par de chocolates, y disfrutar de tu actividad favorita como leer un libro o ver una buena serie o película en la televisión.

5. Pasa a la acción

Finalmente, todo eso que te diste cuenta al conectar y descargar tus emociones, llévalos a acciones concretas con fechas específicas.  El chiste es que sean acciones que te lleven a dejar de acumular y ayudarte a ti mismo a procesar las emociones día a día.  Por ejemplo, hablar con la persona que estás molesto, dejar de hacer aquello que no disfrutas, etcétera.

Y a ti… ¿Qué te funciona para desahogar tus emociones positivamente?

Etiquetas: , , ,

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

  1. Pingback Recupera la alegría por vivir en 7 sencillos pasos – Desansiedad

  2. Pingback ¿Sientes que te vas a volver loc@? – Desansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

267 comparte