¿Ser empático te genera ansiedad?

¿Ser empático te genera ansiedad?

Ser empático genera ansiedad, y quienes somos sensibles, por naturaleza somos empáticos, así es que necesitamos aprender a manejar ésta sensibilidad y empatía, para no apropiarnos de los sentimientos de los demás.

Quizás te has dado cuenta que puedes llegar a sentir ansiedad al ver el dolor o sufrimiento de las personas que te rodean, además de que sientes cómo los ambientes te afectan, percibiendo la pesadez o ligereza, con dolores de cabeza cuando es pesado y relajado cuando son ligeros, quizás también hay personas con las que después de estar con ellas te sientes cansado y otras revitalizado.

Todo esto es porque probablemente eres una persona altamente empática, o sea, altamente sensible y perceptible a nivel energético a todo lo que te rodea.  Hay autores alternativos dentro de la psicología que creen en la telepatía (yo soy una de ellas) pero no tal cual en cuanto a leer los pensamientos, sino a sentir los pensamientos y emociones de los demás.

El problema es que como esto no está aceptado, y casi no se habla de lo que implica ser empático, tu y yo que lo somos, tendemos a simplemente ir por la vida rebotando según los ambientes energéticos y emocionales de un lado para el otro, percibiendo los síntomas pero sin tener idea de lo que sucede.

Te comparto la definición de la palabra empatía obtenida de www.definicion.de

Esta palabra deriva del término griego empátheia, recibe también el nombre de inteligencia interpersonal (término acuñado por Howard Gardner) y se refiere a la habilidad cognitiva de una persona para comprender el universo emocional de otra.

Por otro lado, la palabra se deriva de pathos que en algún momento significó pasión, o sea, compartir la pasión de alguien más, ¿y cuál es la pasión? el dolor, la enfermedad, la angustia.

Cuando eres empático, tiendes a comprender el universo emocional de la otra persona, incluyendo sus estados felices como los no tan felices, así es que como verás, es importante que aprendas a manejar este talento.

¿Qué hacer cuando te afecta demasiado los ambientes?

Puede ser que el ambiente pesado lo percibas en tu casa, en el trabajo o mientras vas pasando por un grupo de personas en el cine.

Lo primero es que te des cuenta en el momento que estás sintiendo ese ambiente, pero para poder darte cuenta, necesitas estar en el presente, o sea, estar en tu cuerpo.

Tu cuerpo es el que te dirá cuándo estás empezando a sentir “algo raro” que no te corresponde, ya que tu estabas muy bien y de repente te empiezas a sentir así, y entonces en ese momento necesitas hacer un alto, detectar de dónde viene ese olor energético denso, y literalmente, limpiarte.

Seguramente algunas personas que me ven por la calle cuando me sucede esto han de pensar que tengo pulgas, pues literalmente lo que hago es que me paso la mano por la parte del cuerpo en la que percibí esa energía y me la sacudo.  A veces tan sólo necesito pasar mi mano sin tocar mi cuerpo y limpiar mi campo energético, a veces necesito limpiar la piel, y a veces hasta dar un salto para quitarme lo que se me pegó.

Lo importante es que hagas algo que para ti represente que no te estás apropiando de lo que no te corresponde y que le regresas al otro lo suyo.

¿Qué hacer cuando es una persona en específico la que te pasa sus cosas?

En estos casos, es sumamente importante que realmente confíes en que cada quien se genera su propio destino en pro de su mejor aprendizaje y crecimiento personal.  De esta forma, no te haces tu responsable de convertirte en el o la salvadora de su sufrimiento.

La idea es que te preguntes si hay algo que puedas hacer sin que te hagas daño a ti mismo o te descuides, y si sí encuentras algo que puedes hacer por esa persona, lo haces emitiendo todo el amor desde tu corazón.  Pero una vez que lo hagas, necesitas dejar que la otra persona se haga cargo de su carga, pues es muy pesado cargar lo tuyo y lo de los demás.

En un curso de Magnified Healing, aprendí una frase que me ha ayudado mucho “honro su destino y lo limpio en el mío”.  Esta frase hace referencia a que identifico que lo que observo en su realidad me pesa, lo honro, y declaro o decreto que no lo deseo en el mío, de esta forma, limpiando mi karma.  Esto me lo transmitió Gloria de terapia de arcoiris de quien puedes leer mas de este tipo de temas aquí.

El punto es que de ésta forma le regresas a la otra persona lo que no te corresponde.

Si la energía de esta persona es demasiado pesada para ti, o sientes que absorbe mucho la tuya, te recomiendo que dosifiques la cantidad de convivencia, y que cuando estés con él o ella, estés muy consciente de tu cuerpo y de tus emociones, y le estés regresando constantemente lo que no te corresponde.

Sé que no te necesito explicar mucho de cosas en específico, pues si entiendes de lo que estoy hablando, sabrás que tan sólo se trata de regresarle sus cosas, pero para eso, te repito, es muy importante que estés consciente de tu cuerpo y de lo que estás sintiendo, y diferencies lo tuyo de lo de los demás.

Otras estrategias
  • Cuando salgas de tu casa o de tu recámara, ponte una protección energética, pasando tus dos manos alrededor de tu cuerpo, sin tocarlo, sintiendo el calor que emiten tus manos y el calor de tu cuerpo, imaginando y visualizando una armadura de hierro energético que te cubre y repela lo que no te favorece.
  • Mójate la cara con agua fresca cuanto antes después de que sentiste esta carga energética, y si es necesario, métete a bañar (si yo voy al metro al distrito federal, necesariamente necesito llegar a bañarme).
  • Di frases en tu mente como “no me corresponde”,”le regreso lo que le toca”, “le mando todo mi amor y confío en que saldrá adelante”, sobre todo si vas corriendo y decides no hacer nada por esa persona.

Por favor, si sabes inglés lee éste artículo y otros en ésta página que hablan sobre qué hacer si eres empático.

http://www.spiritscienceandmetaphysics.com/new-study-links-social-anxiety-to-being-empath/

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • elizabeth de sanguinetti
    • 27 abril, 2016
    Responder

    Dìos mio, pero como se parece a ko que siento, QUE ALEGRIA saber interpretar lo q me pasa y que no soy yo nada más, que bueno, me encanta, quiero saber más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

287 comparte