¿Lo que siente tu cuerpo es por ansiedad?

    Cuando tenemos ansiedad, es lógico que estemos preocupados, inclusive obsesionados, por las sensaciones de nuestro cuerpo, (las viejas, las nuevas, las repentinas, las que vienen y van…) Nuestro cuerpo parece una sala de teatro donde cada día se presentan nuevas obras, y nosotros, asistimos a todas, descubriendo cuáles pueden ser peligrosas y cuáles no. Por eso, es importante saber qué hacer con esta situación porque el obsesionarnos con nuestro cuerpo, lejos de sanarnos, nos tensa y estresa más.