¿Te sientes aislado o desconectado de los demás?

    Es muy común que cuando estamos en estado emocionales intensos, ya sea por ansiedad o por depresión, nos empezamos a alienar o separar emocionalmente de los demás, es como si cerráramos nuestro hogar interior, ya sea por miedo o por necesidad.  A veces es necesario hacerlo, pero hay que reconocer cuándo ya es momento de salir de nuestro caparazón y volver a conectar con los demás.

      Tú puedes elegir tu vida y crear tu realidad

      ¿Por qué habríamos de pensar si quiera que alguien más tiene el control o poder sobre nuestra vida? ¿En qué momento perdimos el sentido real de libertad? ¿Por qué nos aferramos a vivir como los demás lo hacen? ¿Por qué tenemos tanto miedo a ser auténticos? En éste post te quiero platicar más sobre cómo puedes elegir tu vida y crear tu realidad.

        Cómo liberarse del juicio o el qué dirán de los demás

        Un tema muy común en quienes presentan altos niveles de ansiedad, es una alta preocupación por las opiniones que tienen los demás sobre nosotros mismos.

        El preocuparte por lo que piensan los demás de ti, genera ansiedad.  Pero no te culpes, así lo has aprendido a hacer, lo has hecho para sobrevivir en un mundo de humanos. El reto ahora es encontrar una manera de relacionarte con los demás en la que seas libre de sus opiniones y puedas hacer y dictar tu vida haciendo lo que es mejor para ti.

          Ser auténtico te liberará de la ansiedad

          Existe una relación directa entre la falta de autenticidad, congruencia y honestidad, con la ansiedad.  Al dejar de ser uno mismo, siempre y en todas ocasiones, mostrándote tal como eres, tienes que esforzarte por ser alguien que no eres, y eso por sí mismo, genera tensión y estrés. Es necesario dejarte ser un poco más, sin tanto auto control para que puedas empezar a relajarte.

            Cómo ser tú mismo y ganar poder sobre tus miedos

            Definitivamente la ansiedad se relaciona con sentimientos de separación de uno mismo, o sea, “no me siento yo mismo”, y es lógico, pues sientes a tu cuerpo extraño, tienes pensamientos que no puedes controlar, te invaden miedos que al final no suceden pero los sientes reales… y vives en un escenario ficticio que te lleva a la conclusión de  que ” no estoy siendo yo mismo”. Pero existe un camino de regreso a casa y aquí te platico un poco más sobre cómo lograrlo.