¿No sabes qué hacer con tu vida?

    La gran pregunta, la gran incógnita y en muchos casos… la responsable de que te sientas angustiado. El querer tener la respuesta de qué quieres hacer de tu vida y no encontrarla te puede generar frustración y ansiedad, así es que te recomiendo dejar de querer responder la gran pregunta y empezar por lo pequeño, dar el primer paso tan sólo con la certeza de lo que tienes en el presente.