Ventajas ocultas detrás de la ansiedad

    Hay una parte primordial para liberarnos de la ansiedad, y esta es, reconocer las ventajas y ganancias secundarias que el tenerla nos da, para que nos podamos despedir de ellas y avanzar.  Estas ventajas o ganancias se convierten en causas ocultas a nuestra consciencia inmediata, pero están ahí generándonos o manteniéndonos con ansiedad.

      ¿Te puedes quedar ciscado de la ansiedad?

      ¡Claro que te puedes quedar ciscado después de la ansiedad! Es bastante común y es un fenómeno bastante físico a nivel cerebral y corporal, y se llama memoria (neuronal y corporal).  Lo importante es saber reconocer si tienes ansiedad o si sólo estás ciscado, e irte olvidando de esa memoria que te hace estar con miedo de tener miedo.

      ¿Por qué tienes todos esos síntomas tan extraños en tu cuerpo?

      Algo que necesitamos entender con la ansiedad es que los síntomas tan extraños en nuestro cuerpo (taquicardia, sudación, sentir que te ahogas, tensión en el pecho, dolor muscular, hormigueos, escalofríos, gastritis, colitis, acidez) son la consecuencia del desgaste físico interior que por mucho tiempo se ha ido llevando a cabo, sin que te dieras mucha cuenta.

        Ataque de pánico ¿qué hacer al día siguiente?

        Normalmente, después de vivir un ataque de pánico, te quedas como si te hubiera revolcado una ola: asustado, paralizado e inclusive…avergonzado, y sobre todo, con mucho miedo de que vuelva a suceder.  Pero esto no tiene por qué ser así, podemos aprovechar de este momento para muchas cosas, y eso es lo que te quiero decir en este post.

          Ser inteligente se relaciona con sentir ansiedad

          Distintos departamentos de psiquiatría en diferentes universidades como New York Downstale Medical Center, Baylor College of Medicine y Medical College of Cornell, han demostrado una relación directa entre el trastorno de ansiedad generalizada y los altos niveles de coeficiente intelectual (inteligencia).

            Relación entre ansiedad y codependencia

            La ansiedad y la codependencia son comadres porque les gusta ir juntas para todos lados, se la viven hablando de cosas que no necesariamente son verdad, agrandan lo que sucede y sienten que no pueden vivir la una sin la otra.  Es más, gracias a una existe la otra.  No se sabe quién llegó primero, es como el huevo y la gallina, pero de que van juntas… van juntas.

              Ataque de pánico: mantén la calma

              La diferencia entre una crisis de angustia normal (esa que no te hace querer salir corriendo al hospital) y el ataque de pánico (el que sí te hace querer salir corriendo) es un pensamiento.  El ataque de pánico se distingue por estar seguro de que algo muy malo te está pasando, de que tu vida está en peligro, de que estás enloqueciendo o a punto de tener un ataque al corazón, y todos estos pensamientos, son una mentira.