Ser inteligente se relaciona con sentir ansiedad

Ser inteligente se relaciona con sentir ansiedad

Distintos departamentos de psiquiatría en diferentes universidades como New York Downstale Medical Center, Baylor College of Medicine y Medical College of Cornell, han demostrado una relación directa entre el trastorno de ansiedad generalizada y los altos niveles de coeficiente intelectual (inteligencia).

El que más se preocupaba, más chance tenía de sobrevivir

 

Al parecer la inteligencia fue evolucionando dentro del cerebro del ser humano junto con la preocupación.  La preocupación llegó a la mente humana para ayudarlo a prevenir peligros y sobrevivir, era una preocupación adaptativa.  Ahí realmente era un proceso en el que se preparaban antes de ocuparse (pre-ocuparse).  Con el paso del tiempo los más preocupados fueron los que iban sobreviviendo, pues estaban mejor preparados para hacerle frente a los riesgos.

Siguió pasando el tiempo y estas preocupaciones se convirtieron en postergaciones, y los riesgos que se perciben ya no atentan realmente contra tu vida pero aún así generan las sustancias necesarias en tu mente para hacerle frente.

La materia gris del cerebro, inteligencia y ansiedad

El estudio de estas Universidades, el cual puedes encontrar aquí: Artículo Frontiers, demuestra que existe una relación entre las personas que tienen una baja capacidad metabólica de materia gris del cerebro con altos niveles de inteligencia y ansiedad.  En pacientes con ansiedad, quienes padecían síntomas más intensos, eran aquellos con mayor coeficiente intelectual, el famoso IQ.  Por otro lado, pacientes sin ansiedad también podían tener una inteligencia alta, pero sus niveles de materia gris en el cerebro estaban equilibradas.

Lo importante de este estudio es que existe una relación entre una baja capacidad metabólica de materia gris, con presentar niveles de ansiedad y tener un IQ alto.

Entonces, la ansiedad realmente no es mala

Nada más está mal encausada. Si me conoces, sabrás que soy una fiel defensora de que la ansiedad no es mala, de que llega a tu vida por un propósito, y según éste estudio, llega a tu vida con el propósito de ayudarte a sobrevivir. (y para sobrevivir es necesario que venzas el miedo)

Si las personas con mayor inteligencia tienden más a la ansiedad, es porque tienen la capacidad de crear, desarrollar, innovar y evolucionar, mucho más que otras personas que todavía no se cuestionan sobre eso.

Lo importante es canalizar esa inteligencia hacia esa evolución y supervivencia real, en lugar de confundir los peligros con los que no son reales y querer eliminar la ansiedad con pastillas, drogas, alcohol u otras distracciones.

Explicación alternativa de la relación entre inteligencia y ansiedad

 

Claro, la parte científica me encanta, pero antes era en lo único que me basaba para llegar a mis propias conclusiones, y después de ver que tanta inteligencia podía generar tanta ansiedad en mi (modestia aparte), me he ido inclinando a entender las cosas desde un lado más experimental y sensorial.

Es por eso que ahora te presento mis razones por las cuales la alta inteligencia puede generar ansiedad:

  • cuestionas absolutamente todo
  • necesitas tener certeza de por qué pasaron las cosas, por qué están pasando, y cómo pasarán después
  • investigas y la haces de Sherlock Holmes, pudiendo caer en errores de percepción que te hacen creer en conclusiones equivocadas
  • tienes la capacidad de anticiparte a los hechos, confundiendo eso con la adivinación del futuro, la cual no es verdadera, pensando que estás seguro de que si vas a tal lugar la pasarás mal, o que en el futuro no te sentirás mejor
  • le das más peso a “entender” a las personas y eventos, que a “sentir” cómo te encuentras respecto a eso
  • te desconectas de tu sentimiento y de tu cuerpo, hasta que llega el momento que no sabes por qué estás sintiendo cosas tan extrañas
  • te es difícil tomar decisiones y actuar, pues te quedas en la “parálisis por análisis”, o sea, de tanto pensar no actúas a tiempo, luego viene la culpa y la confusión
  • quieres tener todo bajo el control de la lógica y el razonamiento, y cuando no lo logras, claro que te inquietas
  • como eres realmente inteligente y te lo has demostrado muchas veces, te cuesta trabajo creer que puedes estar equivocado en lo que piensas (aunque sí lo estés), por eso cuando llega el pensamiento “me estoy volviendo loco”, ¿por qué habrías de dudarlo?
  • te exiges demasiado para ir aumentando esa inteligencia y compartirla con los demás, y si no logras tus objetivos tan ambiciosos entonces entras en colapso
  • no te permites ser espontáneo, atrevido, travieso e inclusive irreverente, pues has de seguir las normas lógicas de la sociedad, las leyes y los preceptos Universales del “bien y el mal”
  • activaste tu inteligencia para evitar sentir sensaciones o sentimientos desagradables de chico, y viste que era mejor idea vivir en tu mente que en ésta realidad de sensaciones y sucesos extraños e incontrolables

Entonces, ¿cómo seguir siendo inteligente y sin ansiedad?

 

 Usa tu misma inteligencia para descubrir la verdad más allá de tus percepciones

Será necesario que actives la humildad y te permitas aceptar que no en todo tienes la razón, que no te la sabes de todas y que no puedes tener absolutamente todo bajo tu control.  Una vez que actives la humildad, entonces ahora sí ponte a investigar pero realmente los hechos verdaderos.  Por ejemplo, si has sentido que te mueres 10 veces, y de esas 10 ninguna ha tenido efecto, tú dime… ¿cuáles son las probabilidades de que suceda eso en el futuro? Cero ¿verdad?

Activa la creatividad

En tus manos tienes la respuesta para vivir una vida más tranquila y feliz, realmente no necesitas de datos que te sustenten lo que piensas o lo que decides hacer, date chance de buscar dentro de tu propia inteligencia tus salidas a tus problemas y las respuestas a tus preguntas.  En esas respuestas sí puedes confiar, en aquellas que te dan paz.

Atrévete a confiar en ti

Confía en que tu experiencia es tan válida como la de los libros, atrévete a mostrarte a los demás tal y como eres sin pena o sin vergüenza, confía en que por el simple hecho de existir y de ser tú mismo vale la pena vivir, pues yo sé que te cuestionas muchas cosas sobre la vida y la muerte, de vez en cuando deja de cuestionarte y dedícate a sentir.

Siente

Muy muy muy importante, atrévete a volver a sentir, pues seguramente de chico aprendiste a hacer a un lado tus sentimientos (claro, no te ayudaban a sobrevivir, se sentían feos), y activaste tu mente lógica, razonadora y controladora.  Pero tú estás compuesto por mente, cuerpo y alma, el alma es donde se siente todo lo que sientes, así es que reconecta con tu cuerpo y atrévete a sentir.

Date chance de ser vulnerable

Estoy de acuerdo que está padre ser de los más aptos para sobrevivir, pero seguramente en momentos te sientes triste o vulnerable y no te das chance de mostrarlo, ni si quiera te atreves a contactarlo, crees que si lo haces perderás el control o los demás te verán menos.  Atrévete de nuevo a demostrarte a ti mismo que los demás se quedarán a tu lado por cariño verdadero, y que más vale que se queden porque te quieren, a que se queden porque te ven tan inteligente.

Acepta la incertidumbre

Créeme que vale la pena aventarse al “que me sorprenda el Universo”, o sea, que te das chance de no querer saberlo o entenderlo todo, y te dejas sorprender por la vida misma.

Medita y haz ejercicio

Si todo el día tienes activa a tu mente y luego crees que cuando duermas la dejas descansar… bueno pues estás equivocado, porque en el sueño la mente también está activa.  Por eso es importante darle un espacio de descanso y relajación a tu mente, y esto se logra con la meditación y el ejercicio.

Deja de querer guardar todo en tu cabeza

Si usas a tu mente como computadora o USB, tarde o temprano se sobrecalentará y explotará, así es que no quieras guardar todo ahí, usa una agenda, toma notas, y da tus opiniones más en base a tu experiencia que a los datos de tu cabeza.

En conclusión

La inteligencia es algo muy bueno siempre y cuando la sepas usar y la equilibres con el resto de lo que eres.  Eres mucho más allá de un cerebro con cuerpo; eres un espíritu viviendo dentro de ese cuerpo, y ese cuerpo incluye energía física real que habita ahí, compuestos químicos, agua, corazón y cerebro.  Compréndete como alguien que vale por el simple hecho de existir, y no nada más por lo eficiente que eres en este vida.

Etiquetas: , , , , , ,

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Yosoy
    • 18 diciembre, 2016
    Responder

    Woaw me encanta tu perspectiva de vida y tú narrativa, me identifico plenamente, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 comparte