ayuda a México sismo
Ansiedad generalizada

¿Qué va primero: el “estresado” o el “estresor”?

Escrito por Fabiola Cuevas
   

¿Qué tanto es lo que te sucede o la manera en la que lo estás interpretando lo que te genera malestar? ¿Qué tan peligroso es lo que tú crees que es peligroso…o eres tú el que lo ve así? Te comparto una reflexión sobre esto para que pases de ser “el estresado” y conviertas “los estresores” en oportunidades para evolucionar.

En los orígenes del estrés, primero fue el estresor el que fue moldeando la mente y el cuerpo del ser humano para convertiste en el estresado en los momentos de peligro. Pero en la actualidad, a veces es primero el tipo de personalidad “estresado” el que convierte a los fenómenos a su alrededor en estresores.

¿Qué es el “estresor”? Todo fenómeno, situación, objeto, persona o evento que ejerce un cambio, reto o amenaza hacia el ser humano.

¿Qué es el “estresado”? La persona que experimenta los niveles de estrés en su cuerpo, junto con sus consecuencias.

¿De qué depende que algo se convierta en un estresor?

  • De si representa una amenaza contra tu bienestar o vida
  • De si representa para ti un reto a adaptarte a una nueva realidad
  • Del nivel de impacto sensitivo a nivel físico y emocional
  • De la frecuencia, intensidad y duración del estímulo desagradable
  • De la interpretación que haces del mismo

Digamos que diariamente estamos expuestos a diferentes estresores, o sea, diferentes cambios, sonidos, discusiones, necesidades por cubrir…pero depende de su frecuencia, intensidad, duración e interpretación que hacemos del mismo para que éste estresor se convierta en algo que atente contra tu bienestar.

Normalmente, enfrentamos los estresores en su momento a través de la acción gracias a todo nuestro sistema interno que se activa para la lucha o la huída, y después, una vez que ya no está ese estresor,   recuperamos el equilibrio interior tanto a nivel físico como emocional pasando por una etapa de reposo y recuperación de energía interna.

Es por eso que el estrés es algo positivo que nos ha ayudado a sobrevivir y adaptarnos a lo largo de la historia.

La cuestión aquí, es que si entendemos por estresado, a la persona que reacciona y se acciona ante un estresor, entonces lo primero es el estresor, y después el estresado.

El estresado de ahora es diferente al estresado de antes

Si entendemos al estresado, como la persona del siglo XXI, que ante la ausencia de eventos que realmente no atentan contra su vida, se estresa…o que ante la anticipación de esos eventos en su mente…se estresa… entonces primero viene el estresado y después el estresor.

Pues es el estresado el que con sus ideas y pensamientos, hace de los sucesos, personas y lugares, algo peligroso o estresante.

¿Cómo dejar de ser una persona estresada?

Empieza por descifrar si cuando te sientes estresado es por tus pensamientos o por algo que realmente está sucediendo a tu alrededor que realmente amenaza contra tu vida o bienestar.

En el caso de que seas tú el que empieza el relajo, observa esos pensamientos e intenta desmentirlos con la realidad, por ejemplo “no tengo por qué ahogarme si hay suficiente aire para respirar en el cine”.

Y si el caso es de que estás en una situación de tensión, discusiones, tráfico, tormenta, oscuridad… primero analiza de qué manera estás interpretando ese suceso, y después da una respuesta que realmente haga frente a esa situación.

Por ejemplo, si estás en el tráfico, realmente no hay mucho que puedas hacer, tal vez para la próxima salir mas temprano, pero si ya sabes que va a haber tráfico, puedes elegir dar una respuesta de calma y tranquilidad, poner tu música favorita, un audio libro… o imaginar historias de las personas que van a los lados (eso me funciona a mí).

Lo importante es que ante el estresor des una respuesta que te lleve a adaptarte, descargando la energía necesaria para hacerlo, en lugar de quedarte sentado simplemente lamentándote por el suceso, pues lo único que eso logra es aumentar tus hormonas y sustancias del estrés y llevando tu cuerpo a un mayor desgaste.

¿Cómo puedes responder de manera sana al estrés diario?

  • primero aprende a relajar tu cuerpo en el momento que se empieza a tensar, aflojando tu estómago, respirando, tomando agua, permitiéndole a las sensaciones estar.
  • después habla contigo mismo diciéndote palabras realistas y sanas como “estoy bien, no estoy en peligro, esto pasará”.
  • y finalmente pasa a la acción, haz algo que resuelva tu situación, puede ser activar una actitud de fluidez y aceptación con lo que está pasando, o puede ser que en ese momento te levantas dices que no te parece lo que está pasando y negocias o resuelves…

Lo importante es que resuelvas, enfrentes, te acciones y hagas algo que mejore tu situación en ese momento.

En conclusión

Por supuesto que hay estresores en la vida actual que nos generan estrés, y estamos expuestos a ellos constantemente, pero éste es el 50% de la causa de tu estrés, el otro 50% está conformado por tu interpretación y por la acción o ausencia de ella, que llevas a cabo ante el, o sea, tu manera de responder ante el estrés.

Comentarios

  • Este tipo artículo me ayudan a guiarme y me brindan herramientas para mejorar mi estilo de vida. Es dificil que las personas entiendan que estos pensamientos son muchas veces aprendidos durante nuestra infancia y de adultos no sabemos desaprender lo que nos causa daño. Yo ya comencé y me meta es ser feliz dejar de odiar y querer controlar el estrés. No la daré mas ese poder.

  • bueno creo q la preocupacion es mi problema pienso mucho en q tengo una enfermedad o la pueda padeser x la anciedad