Niños Paternidad

Padres con adicción: hijos con ansiedad

Padres con adicción: hijos con ansiedad
Escrito por Fabiola Cuevas

Las familias donde algún miembro manifiesta alguna adicción (trabajo, alcohol, drogas, fantasear, infidelidad, fármacos, televisión), tienen ciertos mecanismos para afrontar esta situación, y normalmente, algún hijo adquiere el mecanismo de controlar, racionalizar y querer salvar al padre adicto, tensándose y sintiendo la carencia afectiva y más que los demás.

Padre en problemas = sentimiento de inseguridad

Los hijos crecen con cierta inseguridad emocional y afectiva, pues al ver a uno de los padres fuera de control, sin la claridad o presencia física o emocional para resolver los problemas diarios, cuidarlos y protegerlos, es que se acostumbran a sentirse en riesgo, en peligro y con la necesidad de estar alertas y preocupados para para poder mantener todo bajo control, inclusive sus propias emociones.

Toda la familia participa de la adicción

No es que un miembro sea adicto, toda la familia es adicta.   No es que un miembro de la familia sea el del problema, y que los demás estén bien.  No, todos los miembros se ven afectados y son en cierta medida responsables de que se mantenga y continúe ésta situación.

La familia participa de discusiones, conflictos, y una alta preocupación y paranoia sobre la situación de ese miembro de la familia.  Ese miembro es señalado y juzgado como el culpable del problema, pero en realidad es toda la dinámica familiar y sobre todo de pareja la que suscita el problema.

No existen culpables, todos son responsables.

 Responsabilidad, enojo y culpabilidad

Los hijos son los menos responsables de que esto suceda, pero curiosamente, son los que más adquieren la responsabilidad de solucionar la situación, de buscar ayuda para el padre o madre que tiene este problema.

Por otra parte, también se pueden sentir culpables de que su padre o madre tenga un problema emocional, y se echan el saco a la espalda de salvarlo o ayudarlo.

De igual manera existe mucha cantidad de enojo, pues en el fondo te da coraje que no te puedan dar lo que necesitas, y que tú tengas que estar jugando al papel de mamá o papá que no te corresponde. Lo haces por amor, pero sabes que no te corresponde.

 Algunas estrategias que adquieren los hijos de padres adictos

  • Escapar lo más posible de esta situación, alejarse, olvidarse del asunto, bloquear los sentimientos que esto les genera, hacer su vida y hablarles en Navidad o en sus cumpleaños
  • Hacer el acuerdo consigo mismo de quedarse cerca del padre adicto hasta que se mejore o se cure, haciendo todo lo posible por ayudarlo, cuidarlo, regañarlo, decirle qué hacer
  • Aventarle la culpa al padre o madre que no es adicto, exigirle que haga algo al respecto, reclamarle por no hacer nada, culparlo por generar esta situación.
  • Asumir el papel de mamá o papá de los demás hermanos, pues como los papas o alguno de ellos no son lo suficientemente capaces de hacerse cargo, este hermano/a se convierte en la persona más responsable, justa que existe, vive bajo valores y esfuerzos claros, y ve por las necesidades de los demás
  • Asumir el papel de pareja del padre o madre adicto, resolviéndole sus necesidades afectivas, consolándolo y en algunos casos, proveyéndoles de la sustancia o droga que necesita

 ¿Cuál de todas estas es la que genera más ansiedad?

Todas estas estrategias en cierta medida generan mucha ansiedad, pues se vive en un estado constante de alerta, donde las necesidades básicas de seguridad no están cubiertas pues el padre no es capaz de cubrirlas.

La mayor cantidad de ansiedad dependerá de la cantidad de control que se quiera ejercer bajo la situación, y de qué tan responsable te sientas de salvar a tu papá o mamá, junto con qué tanto dejas de hacer tu vida y de ver por ti mismo por ver por él o ella.

Esto mezclado con una alta sensibilidad emocional, que te lleva a necesitar aún más la seguridad que proviene de ver a tus papas capaces de ver por ti.  Además de que esta sensibilidad te hará percibir su sufrimiento y esto te generará en ti mismo dolor que quisieras evitar.

Si tú ves que tus papas no son capaces de resolver sus propios problemas, ¿Cómo podrán ayudarte a resolver los tuyos?

Por eso es que mientras tú más necesites que ellos vean por ti y te cubran esas necesidades, o mientras más hayas sentido que no las cubrieron, más tendencia tendrás a vivir con ansiedad.

Las adicciones normalmente vienen acompañadas de codependencia

La codependencia es cuando sientes que no puedes separarte física o emocionalmente de una persona, que tu paz depende de la relación y de la otra persona, que necesitas cubrir sus necesidades, que sientes culpa cuando te alejas y al mismo tiempo te sientes ahogado por la relación.

Es una mezcla entre amor y enojo, miedo y ansias por libertad.

Así es que si te encuentras en esta situación, reconoce que probablemente tengas codependencia con esa persona.

Normalmente la persona que desarrolla la adicción tiene miedo al abandono, y hará todo lo posible (chantajes, berrinches, reclamos) para que tú no te alejes.  Y tu, la parte codependiente, probablemente eres muy sensible y no eres capaz de tolerar la frustración que te genera ver sufrir a tu ser querido.

Esto genera que te acerques y te alejes constantemente, que te sientas confundido en tus emociones hacia esa persona, que te cueste trabajo poner límites en tu vida, incapacidad para expresar tu enojo, sentimientos de culpa y en ocasiones vergüenza, y quizás, que te busques alguien más en quién canalizar tu codependencia.

 ¿Cómo salir de ésta situación?

  •  Reconoce qué tan codependiente eres de tu papá o mamá, infórmate al respecto, y empieza a reconocerte responsable de ti mismo, más no eres el responsable de él o ella
  •  Ponle límites sanos y con amor a tu ser querido cuando sientas que te está chantajeando con sufrir o estar triste porque no le has puesto atención o porque te alejas
  •  Ve recuperando tus actividades contigo mismo y con amistades
  •  Regrésale la responsabilidad que le corresponde a tu padre o madre, y deja de querer salvarla/o todo el tiempo
  • Observa qué tanto sí puede ver por sí mismo y por sus necesidades, que realmente sí es capaz, inteligente y tiene sus estrategias para salir adelante
  • Dale la oportunidad a tu ser querido de que se de cuenta de las consecuencias de sus actos, quizás es necesario que se caiga fuertemente al piso para que aprenda a levantarse o pida ayuda para lograrlo, pero intenta no estar tú ahí cuidándole las espaldas ante cada tropezón

Finalmente, ocupa tu lugar de hijo que te corresponde, un hijo es un hijo, no un padre, mucho menos pareja de sus papas, eres hijo, y si tienes hermanos, entonces estás acompañado, no tienes que asumir todo el paquete tu sólo/a

Atrévete a volver a confiar en tu padre o madre

Confiar, amarlo, respetarlo por quien es, admirarlo, ver sus fortalezas, y sobre todo… volver a confiar que puedes amarlo y que no saldrás lastimado, pues recuerda que eso depende de ti, no de él o de ella.  Cuando veas que estás a punto de lastimarte, haz algo al respecto, pero no te prives de la oportunidad de amarlo y aceptarlo tal y como es.

Atrévete a ver por ti mismo, y verás que terminas embarrando a los demás de tu salud mental y felicidad.

Si eres adicto o quieres ayudar a uno…

Te recomiendo la clínica “Atención a las adicciones del bosque”, donde actualmente imparto clases de mindfulness a los pacientes, y te puedo decir que el tratamiento es profesional y el trato es muy humano.

Haz click aquí para ir a su página de facebook.

Comentarios

  • hola, pues les contare un poco de mi historia. cuando tenia 10 años encerraron a mi papa duro 10 años preso , acaba de salir hace dos años, en esos 10 años pasaron muchas cosas mi mama empezo a viajar nosotros nos quedabamos cargos en casas de mis tias de mi abuela etc. y cuando tenia 13 años yo me quise ir con mi mama porque la necesitaba queria estar a su lado sentirla, y fue cuando la mire por primera vez drogarse despues ya lo hacia escondidas ella se empezo a lejar mas mis hermanos con mis tias yo empeze a salir con mis amigos a fiestas y asi, me sentia sola y la unica personas que me sentia segura eran ellos, si proble cigarro y marihuana pero no me gusto asi que no me hice adicta, yo me case a los 17 años y me hice responsable de mis hermanos y mi papa cada semana le depositaba a mi papa y mis hermanos ocupaban algo y ahi estaba (soy la mayor) . mi hermano que sigue de mi se empezo a drogar cuando tenia 16 ños yo hablaba con el mucho asta pegue dos veces como 5 000 pesos de droga porque lo querian matar , ami me dolia mucho sufria como estaba nuestra situacion mi mama aislada totalmente de TODO por su adicion cundo a mi papa le dieron fianza porque le faltaban 5 años mas pero eran mas las ganas de verlo y era mi sueño :C . consegui el dinero y lo saque. sin ayuda de nadie puro esfuerzo mis hermanos no me quisieron ayudar. salio mi papa y lo segui ayudando economicamente a mis hermanos e igual , ahora que a mi mama la mire muy mal en su adicion decidi internarla , LA AMO Y TENGO ESPERANZA QUE SERA UN MAMA BIEN la amo y la respeto , hable con mis hermanos mis tias y mi papa para que me apoyaran en mi decicion y ya tiene mi mama 2 meses en un centro y no me apoyan :C me siento triste que porque yo si los apoyo en todo y ellos no estan cuando los necesito. aveces me levanto sin ganas de nada me duele todo, mi cabeza :/ quiero ser dura y no puedooo … help

  • Hija unica de padre alcoholico y madre fruatrada e infeliz toda su vida y culpandome q no dejo a mi padre por mi, porque yo lo queria mucho, por eso cuando cumpli los 12 me dejo la responsabilidad de batallar las borracheras de mi padre , buscarlo cuando no llegaba, llevarlo a curar cuando llegaba golpeado, etc. Y por supuesto cuando enferma de cirrosis fui yo quien lo cuido toda su enfermerdad (1 año), aclaro q fue un padre amoroso y protector conmigo, jamas maltratador ni con mi madre ni conmigo, pero siempre me aenti responsable de el y mi madre, a la fecha me hago cargo de ella, repitiendo patron tengo casada 20 con una persona clonada a mi padre y no he podido salir de ese circulo, mas bo dejo q mis hijos tomen mi lugar.