El mensaje Espiritualidad

No necesitas cambiar…necesitas renacer y evolucionar

No necesitas cambiar…necesitas renacer y evolucionar
Escrito por Fabiola Cuevas

Si llevas tiempo leyendo éste blog, seguramente ya traes en tu mente la información de que para superar la ansiedad, los miedos y la depresión: No necesitas cambiar…necesitas renacer y evolucionar. Es necesario generar un cambio en tu interior. Desgraciadamente, siento que éste mensaje lo he transmitido poco y quizás se ha malinterpretado, pues no se trata de que cambies y dejes de ser quien eres, se trata precisamente de que empieces a ser quien realmente eres, y eso no se logra a través del cambio, sino a través de renacer, evolucionar y transformarse.

Diferencia entre el cambio y la evolución

La principal diferencia es que el cambio es el resultado de un proceso de evolución.  Imagina que tu estás evolucionando por dentro y por fuera, pero no te das cuenta de esa evolución porque estás contigo todos los días, te ves diario, así como cuando vas subiendo o bajando de peso y no lo notas, hasta que pasan 3 meses y dices “¡ay caray! cómo he cambiado”.

Y es a esto a lo que me refiero, no necesitas pensar en cambiar de un día para el otro, sino enfocarte en evolucionar, lo cual es un proceso paulatino, gradual y en espiral ascendente hacia tu más alto bien.

No se trata de ser diferente, sino de ser tu mismo

Reforzando éste punto, para superar la ansiedad o depresión, lo que necesitas es reconectar con tu propio poder personal, ser genuinamente como eres en esencia y dejarte expresar esa autenticidad, es acoplar la vida del exterior con tu mundo auténtico interior.

No se trata de que ahora tienes que abandonar quién eres y convertirte en quién sabe Dios quién… se trata de dejar salir a esa esencia que has guardado en tu interior.

Esa esencia la guardaste en algún momento de tu vida, poco a poco… para protegerla de no sufrir, creyendo que así realmente podías evitarte el dolor en tu vida.  Pero… ¿qué crees? con eso sólo te estás generando más sufrimiento.  Si realmente quieres dejar de sufrir, necesitas dejar salir tu esencia al exterior, aceptar el dolor como parte de la experiencia humana sin resistencia y sin control, y transformar tu vida en lo que desde el fondo de tu alma anhelas que sea.

¿Qué sí necesitas abandonar de ti mismo?

Ahora, una cosa es tu esencia, y otra cosa es tu identidad o la idea que tienes de quien eres, junto con todas las estrategias mentales que te has ido inventando y las creencias equivocadas que tienes dentro de ti sobre el mundo, los demás y ti mismo.

Puede ser que tu crees algo de ti mismo que no es verdad, o que crees algo del mundo y de los demás que tampoco es verdad, puede ser que tengas aprendido a juzgar antes de probar, a adelantarte al futuro o llegar a conclusiones catastróficas.

Pero aquí lo importante, es que todo eso lo aprendiste y lo practicaste tanto que crees que así eres, y entonces crees que abandonar eso será dejar de ser tu mismo.  Pero ¡no! al abandonar todo eso, serás más tu mismo pues ya no tendrás capas extrañas que te impiden salir a la luz.

Entonces, en general, lo que sí necesitas abandonar de “ti mismo” es:

  • creer que naciste ansioso o depresivo y que así serás siempre
  • creer que estás enfermo y no te puedes curar
  • querer resolver las cosas entendiéndolas
  • adelantarte a los hechos y llegar a conclusiones nada más porque “así lo sientes” (hay que diferenciar entre el “así lo siento distorsionado” y la intuición).
  • querer controlar todo lo que sucede contigo y tu alrededor
  • autoexigirte ser perfecto, infalible, siempre amable e impecable
  • todas las ideas que tengas en tu mente que empiezan con “debería”
  • culparte por lo que sale mal contigo o con los demás
  • descuidarte física o emocionalmente, porque “así eres”
  • guardarte tus emociones
  • preocuparte por lo que piensen los demás de ti

Y después… ¿cómo empezarás a evolucionar?

Lo más importante para evolucionar, desde mi punto de vista, es simplemente dejar de hacer las cosas que sabes que te hacen mal, y empezar a hacer las cosas que sabes que te hacen bien; actuar diferente a lo que vienes actuando.

Realmente no sirve de mucho tener toda la información en tu mente sin pasar a la acción, pues nada más te culparás y frustrarás.

Y muy importante, tampoco sirve esperar a tener las ganas para pasar a la acción.

Las ganas llegan cuando actúas, y de ésta forma, te fortaleces para seguir actuando.

Así es como, actuando, poco a poco, irás abandonando hábitos mentales y de comportamiento que te hacen daño, y poco a poco, te darás cuenta que empiezas a ser más tu mismo, que se siente increíble, y que tu vida empieza a reflejar esa “increibletez”.  Hasta que llegues al punto de poder decir “cómo he cambiado” pero no lo dirás con pena o con pesar, sino con un profundo agradecimiento, pues sabes que antes no te estabas dejando ser y que ahora lo eres y tu vida lo refleja.

Renace como el ave fénix

Finalmente, me parece muy muy importante, que te conectes con la energía y la conciencia del ave fénix, pues cuando estás en crisis o en una etapa de tu vida que no te gusta quién eres o cómo es tu vida en general, es cuando más fuerzas tienes para resurgir de entre las cenizas, encenderte en fuego, y con mucho poder, transformarte en quien realmente eres y renacer.

Quizás ya naciste una vez en ésta vida, y eras tan genuino y hermoso que no tenías que esforzarte por ser feliz, pero después… quizás se te olvidó quién eras y aprendiste a hacer cosas que no te sirven.

Es por eso que te invito a renacer, y renacer significa, deshacerte de lo que no eres, de lo que no te sirve, depurarte, limpiarte, y dejarte nacer de nuevo, simplemente, dejarte ser y actuar en consecuencia de quien tu sientes que eres.

Recomendación:

Te recomiendo que hoy por la noche escribas o te visualices, siendo y sintiéndote como quieres, y lo más importante, es que te la creas de verdad, que generes el sentimiento dentro de ti que corresponde a eso que anhelas.

Ya eres todo lo que necesitas ser

Y cierro con esta frase, pues todo lo que necesitas para ser feliz está en tu interior, tan sólo necesitas liberarte de tus propias cadenas (miedo al qué dirán, autoexigencias, autocontrol, enojos).  Te liberarás de todo esto, cuando te dejes ser y pases a la acción, más allá de lo que tu mente o tus hábitos te digan que tendrías que hacer.

Comentarios

  • Todo lo que describiste en esta parte es exactamente lo que me ocurrió. En alguna parte de mi vida perdí mi esencia y mi mente se apoderó de mi ser interior. Dejé de ser esa persona extrovertida y segura que amaba viajar y amaba la vida a ser una persona insegura y con muchos pensamientos que me encadenan cada vez más y me hacen quedarme en mi zona de confort. Ahora que estoy en el curso “dale alas a la ansiedad” estoy viendo como he desaprovechado mi vida y viendo que si hay solución para volver a ser la persona que era.