Las 10 formas de tratarte a ti mismo que te harán sentir mejor

tratarte a ti mismo que te harán sentir mejor

Nos fijamos mucho en cómo nos tratan los demás o inclusive en cómo nosotros tratamos a otros, pero poco nos enfocamos en mejorar la manera que nos tratamos a nosotros mismos.  Si cada quien mejorara la manera en la que se trata, nos trataríamos mejor entre todos, pues ya sabemos lo que merecemos, nos lo damos, lo recibimos y lo damos a los demás.

Aquí te recomiendo unas simples formas de ir mejorando la manera en la que te tratas:

Deja de exigirte tanto

Tente un poco más de paciencia, esto no significa que no te plantearás metas y objetivos para sentirte mejor, significa que sabes que eres humano, y que el proceso y evolución es paulatino, que no puede ser de un día para el otro.

Hazte tu propia prioridad

Cuando eres tu propia prioridad, dejas de descuidarte a ti mismo, de cargar responsabilidades que no te tocan y te liberas de enojos acumulados que en el fondo guardas por sentir que los demás te quitan el tiempo.  Hazte tu prioridad y haz lo que necesitas hacer por ti primero, y ya luego compartes ese amor que traes dentro con otros.

Háblate bonito

La manera en la que te hablas es crucial para mejorar tu autoestima y satisfacción personal, si te hablas con groserías, te insultas, te regañas y te reprimes, ¿qué puedes esperar que hagan los demás contigo? prácticamente lo mismo.  Así es que háblate bonito, así como le hablarías a tu enamorado/a.

Cuídate de malpasarte

Con horas de trabajo, comida, alcohol o diversión, todo malpase genera un desequilibrio interior, y el desequilibrio puede evolucionar en desansiedad.  Así es que cuídate a ti mismo, reconoce cuándo te estás sobrepasando, y ponte un límite, simplemente haz un alto y deja de hacerlo.

Espera lo mejor de ti

Si tu desconfías de ti mismo, crees que no eres capaz, que siempre estarás en tal situación, que te has demostrado mil veces que no puedes… y abandonas tu propia causa, entonces, te estarás generando esa misma realidad que no quieres.  Ten fe en ti, confía en que sí puedes, y empiézate a generar esa nueva realidad. 

Si esperas lo mejor de ti mismo, te convertirás en quien realmente eres.

Ten detalles contigo mismo

¿Cómo podrías consentirte un poco más? Nadie mejor que tú sabes lo que te gusta, quizás son los esquites de la esquina de regreso del trabajo, un masajito en la noche con agua caliente en los pies, o ver tu serie favorita, o simplemente, darte chance de abandonar todas esas cosas que tienes que hacer y dedicarte a descansar.  Regálate un chocolate de vez en cuando, ten detalles contigo como los tendrías con tu pareja, y entonces, te convertirás en la persona que más amas en la vida.

Abandona la guerra interior

Todas esas veces que te reclamas y te culpas, que te presionas por ser alguien diferente, que te quejas de ti mismo e inclusive te avergüenzas… cáchate y activa el perdón y la compasión por ti mismo, de comprender por qué lo haces, y más bien, entenderte y con empatía guiarte a un lugar donde te sientas más en paz, pero partiendo de la paz y no de la lucha.

Olvídate de la prisa

Por favor, si tu hijo no llega a la escuela y se queda en casa, ¡perfecto! al día siguiente sal más temprano, pero deja de correr por las calles o en tu coche, la prisa nos pone en un estado de alerta y activación de nuestro sistema nervioso que lo único que genera es que minutos después estés agotado y desgastado.  Olvídate de la prisa, organiza tu tiempo y tente paciencia.

Ama tu cuerpo

Creo que la manera en la que tratamos nuestro cuerpo es un símbolo perfecto de qué tanto nos queremos.  Si te la vives criticando tu cuerpo o bien, explotándolo, significa que te falta aprender a amarte a ti mismo tal y como eres.  Acepta tu cuerpo como es, encuentra su propia belleza y perfección, sea como sea, es hermoso, y si las revistas te dicen lo contrario, deja de comprarlas, y si la tele te dice lo contrario, por favor deja de verla.

Acepta tus sentimientos

El que sientas te hace humano, y rechazar tus sentimientos es lo mismo que rechazar que eres humano.  Es mentira lo que se nos ha dicho que hay que luchar contra la vulnerabilidad o debilidad, y esto nos ha generado que hemos perdido el contacto con una fuente de sabiduría impresionante que son nuestros sentimientos.  Acepta tus sentimientos, déjate llorar o sentir enojo, contacta con cómo tu cuerpo reacciona cuando los sientes, canalízalos y descubre la información que traen para ti.

En conclusión

Trátate como si fueras la persona que más amas en la vida, y tarde o temprano, terminarás amándote realmente por quien eres.  Acéptate y compréndete, y date lo que tú sabes que mereces recibir.

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Andre
    • 6 abril, 2017

    Excelente me sentí super al leer este post…bendiciones.

    • Ana María Pérez Aguayo
    • 28 noviembre, 2015

    Me gustó mucho este artículo. Y quisiera saber más de este artículo

      • Jesica Campos / Equipo Desansiedad
      • 30 noviembre, 2015

      Hola Ana María! Te comparto este audio sobre amarse a sí mismo: https://soundcloud.com/desansiedad/como-amarte-a-ti-mismo

      Un saludo!

      • Andre
      • 6 abril, 2017

      Me encanto este articulo

    • Paola Ruiz
    • 6 mayo, 2015

    Te agradezco que publiques todo el contenido posible para entender que la ansiedad no es más que un llamado a la evolución, yo elijo verlo así, espero poder escribir mi testimonio pronto. Bendiciones.

Los comentarios están cerrados.
1 compartir