La importancia de tomarte tu espacio vital durante y después de la ansiedad

 

El espacio vital se llama así porque es… vital. ¿Qué es el espacio vital? de inicio, es una circunferencia alrededor de tu cuerpo, aproximadamente la que se forma si extiendes tus brazos y giras, el cual necesitas para tu propio bienestar y equilibrio. Y además de este espacio vital inmediato, también necesitamos como seres humanos espacios vitales de estar con nosotros mismos, en silencio y en soledad disfrutando de nuestra propia compañía.

¿Qué pasa con el espacio vital en la ansiedad?

Durante la ansiedad pasa algo curioso, por un lado no quisieras estar sólo, y por el otro lado, lo necesitas, aunque no sepas que lo necesitas.

Te platico que ayer tomé un vuelo y a lado de nosotros venía una chica que la estaba pasando mal, se le bajó la presión y se veía un poco inquieta, su mirada estaba fija hacia enfrente, sus rodillas se dirigían al pasillo principal y sus brazos estaban caídos. Mientras que a lado de ella, estaba su novio, totalmente dirigido hacia ella, bien intencionado pero prácticamente encima de ella viéndola constantemente durante 2 horas de vuelo, mientras que repito, ella veía hacia el frente.

La verdad no me animé, pero tenía muchas ganas de pararme y decirle a él “por favor dale su espacio”, y a ella.. “relaja tu estómago, respira profundo, esto va a pasar”. No lo hice pues todavía no doy ese salto a dar ayuda cuando me la piden jejeje pero… quizás ella pueda estar leyendo esto o quizás tú has estado en una situación parecida.

Al verla a ella me acordé de esos momentos en los que yo pasaba por crisis de ansiedad y al mismo tiempo que no quería estar sola, me sentía sofocada por tener toda la atención de las personas que me rodeaban, y más si tenía cercanía de sus cuerpos sobre el mío. Pero al mismo tiempo, no podía pedir mi espacio, pues ni si quiera sabía que lo necesitaba. 

Necesitas de tu espacio vital para respirar y resolver por ti mismo lo que te está pasando

La realidad es que en esos momentos sí necesitas tener tu espacio, necesitas espacio para respirar, para contactar contigo y para relajarte, y sí necesitas enfrentarte a separarte un poco de los demás, y dejar de hacer de tus sensaciones y tu malestar el centro de atención de los demás, y más bien, aislarte y sí ponerle atención tú mismo a lo que sientes pero para resolver, más no para agrandar la preocupación.

Y seguramente, además de estos momentos de ansiedad, necesitas espacios vitales contigo mismo, donde reconectes contigo y descubras qué necesitas, qué te está pasando y qué puedes hacer para sentirte mejor. Pero si todo el tiempo estás con los demás, pegado a ellos y con la atención puesta en ti… quizás se aumente tu sensación de falta de aire.

Equilibrio entre estar contigo y estar con otros

Te platico que en la guía de Dale alas a la ansiedad tengo todo un apartado de los equilibrios que necesitamos en nuestra vida, y uno de ellos es “tiempo conmigo y tiempos con los demás”. Y te confieso que últimamente yo no tengo muchos tiempos conmigo misma y de verdad que los necesito, y por eso los busco y los seguiré buscando, pues estar contigo mismo puede funcionar para recargarte y después salir y compartir, o bien, si eres extrovertido, quizás estar con los demás te recarga pero después también necesitas tiempo contigo para aterrizar.

El punto es que todos somos en alguna medida introvertidos y extrovertidos, y durante la ansiedad pasa que necesitamos ir un poquito más a nuestro interior para descubrir qué necesitamos y tomar las riendas de eso que necesitamos, dejando de esperar que los demás nos resuelvan, pues en los demás no está la solución. Sí es válido pedir apoyo, pedir que te agarren de la mano mientras que cierras los ojos y sientes tu cuerpo, pero insisto, la solución está en tu interior en cuanto a que tú necesitas relajarte por ti mismo y resolver la situación.

Te comparto este audio donde hablo sobre la diferencia entre la auto observación y la hipervigilancia, pues sí hay que ponernos atención a nosotros mismos pero no desde un estado de alerta. 

Capacidad de estar contigo mientras que estás con los demás

Una capacidad que he estado desarrollando es la de poder estar en ese contacto conmigo misma mientras que estoy con los demás, pues con mis antecedentes de codependencia donde ponía toda mi atención en otros no es tan fácil, y después con la ansiedad, tendía a poner toda mi atención en mí y nada en los demás. Yo estoy segura que eso fue parte de irme al otro extremo para poder después equilibrarme. Así es que te recomiendo trabajar conmigo en esta capacidad donde te sientas en tu centro, contigo y cómodo al mismo tiempo que estás con los demás, capaz de resolver tus propios asuntos internos sin la necesidad de traer toda la atención de los demás hacia ti pero sí pidiendo asertivamente lo que necesitas de ellos. Es un equilibrio que se mueve y es flexible… pero por ahí va.

En conclusión

Así es que en conclusión, intenta tener momentos de estar contigo, simplemente estar, sin hacer otras cosas, en silencio y apartado de otros para que después puedas salir y compartir desde tu centro de equilibrio. Y después, intenta que en los momentos de ansiedad o de nervios, pidas tu espacio físico vital para poder respirar y poco a poco lograr que se quite tanta atención de los demás a tus sensaciones o malestar, pues desde mi perspectiva, eso no ayuda del todo.

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

  1. Responder

    Hola faby si deposito los 9si quiero pero como me. Contacto contigo para los talleres plis ayuda

    1. Hola Diana,

      Si vas a hacer el pago por depósito, una vez realizado envía tu comprobante de pago a ventas@desansiedad.com y recibirás las instrucciones a seguir.

      Cualquier otra duda al respecto nos la haces saber.
      Un saludo

    • Yaritza Castro
    • 23 enero, 2017
    Responder

    Hola Fabiola!! Soy Yari de Chile. Primero: muchísimas gracias por todos los canales que tienes dispuestos a ayudarnos en esta etapa.. Hace unos meses descubrí tu canal en YouTube y comenzado con algunos de los talleres que han sido de ayuda en algún momento. Así que gracias!!.. Segundo, una pregunta que tengo desde que esto comenzó a sucederme y que ni los doctores que he visitado han sabido responder o que tal vez yo no entendí muy bien. Te cuento muy resumida mi historia de cómo comenzó la ansiedad.
    Toda mi vida viví en un pueblo al sur de chile y por temas de estudio me mude a vivir a Santiago (la capital) con un pariente con el cual no tenía mucho contacto. El dejar a mi familia, amigos, vida, etc. me tenía bastante triste y de malas ganas por decirlo de alguna forma. Llegue a desarrollar un pequeño trastorno alimenticio que según yo, ni sentía tan mal en comparación con como me he sentido en algunos momentos en el último tiempo. Digamos que lo tenía “bajo control”, pero si sentía tristeza todo el tiempo (era lo que más se repetía) Nunca le conté a nadie, ni fue a terapia, ni nada. Sin embargo logre superarlo y según yo estaba bien; hasta que un día equis, fume un cigarrillo de marihuana, sin ser la primera vez que lo hacía, y fue lo peor que pude haber hecho. Esa noche, sin duda, está dentro de las peores de mi vida. Me sentí pésimo toda la noche, temblé por más de 7 horas, tenía pensamientos muy extraños, tenía asco de todo, sentía que no era yo, me sentía como en otra dimensión. Todo esto por horas y horas. Cuando logre dormir, y despertar al día siguiente seguí con los mismos síntomas y así estuve prácticamente una semana entera. Llena de miedo fui al doctor de medicina general, le explique y me dijo que la marihuana me produjo un trastorno de ansiedad de tipo orgánico. Esto fue hace prácticamente 8 meses y de forma gradual con los meses he estado mejor. Hasta hace unas semanas que comencé a sentir lo mismo que en el día 1 y fui nuevamente al doctor porque ahora se suma el miedo a dormir, el miedo a no despertar etc. Ahora me diagnosticaron trastorno de pánico. Entonces mis preguntas son: ¿puedo tratar el trastorno de pánico tal cual como la ansiedad, siguiendo tus consejos y talleres? ¿Este trastorno que se desarrolló fumando una sustancia tiene cura al igual que la ansiedad “natural”? En mi primera visita al doctor, antes de decirme que tenía ansiedad me hicieron pruebas de sangre, de tipo hormonal y de orina y todo arrojo normal. Sin embargo no me hicieron ningún estudio en el cerebro. Según tu experiencia: que tan dañina es la marihuana para provocar un trastorno en el comportamiento de las sustancias generadas en el cerebro? Estas dudas me surgieron después de escuchar un audio llamado “como volver el cerebro a la normalidad”
    Espero encuentres un momento para responderme, te lo agradecería aún mas
    Saludos y buen dia ¡!

      • Marinela Nicolás / equipo desansiedad
      • 24 enero, 2017

      Hola Yaritza, gracias por escribirnos.

      Realmente el trastorno de pánico no es algo distinto al trastorno de ansiedad sino más bien se le podría considerar como un trastorno derivado de la ansiedad. Por otro lado no es que el trastorno se desarrolle por fumar marihuana sino que más bien la marihuana puede ser un disparador. En cualquier caso el proceso a seguir es el mismo, por lo que puedes guiarte por los recursos de los que disponemos en desansiedad. Pero te recomiendo que comiences por conocer qué es la ansiedad y cómo funciona. Te dejo aquí varios enlaces relacionados:

      Cómo funciona la ansiedad parte 1
      https://www.youtube.com/watch?v=4O1DcLjkjAk
      Cómo funciona la ansiedad parte 2
      https://www.youtube.com/watch?v=Fy9jViaoNM8&t=25s
      Cómo funciona la ansiedad parte 3
      https://www.youtube.com/watch?v=-E0VdhN43CM&t=452s

      También te recomiendo leas los siguientes:

      ¿Fumaste marihuana y te dio ansiedad?
      http://www.desansiedad.com/?s=marihuana

      Diferencia entre causas y disparadores de la ansiedad
      http://www.desansiedad.com/2014/11/20/diferencia-entre-causas-y-disparadores-de-la-ansiedad/

      Espero te sirva de ayuda.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 comparte