La hipocondría o miedo a enfermar

La hipocondría o miedo a enfermar

La hipocondría o miedo a enfermar es algo más común de lo que te imaginas; los altos niveles de ansiedad hacen que tengamos miedo a enfermar, y este mismo miedo, aumenta la ansiedad, así es que es fundamental que sepas qué hacer al respecto.

¿Qué es la hipocondría?

Es uno de los trastornos de ansiedad (y has de saber que tras-torno significa que estás girando para el lado contrario de tu bienestar) caracterizada por la obsesión y miedo a tener enfermedades físicas, casi siempre, de índole terminal.  Cuando tienes miedo a enfermar, parece que por más doctores que visites, no logras estar tranquilo, y esa misma intranquilidad, aumenta la ansiedad y con eso, el miedo a enfermar.  Generando así un círculo vicioso, el cual es importante que aprendas a interrumpir.

Posibles causas del miedo a enfermar

En mi experiencia clínica, he podido platicar con muchas personas “diagnosticadas con hipocondría” o simplemente, con miedo a enfermar sin saber que eso es hipocondría, y he podido observar varias causas a la misma:

  • Altos niveles de ansiedad
  • Muerte de algún familiar por enfermedad
  • Pensamiento de tipo obsesivo y controlador
  • Incapacidad para disfrutar la vida
  • Desconfianza y desconexión del cuerpo
  • Negación o evitación de un dolor interno emocional
  • Necesidad de recibir atención de los demás

Principalmente, el estar acostumbrado a querer tener todo bajo control y negarte la oportunidad de sentir tus emociones fuertes.

¿Para qué nos sirve la hipocondría?

Como todo en esta vida, obtenemos ventajas.  Y las ventajas de la hipocondría es que te distraes de no ponerle atención a lo que realmente necesita tu atención (emociones dolorosas, cambios en tu vida). Entonces, es mejor enfocarte en que algo anda mal en tu cuerpo, en lugar de darte cuenta que algo anda mal en tu vida y en cómo estás tomando las decisiones.

Es precisamente por eso que se hace obsesivo el asunto, pues mientras más me obsesiono en la enfermedad, menos atención le pongo a lo demás.  Y lo demás… tu vida, necesita de tu atención, pero por algo no se la has estado poniendo.

Casualmente, al mismo tiempo, la hipocondría te sirve para llamar la atención de los demás, de tus papás, de tu pareja o de tus compañeros de trabajo.  Y digo casualmente, pues tú eres quién necesita ponerse atención, a ti, a tu vida y a tu cuerpo, pero te las arreglas para que sean los demás quienes te la pongan (al final del día la necesidad busca ser cubierta).

¿Qué ganarías si realmente enfermaras?

Siguiendo un poco el punto anterior, ¿qué pasaría si realmente enfermaras? quizás sería la única forma en la que te saldrías de tu trabajo y podrías ir a trabajar, o sería la única forma en la que podrías bajar la guardia y dejarte querer y consentir, o sería la única forma en la que podrías mandar las responsabilidades a volar y dedicarte a disfrutar de la vida, o sería la única forma de justificar que has sido víctima en esta vida.

Pregúntate esto, y quizás la respuesta que obtengas, es lo que en el fondo estás necesitando hacer, y ahora cuestiónate sobre eso que estás necesitando hacer y encuentra la manera adulta, responsable y consiente de satisfacer lo que estás necesitando (descanso, cambio de rumbo, bajarle al ritmo, dejar de controlar, dejarte querer).

Yo sé que estás seguro que estás enfermo

Cuando tu mente se torna obsesiva, vas a encontrar todas las pruebas, justificaciones y razones con las cuales demostrar que sí tienes una enfermedad, a tal grado, que tu mismo cuerpo puede empezar a somatizar (Convertir inconscientemente un trastorno psíquico en una dolencia física) toda esa tensión y emociones que traes dentro, convenciéndote aún más de que estás enfermo.

Y claro, la tensión tiene que salir por algún lugar… y normalmente, casi que en un 100% de las veces, si no sale a través del llanto, acciones o palabras, saldrá a través de malestares físicos.

Pero lo más probable, es que no estés físicamente enfermo, que sean tus emociones y la tensión de las mismas las que te están generando la sospecha a esos síntomas.

Entonces… ¿qué hacer?

Claro que la mejor opción es ir a una terapia cognitivo conductual que te ayude con la obsesión, y a la par, o mientras tanto, te recomiendo lo siguiente:

Disminuye la frecuencia de tus rituales de revisión 

Es muy probable que tengas rituales en donde revisas tu cuerpo, en búsqueda de esos síntomas o señales de peligro.  Entonces, te recomiendo que registres cuántas veces al día o a la semana lo haces, y que vayas disminuyendo ese número cada semana, dejando de hacer un ritual por semana.  Y cuando no lo hagas, necesitas practicar ejercicios de relajación.

Olvídate de las búsquedas en Google 

Recuerda que si tu buscas “enfermedad” google te dará más “enfermedad”.  Google es algo así como el Universo, que te responde lo que estás buscando.  y te aseguro que no estás buscando “cómo ser más sano”, estás buscando… “pruebas de que tengo cáncer”.  Entonces, claro que te vas a seguir convenciendo de lo mismo.  Por eso te recomiendo que busques lo contrario a lo que estás buscando o que simplemente dejes de buscar.

Confía en tu cuerpo 

Necesitas confiar más en tu cuerpo, creer que él sabe lo que hace, que es infinitamente sabio y que nació para ser sano y para mantenerse así.  Tu cuerpo quiere sobrevivir y estar en equilibrio y bienestar, ese bienestar lo pierde cuando la mente interviene con sus programas mentales contraproducentes y cuando te guardas emociones en tu interior, así es que el problema no es tu cuerpo, enfócate en lo que realmente necesitas enfocarte: aprender a usar tu mente y tus emociones.

Enfrenta el dolor 

Ya sea el dolor de haber perdido a un ser querido por una enfermedad, o el dolor emocional de otro pérdida o simplemente el estrés diario que experimentas… necesitas enfrentarlo, aceptarlo, verlo, sentirlo y después transformarlo hacia tu exterior, ya sea hablando, pintando, bailando… lo que sea! pero no lo dejes dentro… pues, solamente te está generando más de lo mismo.

Pon el foco en la salud 

¿Qué tal que en lugar de registrar todas las señales de enfermedad, registras todas las señales de salud? y quizás te preguntas…¿cuáles son las señales de salud? y no te preocupes, es normal que no las conozcas, no estamos acostumbrados a registrar o identificar la salud, estamos acostumbrados a identificar la enfermedad.  Pero date cuenta, el color de tus mejillas, la humectación de tu boca, tu tono muscular, tu cabello, tu digestión… en todos esos lugares puedes encontrar signos de salud.

Y no lo minimices, o sea, no porque un día estuviste mal de la panza, ya estás mal de la panza.  Sé objetivo y registra tus signos de salud tanto los de “enfermedad” y ve realmente cómo estás.

Y además de esto, simplemente entra al mundo de la salud y salte del de la enfermedad, claro, si es que realmente quieres estar sano.

Ponte atención 

Y creo que este es el punto más importante, pues la hipocondría es un llamado de atención al mundo, tanto de tu cuerpo como de ti mismo, y quien se la debe de poner, eres tú a ti, de ti para ti. Así es que ten espacios para estar contigo mismo, para hacer cosas que te den satisfacción, para poner en orden lo desordenado, para tomar las decisiones que sabes que necesitas tomar, hablar contigo y escucharte… eso es lo que realmente necesitas.

Sólo tú te convencerás de que estás sano

Por más estudios o doctores que visites, nadie logrará convencerte de que estás sano más que tu mismo, pero por alguna razón no quieres convencerte.  Así es que descubre esas razones que se esconden detrás de todo esto, y decide convencerte a ti mismo y realmente creer la realidad de que no tienes ninguna enfermedad.  El visitar doctores y sacarte análisis es un reforzamiento a la hipocondría, cada vez que lo haces te alejas más de sentirte tranquilo (aunque tu creas que eso te da tranquilidad), es como fumarte un cigarro cuando sientes intranquilidad, te da tranquilidad por un segundo, pero después la intranquilidad por fumar regresa.

Y no es que estés intranquilo, es que te pones intranquilo porque quieres fumar.  Lo mismo pasa con la hipocondría, te pones ansioso porque te quieres checar, lo haces y te relajas por un momento, pero después vuelve y hasta más fuerte.

Cuenta hasta diez antes de confirmar tu enfermedad

Te llega la preocupación o el pensamiento de que puedes estar enfermo, e inmediatamente quieres correr a revisarte al baño, al estudio, al doctor o en google.  Y aquí lo que te recomiendo es que cuentes hasta 10, pero realmente, cuenta hasta 30, mientras que relajas tu estómago, respiras profundo y te dices a ti mismo la verdad “ya me he revisado muchas veces, no tengo nada, es mi mente obsesiva que me hace pensar esto, seguro estoy queriendo negar alguna emoción…¿cuál es? ¿en realidad que me está preocupando?”.

Y entonces, enfrentas lo que realmente necesitas enfrentar, un enojo o una tristeza.

En conclusión

La hipocondría o miedo a enfermar es un truco de tu mente que te desvía de lo que realmente necesitas atender, no estás enfermo y ese no es el punto aquí, el punto es todas las emociones y tensión que no estás atendiendo, y que cuando lo hagas, el miedo a enfermar disminuirá por sí sólo, pero claro, también necesitas resolver este miedo en específico.

Etiquetas: , , , , , ,

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Allison Marquez
    • 10 abril, 2017
    Responder

    Hola.
    Hace 1 año murió mi tía de cáncer pulmonar y de verdad que me da tristeza pero cada vez que me da gripa o tos muy fuerte me entra miedo de que me pase como a ella.
    Siempre he sido muy ansiosa desde pequeña.
    Ahora me encuentro muy mal de salud y pues… Estoy fatal.
    Con nada logro quitarme lo que tengo y ya he ido con varios doctores y nada.
    Necesito relajarme pero no encuentro la manera.
    Necesito ayuda. 🙁

    1. Hola Allison, encantada de saludarte.

      Te recomiendo este artículo relacionado con tu consulta:

      El requisito más importante para que de verdad te puedas relajar
      http://www.desansiedad.com/2016/08/23/el-requisito-mas-importante-para-que-de-verdad-te-puedas-relajar/

      Y aquí unos audios de relacjaciones:
      https://soundcloud.com/desansiedad/sets/relajaciones-talleres-5-pasos

      También te recomiendo este artículo:
      Falleció un ser querido, y ¿desde ahí sientes ansiedad?
      http://www.desansiedad.com/2014/04/13/fallecio-un-ser-querido-y-desde-ahi-sientes-ansiedad/

      Y por último este audio de Cómo superar la Hipocondría (miedo a enfermar):
      https://soundcloud.com/desansiedad/como-superar-la-hipocondria-miedo-a-enfermar

      Espero te sirvan de ayuda.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

185 comparte