Falleció un ser querido, y ¿desde ahí sientes ansiedad?

Falleció un ser querido
En la práctica de la consultoría individual, he podido percatarme que muchas personas empiezan a generar ansiedad a partir de que falleció un ser querido, y bueno, no creo que sea coincidencia, así es que después de un tiempo de análisis e investigación te quiero compartir algunas ideas al respecto.

¿Por qué la muerte de un ser querido te puede generar ansiedad?

1.  Porque eres sensible y empático a los sentimientos de los demás, entonces, en el momento que tu ser querido sufría, tú también sufriste su sufrimiento, y de cierta manera, sigues cargando ese dolor.
2.  Por no aumentar el sufrimiento de tu ser querido, te aguantaste el tuyo, te hiciste fuerte, no te permitiste flaquear, dejaste de canalizar las emociones, y estas, se quedaron ahí atoradas.
3.  Por amor, de cierta manera, sigues cargando con el dolor de tu ser querido, por un lado, para ayudarlo a cargar con él, y por otro lado, porque es la manera en la que encuentras que te puedes seguir conectando con ella o con él.
4.  Su pérdida significó algún cambio en tu vida, realmente significa un cambio en tu realidad con el simple hecho de que existe la ausencia física de tu ser querido, entonces, entras en una etapa de readaptación mental a la nueva realidad.
5.  El simple dolor de la pérdida, el desapegarte a su existencia, te hace conectar con la realidad de la muerte, una realidad poco contactada en tu vida diaria, y de cierta forma, mal entendida socialmente como algo malo y negativo, pero entras en esa sintonía de muerte = miedo, y es ahí donde entra la ansiedad.
6.  Por evitar vivir el duelo, el dolor que te genera la pérdida de tu ser querido, de cierta forma tapas los sentimientos de dolor, los niegas, y entonces es mejor empezar a preocuparte y obsesionarte por el tema de la muerte, la enfermedad y con esto, generarte ansiedad.

¿Por qué nos quedamos con el sufrimiento y dolor de nuestro ser querido?

Es importante que sepas que el amor es el precursor de todo esto, no lo haces por mala persona o por raro ni nada por el estilo, lo haces por amor a tu ser querido. Tú crees que al ayudarlo a cargar su dolor, es menos para él o ella, o bien, que al sufrir en vida, le haces honor a su muerte, o por otro lado,  al seguir cargando la energía de la muerte, te mantienes en conexión con esa persona, como si, toda la relación hubiera sido esos últimos días.

¿Cómo lidiar con todo el asunto de la muerte?

Eros y Tánatos, desde la mitología griega, son dos realidades de la vida, y en realidad crean una misma: Eros es la pulsión de vida, y Tánatos es la pulsión de muerte. Eros no puede existir sin Tánatos y viceversa. La muerte en realidad no es algo malo, simplemente es una expresión más de vida. Lo que duele de la muerte, es lo que la pérdida de tu ser querido significa para ti, en cuanto al desapego por el que tienes que pasar, y la readaptación a una nueva realidad cotidiana práctica.
Te invito a dejar de ver a la muerte como algo malo, oscuro y negativo, y empezar a verlo como una ilusión de la mente, o sea, la muerte en realidad no existe, ya que lo que es no puede dejar de ser, solamente se transforma. No existe un principio y un fin, todos estamos en un continuo flujo de vida, y la muerte, es tan sólo otra manifestación de vida.  Es vida transformándose en algo más, en algo más puro y abstracto que quizás a tus ojos humanos no le queda muy claro.
Para eso te recomiendo que abras tu lado espiritual, y que veas a la muerte como una transformación, nada más.  Y que más bien, te ocupes de lo que realmente necesitas ocuparte: lidiar con el duelo de la pérdida de tu ser querido.

Ritual para resolver el duelo

Entonces, ahora sí, te recomiendo hacer este ritual con tu ser querido, la idea es que expreses lo que sientes, que abras esa coladera tapada, y principalmente, que le regreses su sufrimiento y aceptes el tuyo, agradeciéndole por todo lo que si te dio.

Hazlo en el siguiente orden:

  1. Siéntate en un sillón de tu casa, cuando estés solo y tengas privacidad, y vas a imaginar, cómo llega la presencia de tu ser querido, tu lo invitas a que venga a ti, y que se siente junto a ti en ese sillón. Siente su presencia, imagina si quieres su figura, y déjate sentir lo que tenerlo ahí a tu lado te hace sentir.
  2. Y primero que nada, le vas a decir todos los sentimientos que te generó su enfermedad, su manera de partir, y su partida. Dile si te enojaste por algo, si estuviste triste, cómo fue para ti tu proceso.
  3. Dile ahora, que necesitas regresarle su dolor y su sufrimiento, y físicamente, saca el dolor y el sufrimiento de tu cuerpo, y regrésalo, imaginando como él o ella lo toman de vuelta.  Puedes decirle “por amor cargué tu dolor, pero no me corresponde, te pido que lo tomes de vuelta, yo te sigo amando, ahora, me encargaré de mi propio dolor, pero ya no del tuyo”.
  4. Después, le vas a dar las gracias por todo lo que tengas que agradecerle, por todo lo que su partida te ha dado de aprendizaje, por todo lo que su vida te dio de aprendizaje.
  5. Finalmente, dile cómo quieres que ahora sea la relación entre tu y él o ella, dile que lo vas a tener presente ahora disfrutando también de tu vida, haciendo lo que disfrutaban juntos, preguntándole cuando necesites consejo, recordando las cosas positivas, de vez en cuando platicando con él o ella… declara cómo quieres que sea tu conexión con él o ella, sin que implique estar conectado a través de la muerte o enfermedad.

¿Y luego?

Y luego, te permites aceptar los sentimientos y emociones que vengan a ti en relación a su fallecimiento, te dejas sentir dolor cuando tengas dolor, y dejas de buscar distraerte con preocuparte por tu enfermedad o por tu vida.

Y después, reconectas con Eros, con las actividades que te hacen disfrutar de tu vida, de esta manera, honrando tu vida y la de tu ser querido.

También puedes acudir con un tanatólogo para que te ayude a trabajar tu duelo, y seguramente, con eso te ayudará muchisísimo para disminuir tu ansiedad.

¿Qué puedes hacer para honrar su vida?

En mi experiencia y como psicóloga, he visto que las experiencias dolorosas pueden ser utilizadas como fuerza y motivación para cumplir algún propósito en tu vida y ayudar a mejorar la vida de los demás. Imagina que tomaras todo ese dolor y quizás enojo que te generó la muerte de tu ser querido… y que lo convirtieras en motivación para algún proyecto o idea… ¿qué harías?

Cuando el dolor lo convertimos en propósito y creamos vida a través de la muerte, continuamos con este ciclo que te explico de Eros y Tánatos y transformamos el dolor en creación, desde mi punto de vista, esta es la mejor manera que podemos encontrar para seguir con la experiencia de estar vivos mientras que existe dolor a nuestro alrededor.

¿De qué otra forma te puedes conectar con él o ella?

Si pudieras recordar todos los momentos positivos y todas las cosas que esta persona dejó en tu vida, ¿cómo podrías conectar con él o ella? quizás haciendo esas mismas actividades, quizás aplicando lo que te enseñó, compartiendo su vida con otras personas, su sabiduría… no sé. Lo importante es que conectes con tu ser querido desde la parte vida, para que no necesites reforzar la parte de su fallecimiento o enfermedad para sentir la conexión. Es como que llevas la mirada a la mayoría de lo que si fue, que fue todos los años que vivió, comparado con el microsegundo en el que falleció. Y que ahí pongas tu atención, que a partir de ahí te relaciones con tu ser querido y también a partir de ahí descubras el propósito de ese microsegundo que ahora se convierta en fuerza para transformarte a ti en algún aspecto positivo.

En conclusión

Es muy importante que te dejes sentir todo lo que por estar fuerte no pudiste sentir en su momento, que le pierdas el miedo a sentir el dolor, no te hundirás en él, no te quedarás ahí. Es mejor sentir dolor intenso por dos días, que vivir diario con miedos y preocupaciones irracionales generadas por no dejarte sentir el dolor.

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • erika yivana vasco vargas
    • 29 junio, 2017
    Responder

    Hola hase 4meses falto mi papá y desde allí vengo con mucho dolor en el pecho y espalda que debo haser

      • Fabiola Cuevas
      • 4 julio, 2017

      Hola Erika, permitirte sentir el dolor de su partida y no pretender hacerte la fuerte ni llegar a ideas equivocadas, simplemente reconocer y sentir el dolor y si puedes canalizarlo de alguna forma positiva.. a la par, de que haces ejercicios de relajación y respiración para ayudarle a tu cuerpo a equilibrarse.. espero eso te ayude, saludos!

    • Viviana
    • 24 enero, 2017
    Responder

    Hola mi bebe de tres meses murió hace una semana y dos dias estoy muy ansiosa tengo una hija de cuatro años y estoy soportando por ella y mi marido es insoportable el dolor que siento…

      • Fabiola Cuevas
      • 25 enero, 2017

      Hola Viviana, lamento y lamentamos mucho que estés pasando por esta pérdida, que como bien dicen, no hay palabras que puedan describir el dolor, y precisamente el dolor es tanto Viviana, que es muy importante que te permitas vivirlo, sentirlo… que no lo quieras reprimir o hacer a un lado pues es como querer detener una cascada con un dedo. Es natural y es normal que sientas este dolor pues eres un ser humano viviendo una situación de pérdida muy dolorosa, y a veces precisamente por querer seguir estando fuerte por los demás, nos debilitamos a nosotros mismos y llega un momento en el que no podemos más. A veces le tenemos miedo a sentir el dolor por creer que nos vamos a deprimir, pero es precisamente que nos deprimimos por no sentir el dolor genuino y natural ante lo que está pasando. Y por otro lado Viviana, no tienes por qué atravesar por esto tú sola, te platico que hay terapeutas especializados en este tema, si buscas en tu ciudad algún tanatólogo, te pueden orientar mucho mejor para acompañarte en vivir este duelo de la mejor manera posible, para que efectivamente sigas cuidándote a ti y a tu familia pero de verdad, no nada más aguantando, sino… procesando el dolor, el cual están viviendo todos como familia. Y el momento llegará en el que se vuelvan a sentir en paz, en el que sientan que tu bebe sigue viviendo dentro de ustedes, no pueden desaparecer lo sucedido, necesitan asumir eso que sucedió y afrontarlo, por eso si te recomiendo mucho que busquen esa terapia para ti y para los 3. Por otro lado, cuando te sientas ansiosa, intenta aislarte a tu recámara o un lugar tranquila, cerrar los ojos y permitirte sentir, sin interpretar, sin llegar a conclusiones en la mente que luego se equivoca, nada más sentir. También te recomiendo mucho el hoponopono, no tengo información aquí en el blog sobre eso pero me parece un increíble camino que nos ayuda a atravesar situaciones de dolor. Así es que Viviana espero esto te ayude, te mando un abrazo y si necesitas algo más nos dices por favor.

    • Ines flores
    • 23 noviembre, 2016
    Responder

    Muchas gracias por tus aportaciones a me me han ayudado mucho la desanciedad me ayudo a superar la anciedad me e relajado mucho me siento feliz,más tranquila sigo tus aportado es con agrado y curiosidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 comparte