Mis formas de ver la vida que me ayudan a vivir más relajada

En este post te comparto mis formas favoritas de ver la vida que me ayudan a vivir más relajada y sin generar estrés extra al del día a día.


Te platico que como parte de recuperarme de los ataques de pánico, aprendí que mi mente se podía equivocar, y que yo podía estar segura de alguna idea o pensamiento, pero que en realidad no iba con la verdad, y nada más me generaba sufrimiento innecesario. Por ejemplo, pensar que todo el mal del mundo está a tu acecho y contra ti, creer que no hay salida, que la decisión que tomes será definitiva, que si no sucede lo que quieres será el fin del mundo, que si te fue mal en un aspecto de tu vida ya nada de tu vida vale la pena… etcétera, etcétera.

He aprendido a tener mi mente más en la realidad, que es la que sucede en el momento presente, y dejar de interpretar tanto todas las cosas que pasan a mi alrededor…pues descubrí que la mayoría de la tensión interna que vivía, provenía de ideas y pensamientos falsos, ya luego he venido comprobando que efectivamente, si tú tienes un pensamiento negativo, segregas adrenalina, cortisol y te tensas, sea o no sea real eso que piensas, se convierte en tu realidad interna.

Por eso es tan importante que aprendas a tener tu mente en la realidad, que descubras qué sí es real, y te animes, así como yo hice, a preferir vivir en la realidad que en las interpretaciones de tu mente 🙂

Aquí te van algunas formas de pensar que te harán vivir más relajado:

La otra persona actúa en base a sus propias creencias, experiencias y momento de vida 

No, no todo lo que la otra persona te diga o haga hacia ti es personal. Si alguien dice algo de ti que no te gusta, y te lo dijo cargado de emoción, lo más probable es que esté hablando más de sus propios miedos y creencias, que de ti. Eso sí, siempre vale la pena abrir bien los oídos para ver de qué manera contribuiste, y tomar críticas constructivas en pro de mejorar.

Pero por ejemplo, si acabas de conocer a alguien y no llegó a tu cita, ¿es personal? no.. a penas te conocía, cómo habría de ser personal el rechazo si no conoce todo de ti? tú que sabes que la otra persona no tiene agorafobia y le cuesta trabajo salir? miedo a la intimidad? miedo al rechazo?

Es así que intenta dejar de tomarte las cosas de manera personal, toma lo que te funciona, aplícalo en tu vida, mejora lo que necesites mejorar, y si te queda duda, pregúntale a la otra persona por qué hizo o dijo aquella cosa que te inquietó, pero evita hacerte a ideas que puedan no ser reales.

Siempre puedo retomar el camino ante una decisión tomada que no me gustó  

Si algo nos estresa en esta vida es pensar que las decisiones que tomemos tienen que ser definitivas, que no habrá vuelta atrás y que al tomar una decisión tenemos que sacrificar o deshechar las cosas positivas que la otra decisión nos representaba.

Siempre puedes probar, dar tu mejor esfuerzo y replantearte las cosas más adelante en el camino. Claro, hay compromisos por los que vale la pena esforzarse un poco más, pero intenta al momento de tomar una decisión, dejar de pensar que “esta decisión es de vida o muerte, no hay vuelta atrás y es la más importante de mi vida”. Tú qué sabes que más adelante no tendrás decisiones más importantes por tomar?

Por ejemplo, recientemente hablaba con un seguidor de Desansiedad sobre ese momento en la vida en el que tienes que decidir qué estudiar o a qué dedicarte, y estaba entre poner un negocio empresarial o dedicarse a ayudar a otras personas. Y a la conclusión que llegamos fue que no tenía que renunciar a una cosa para hacer la otra, que siempre podría ayudar y que no necesitaba de un gran plan para hacerlo, simplemente, hacerlo.

Lo importante es que pases a la acción, que hagas lo que te va inspirando, y vayas viendo en el camino hacia dónde te lleva.

El que alguien me rechace no significa que no valgo como persona 

Tiene que ver con lo de dejar de tomarte las cosas de manera personal, muchas personas te rechazarán en la vida por sus propias razones, quizás tu estatura le recuerda al otro la estatura de una persona que le hizo daño en la infancia, quizás tu nariz le parece demasiado perfecta y se pone incómodo.. yo qué sé… no puedes depender tu valor como persona en la opinión de los demás, pues esa es cambiante y personal.

El conflicto, de vez en cuando es sano 

Yo me generé muchos problemas en mi vida y en mi relación de pareja por querer evitar el conflicto, tenía la idealización de que se podía vivir sin tener diferencias, y la idea equivocada de que si había conflicto, había algo mal. Tardé tiempo en comprender pero lo logré, que es a través del conflicto que nos conocemos y que podemos crecer juntos en una relación, pero que si evitas decir lo que piensas o hacer lo que quieres por miedo al conflicto, tu relación con las otras personas no es real, pues tú no estás siendo genuino.

Es positivo no saber todo lo que va a pasar 

Dejar un espacio para la sorpresa, para el aprendizaje, para el descubrir cosas nuevas, eventos y personas nuevas, y dejar de pretender controlar y anticiparte perfectamente ante todo lo que esté por pasar contigo o en tu vida. Puedes decidir con qué actitud enfrentarte a tu futuro..pero el no saber todo lo que va a pasar, también es positivo porque abre espacio para el descubrir.

Los resultados que obtengo tampoco definen mi valor como persona 

Que si pasaste el examen, que si aprobaron tu propuesta, que si “pegó” tu negocio… todo eso depende de muchas variables, incluido el clima. Pero no hablan de tu valor como persona.

En realidad, tú vales porque existes. Con eso es suficiente, no tienes que esforzarte más en demostrar tu valor. Que tu esfuerzo sea para alcanzar tus sueños y disfrutar de esta vida, más no para demostrar tu valor como persona, ese ya está asegurado por el simple hecho de existir.

Tengo derecho de dedicarme a lo que me apasiona 

A veces dejamos de hacer lo que nos apasiona por ideas como “tengo que ser igual que mi papá, tengo que demostrar que mi vida fue valiosa, tengo que hacer algo súper importante y trascendente, tengo que.. tengo que.. ” y mientras más “tengo que..” más te alejas del anhelo genuino real que vive en tu corazón y que es el propósito de tu vida en este momento de tu vida, el cual, puede ir cambiando. No tienes que saber exactamente cuál es esa “misión” super importante, y tenerla bien clara y definida y lograrla para que al final de la vida llegues a un tribunal y seas juzgado, no, no creo que funcione así. Creo que más bien, sigues tu pasión, te esfuerzas por manifestar eso que sueñas, disfrutas del camino mientras que se concreta y vas disfrutando tu vida para que al final del camino digas.. “valió la pena”, en lugar de “lo hice perfecto”.

Puedo no entender algo y sentirme bien con eso 

Hay cosas que de momento no entendemos, y está bien… no tenemos que entenderlo todo para poder relajarnos y sentirnos seguros, no tienes que entenderlo todo para poder relajarte y sentirte seguro. Intenta sentirte relajado y seguro con todo y no entenderlo, que la comprensión llega a través de la experiencia y no tanto a través del eterno análisis.

No porque le pasó a la otra persona, me va a pasar a mi 

Cuando nos enteramos de una noticia desagradable, lo primero que hace la mente ansiosa es sentir que eso le puede pasar a uno mismo y que es más, está a punto de pasar y estás en peligro de que te suceda, en tres segundos ya estás recreando la imagen en tu cabeza aumentando el ritmo de tu corazón. Recuerda, no eres la única persona en la colonia, ni la única persona en la ciudad ni en el mundo, existen las probabilidades, y tanto puedes enfocarte en el 1% negativo de probabilidad, como el resto del 99%. Al menos, en esos momentos en los que piensas que te podría pasar, significa que no te está pasando, que estás en el otro 99% así es que, en realidad ahí estas.

No existe el fracaso, existe la evolución constante 

Realmente yo no creo que exista al fracaso, toda acción que vamos haciendo la vida puede ser mejorable, existen cientos y miles de posibles caminos que podemos tomar para hacer algo, y en cada momento elegimos desde el conocimiento que teníamos, así como los recursos que teníamos disponibles. Actuamos siempre buscando nuestro más alto bien, no queremos hacernos daño a propósito, simplemente, tenemos miedos y creencias escondidas que quizás nos desvían de lo que queríamos, y es entonces, que podemos observar lo que pasó y aprender para intentarlo de nuevo. Siempre puedes intentarlo de nuevo… y todo cambio en tu vida requiere de tiempo, de intentar, de que a veces te salga y a veces no.. y está perfecto! así es.

Nada ni nadie quiere castigarme, la vida es una manifestación de causas y efectos

Qué cosa es eso de pensar que por tener ansiedad estás siendo castigado? yo lo pensé muchas veces, lo acepto, pero… ¿por qué habría de existir eso del castigo por parte de una inteligencia divina que todo lo sabe sobre nosotros y sobre la vida? No creo que eso exista, más bien, existen las causas y existen los efectos. Si llevas diez años cargando con los problemas de los demás y descuidándote a ti mismo, el efecto será que sientas ansiedad.

Y así, en la vida existe esta ley, y prácticamente todo lo que sucede ahora, es el efecto del ayer, así es que si realmente quieres influenciar en tu futuro, enfócate en vivir con conciencia tu presente haciendo lo mejor que puedes hacer, sabiendo que lo mejor que hagas, será lo perfecto para este momento.

Si yo quiero, puedo encontrarle un sentido y propósito a lo que vivo

Yo misma te lo he dicho varias veces y quizás también lo has leído en otras partes, que todo lo que vivimos tiene un sentido y un propósito. Y recientemente me he preguntado que quizás no es que en sí lo tengan, sino que somos nosotros los responsables de encontrárselo, generárselo e inclusive, creárselo. Hay cosas que de inicio parecen no tener sentido, y quizás, no lo tienen.. pero, qué tal que tú se lo encuentras? qué tal que su se lo inventas? Tú puedes hacer de tus experiencias lo que quieras: algo que te impulsa hacia arriba o que te estanca hacia abajo, creo que eso sí lo podemos decidir.

Está perfecto así

Esta forma de pensar me ha ayudado mucho en la vida, cuando un día comprendí que realmente, inclusive dentro del caos, hay orden, y que aunque de momento yo no entienda lo que está pasando, está perfecto así. Sobre todo, si ya pasó, si ya está sucediendo.. ¿para qué quejarme? ¿para qué victimizarme? prefiero pensar que está perfecto así y a partir de ahí, encontrarle o generarle su propósito.

Seguro tiene solución, intentaré verlo de otra forma

Cuando te encuentres atorado en un problema sin solución aparente, recuerda que en esta vida la mayoría de las cosas tienen solución, aunque quizás no es la que estás esperando o buscando. Es importante tomar distancia de los problemas, verlos con otra perspectiva, encontrar la totalidad de posibilidades y abrirte a escuchar otras personas, en cómo lo resolverían.

Si cambias tu forma de ver el problema, seguramente, el problema cambiará de forma.

No porque ahorita no le veas solución a un problema significa que no la tenga.  Así como cuando el cielo está nublado, no porque sólo veas las nubes significa que detrás no esté el sol.

Eventualmente, todo pasa

La crisis que presentas ahora, el malestar, el conflicto, el problema.. todo eso, es pasajero. Así como lo fue el problema y el conflicto de ayer que ahora ya no están. Y si siente que hay algo que no ha cambiado en mucho tiempo o que sigue presente, pregúntate si no será que sigues participando o generando las causas de lo que lo genera. Pero te aseguro, que así tal cual como era ayer tu situación, no lo es hoy. Genuinamente las cosas están en constante movimiento, y es por eso que así como es algo, es pasajero.

No, no tengo un sólo propósito o misión en esta vida y tampoco tiene que ser grande 

Si algo me angustiaba en esta vida era “encontrar mi propósito”, y al buscarlo… y buscarlo… y presionarme por encontrarlo, obviamente que no lo encontraba y más me alejaba de mi centro. Hasta que me olvidé del asunto y me permití fluir con lo que me iba llamando la atención y lo que me apasionaba y encendía por dentro con esas ganas de hacer las cosas, que lo encontré.

Y sé, que este propósito que tengo ahora… quizás va cambiando, y vaya evolucionando… y estoy abierta a cumplir con este propósito del presente descubriendo a dónde me lleva. Pero ya no me presiono por sacarme un 10 en la vida, tampoco creo que se me vaya a evaluar al final de mis días en el sentido de “qué tan grande fue tu propósito”, simplemente hago las cosas porque sé que ahora es lo mejor que puedo hacer, y es lo que me apasiona, y con eso, tenga la certeza de que si yo me evalúo al final de mi vida… yo me pondré un diez, luego entonces, si sí realmente existiera ese juicio final.. supongo que me iría bien jeje.

El punto es que ya no creo que sea una sola misión. Creo que todos como seres humanos tan completos que somos, con tantos dones y con tantas posibilidades… podemos hacer mil cosas, lo que necesitamos es DARNOS PERMISO de hacer aquello que nos apasiona, sin el miedo a la evaluación o al fracaso, para entonces sí, poder descubrir tu propósito personal.

Tengo derecho a no estar de acuerdo con alguien y mostrar mi opinión 

Cómo me estresaba antes por sentir que no estaba de acuerdo con alguien más, y sentir tanta presión por no decirlo y generar conflicto, pero como trabajé en la parte de que el conflicto es sano y que prefería que me conocieran tal y como soy, empecé a decir lo que pienso y a mostrar cuando no estoy de acuerdo con alguien, y mira que me he liberado y además, he mejorado mucho mis relaciones, al menos ya no me generan tanto estrés como antes que me quedaba callada.
No soy responsable de la manera en la que el otro se siente a partir de lo que hago o digo 
A partir de la idea previa, también tuve que trabajar en esta nueva idea, en cuanto a que no soy responsable si el otro se ofende o se lastima a partir de lo que digo, no soy responsable de hacerla sentir mejor tampoco o de no hacerla sentir mal. Soy responsable de cuidar mis palabras… si, de no ofender, si, de hablar de mi más alta intención y no nada más desde el ego que quiere tener la razón. Cuido mucho mi intención de decir lo que digo y me abro a ver las necesidades y posturas de la otra persona, pero aún así, no soy responsable de las emociones del otro.
No soy responsable del conflicto entre otras dos personas 
Igualmente, cuando veía dos personas externas a mi entrar en conflicto, o por ejemplo, si invitaba a mi casa a dos personas que no se relacionaban bien, entonces estaba angustiada por asegurarme de que estuvieran a gusto y que si entraban en conflicto luego luego entrar a ser juez y referí. Antes lo hacía mucho y por eso soy buena haciendo que dos personas lleguen a una conciliación, pero.. ahora solamente lo hago bajo el marco de una terapia de pareja o grupal, ya no como algo común, si alguien tiene problemas con alguien más… pues.. no es mi problema cierto?

En conclusión 

Etiquetas:

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • marie
    • 25 abril, 2017

    Eres un regalo de la vida!! Gracias por todas esos pensamientos , es una muy buena guía.

    • Mile
    • 20 abril, 2017

    Me sentí demasiado identificada! Lo bueno de leer este post es que me di cuenta que muchas de esas cosas ya las superé por que me daba mucha risa mientras las leía (Siento que al reírme de mi misma me acepto como soy y dejé ir todas esas situaciones que creía terribles :D) Gracias Fabiola!! De todo corazón me ayudaste muchísimo <3

  1. “…tú vales porque existes” A veces solo hace falta recordarlo.

Los comentarios están cerrados.
173 comparte