Ansiedad generalizada

Cómo decir afirmaciones positivas

Escrito por Fabiola Cuevas

Hace unos años las afirmaciones se pusieron de moda, algunas personas las ven como su salvación y otros como charlatanería. Lo que yo opino, es que las afirmaciones sí funcionan, si las sabemos hacer, y sobre todo, si lo hacemos a la par de una terapia o un proceso de transformación interior, por eso aquí te platico sobre cómo decir afirmaciones positivas que funcionen.

¿Qué son las afirmaciones positivas?

Son frases que decimos en voz alta, o también en voz baja o hacia dentro, afirmando lo que queremos sentir, lo que sí queremos experimentar, lo que anhelamos y lo que deseamos decretar y concretar en nuestras vidas y en nuestro cuerpo y emociones.

¿Qué necesitamos hacer para que funcionen?

  • Partir de tu realidad tal y como es.
  • Creer que lo que estás diciendo es verdad.
  • Sentir cada palabra en tu mente y en tu cuerpo.
  • Afirmar de manera positiva lo que sí queremos experimentar.
  • Visualizar en nuestro interior los efectos de lo que estamos diciendo.
  • Actuar en función a eso que estás diciendo.
  • Abrir tu percepción para descubrir cómo es que la afirmación sí es verdad.

La función de las afirmaciones positivas es que a partir de tu realidad tal y como es, encuentres una nueva forma de verla y de convertirla en algo positivo.

No se trata de que te hagas un coco wash, sino de que te reprogrames a una nueva verdad, pero en ésta reprogramación, la parte más importante es que lo creas de verdad.  Por otro lado, de nada serviría decir “mi cuerpo está sano y fuerte”, y al segundo después maltratarlo, comer alimentos de poca calidad y criticar cada cosa que sentimos de él.

Para que las afirmaciones funcionen, se necesitan convertir en un lineamiento de conducta para tu vida, para que realmente eso que estás diciendo, lo conviertas en realidad. Y finalmente, es muy importante que abras tu percepción para descubrir lo que confirma que tu afirmación es verdad, ya que recuerda que tenemos sesgos de atención que nos confirman las mentiras, así es que ahora se trata de darle valor a la información positiva que viene tanto de tu interior como de tu exterior.

Al decirlas, necesitas sentirlas

La idea es que cuando digas la afirmación, la repitas cuantas veces sean necesarias hasta que sientas que esa información es verdad en tu interior, no sirve nada mas decirla, el poder real de las afirmaciones esta en el sentir, pues cuando lo sientes de verdad eres capaz de empezar a generarlo por ti mismo. El concepto detrás de creer es crear, o de que con tus pensamientos creas tu realidad, esta fundamentado en que lo que se necesita es la pasión, el sentir, la certeza interior en todos los sentidos: mente, cuerpo y acción, que unidos bajo una misma intención, empiezan a colaborar para crear la realidad que si quieres experimentar.

Por eso, empieza por tener claro en tu mente que es lo que quieres generar, después, siéntelo como una verdad en tu cuerpo, en tus emociones, y finalmente, pasa a la acción, abriendo tu percepción al mismo tiempo, confirmando que esa afirmación es verdad, o al menos, que cada día lo es mas.

La repetición es importante, debatir las mentiras un poco mas

Sí es importante que repitas las afirmaciones hasta que dejes de dudar de ellas o hasta que sientas que son verdad para ti, pero a la par, es muy importante que hagas un trabajo cognitivo de desmentir la información contrario a esa afirmación, por ejemplo, si mi afirmación es: “atraigo el amor a mi vida”, necesito ubicar cuales son mis creencias profundas que van en contra a esa información, como “no soy capaz de amar, no soy digna de recibir amor” y entonces, desmentir y debatir esas creencias. Al hacer esto, la repetición cada vez toma mas fuerza y tu afirmación cada vez se convierte mas en una verdad.

¿Qué no funciona de las afirmaciones?

Lo que no funciona es decir las afirmaciones como si fuéramos un loro, hablando por hablar, pensando que sólo con decirlo va a funcionar.  No es magia, es reprogramación neurolingüistica que tiene el poder de mandar ciertos mensajes a nuestro cuerpo para que éste empiece a generar un cambio interior…y entonces sí, funciona como magia.

Tampoco funciona decirte en afirmaciones positivas algo que sea mentira por sí mismo, por ejemplo, si yo tengo la piel blanca, no serviría decir “mi piel morena luce extraordinaria”, pues… me estaría mintiendo a mí misma. La idea es que partas de tu realidad y a en función a ésta, digas tus afirmaciones.

Por último, no funciona decir afirmaciones de lo que no quieres sentir, por ejemplo:

  • no quiero seguir sintiéndome mal
  • dejo de sentir taquicardia
  • lucho contra la ansiedad

Pues en estos casos, tan sólo estarías reforzando el malestar, tu atención estaría puesta en lo que no quieres experimentar, y la idea es abrir tu atención y percepción hacia lo que sí quieres vivir.

Por ejemplo

Supongamos que existe una persona que en éste momento de su vida se encuentra experimentando mucha tristeza, depresión y soledad, se siente aislada del mundo, sin amigos y sin pareja, se siente desanimada pues cree que difícilmente encontrará alguien con quien compartir su vida, pues se ve a sí misma fea y desagradable.

Si esta persona empezara a decir afirmaciones como “soy bella, encuentro a mi pareja ideal, mi vida se rodea de amistades”, quizás pueda funcionar, pero… lo que yo recomiendo es que se empiece desde donde se está, por ejemplo:

“acepto mi realidad tal y como es”, “disfruto de mi propia compañía”, “descubro qué aspectos de mí misma son agradables”, “aprendo a gustarme a mí misma”, “confío en que volveré a tener relaciones de calidad”… y entonces así, son afirmaciones que trabajan con lo que necesitas transformar en tu interior para entonces sí, sentirte bella y con la seguridad de entrar en una relación.

Afirmaciones desansiosas

Las afirmaciones que te recomiendo para sentirte mejor, son:

  • acepto a mi cuerpo tal y como es
  • entiendo por qué me siento así
  • hago lo que está en mis manos para sentirme mejor
  • recupero la confianza en mi misma, me siento confiada en mí
  • encuentro la información y personas necesarias para mi recuperación
  • me dejo llevar por el proceso interior de transformación
  • agradezco por todo lo que estoy experimentando ahora
  • descubro los momentos de paz
  • me abro a sentir las sensaciones positivas en mi interior

Cada una de estas afirmaciones positivas, necesitas decirlas sintiéndolas, repitiéndolas hasta que sientas esa información en tu interior.

Las afirmaciones positivas pueden modificar tus patrones mentales aprendidos

Los patrones mentales aprendidos son repetidos una y otra vez, los cuales hacen que te digas a ti mismo mensajes sobre incapacidad, carencia o vulnerabilidad. Y la idea es que con las afirmaciones positivas, te repitas a ti mismo una y otra vez una nueva verdad, enfocada en abundancia, confianza y posibilidades.

Pero como te digo, necesitas hacerlo con una base que te permita creerlo, con información previa que realmente te ayude a decir “lo que estoy diciendo es verdad para mí”.

Complementa tus afirmaciones positivas con algo más

Ya que escribes y descubres cuáles son las afirmaciones positivas que te quieres decir a ti mismo, entonces ahora busca información, terapias, talleres y libros que te ayuden a seguir generando eso para ti.

En conclusión

Las herramientas que contamos para nuestra sanación y recuperación son eso, herramientas, y hay que aprender a usarlas, saber cuándo y de qué forma, la herramienta por sí misma no es curativa, sino lo que logres encender en tu interior cuando la aplicas.

Creer es crear, pero también hay que crear para creer.

Comentarios