Llorar conscientemente te ayudará a sentirte mejor

Muchas personas se privan de la oportunidad de llorar por los juicios alrededor de hacerlo, en éste artículo te quiero compartir más sobre los beneficios de llorar conscientemente y cómo lograrlo.

¿Qué es llorar y por qué tiene beneficios?

El llanto es un acto fisiológico de nuestro cuerpo en el que está involucrado el cerebro y el cuerpo al mismo tiempo para generarlo, es algo automático que como casi todo lo automático, tiene su función y su beneficio cuando es realizado de manera natural.

El llanto está regulado principalmente por el sistema nervioso parasimpático, que es el encargado de relajarte una vez que el peligro ya pasó, por eso, algo interesante, es que cuando estás en alerta (frente a un peligro real o imaginario) es casi imposible llorar, por lo que a veces en la ansiedad se nos dificulta hacerlo.

¿Cuáles son los beneficios de llorar?

El principal beneficio de llorar es que calmas la tensión de tu cuerpo, pues la desahogas, la canalizas y la liberas, es como sacar al exterior lo que está atorado, y de hecho por eso cuando te aguantas el llanto se siente un nudo en la garganta.

No es muy bueno cuando nos quedamos con el nudo en la garganta, cosa que hacemos casi siempre por miedo a ser vistos vulnerables, por ser criticados o por estar fuera de lugar, pero si no lo haces en el momento sería bueno por lo menos hacerlo después, para no quedarte con la tensión en tu cuerpo.

Se ha investigado que las principales funciones de llorar tienen que ver con calmar la angustia, liberar la tensión y generar empatía, pues cuando el otro te ve llorar, es una forma de enterarse de que necesitas ayuda o un abrazo. Claro, muchas veces no lo recibimos y entonces hemos de dárnoslo a nosotros mismos.

Y desde el punto de vista psicológico, hay veces que tenemos tantas emociones juntas, tanto acumulado, que no hay palabras que puedan asemejar o explicar ese mundo interior complejo, y es ahí donde entra el llanto, como algo que empatiza con lo que sentimos dentro, que lo expresa, que le da voz.

Y cuando las emociones encuentran resonancia con eso que hacemos y que sale al exterior, es que el cuerpo puede descansar.

Es por eso que obviamente que después de llorar te sientas cansado, pues ya soltaste la tensión y ahora es momento de descansar para recuperar tu equilibrio.

¿Cuándo el llanto deja de ser terapéutico?

Pero también hay veces en las que el llanto deja de ser terapéutico y beneficioso, yo he podido identificar que deja de tener beneficios principalmente cuando le agregamos un pensamiento, un juicio o una creencia detrás; o sea, cuando mientras lloramos nos decimos a nosotros mismos “nadie me quiere, nunca podré sentirme mejor, estoy muy mal, la vida no vale la pena” etc, etc.

A veces creemos equivocadamente que por llorar ya estamos en el hoyo, y entonces en cuanto lloramos pensamos “ya estoy en el hoyo, no sirve de nada la terapia, otra vez voy para abajo, ahora quién me va a querer…etc”. Todos esos pensamientos son agregados innecesarios al llanto y lo alargan más de lo necesario haciendo que te sientas muy mal al hacerlo.

El llanto tampoco funciona cuando lo hacemos para llamar la atención o por berrinche, esperando a que el otro acuda a ese llamado de empatía simplemente porque queremos que lo haga. Y hay veces que el llanto inclusive nos puede generar ansiedad cuando nos dejamos ir al extremo de la desesperación y drama.

Hay que llorar conscientemente para que sea terapéutico

Entonces, el llanto que ayuda es en el que pones tu mente en blanco y permites que tu cuerpo libere la tensión y el sentimiento a través del llanto.  Es un llanto consciente porque te dispones a llorar, lo sientes al máximo pero sin agregarle o magnificarlo, lo vives sin juzgarte, sin querer llegar a conclusiones y mucho menos a decisiones.

El llanto consciente es cuando reconoces los beneficios del llanto, aceptando que eres humano y conectando con tu cuerpo, con esa tensión que se va canalizando y calmando poco a poco. Es totalmente válido llorar mientras que sientes tu fragilidad como ser humano, pero eso no significa que seas débil o sin valor, significa, repito, que eres humano.

[ttshare]En otras palabras, el llanto consciente es cuando tu cuerpo es el que llora, en lugar de tu mente. [/ttshare]

Así es que la próxima vez que te den ganas de llorar, date un espacio para hacerlo, pero dedícate a hacerlo con atención, diciéndote a ti mismo que te das permiso de llorar y que te dejarás sentirlo.

En mi experiencia personal, he descubierto que cuando lo hago de ésta forma, no dura más de 5 minutos, no termino tan cansada y no agrego drama a la situación, simplemente lo hago para darme ese apapacho interno que necesito.

¿Tienes ganas de llorar y no puedes?

Recuerdo que llegué a un momento después de tanto llorar por la ansiedad, en el que sentía una tristeza tan profunda y al mismo tiempo un cansancio tan grande, que ya no podía llorar. Por primera vez literalmente sentía que se me había secado el agua dentro y que ya no había de dónde tomar, ni agua ni fuerzas para hacerlo, y sé que muchas personas o quizás tú te esté pasando igual.

Lo que te puedo decir es que no te fuerces y tampoco te reclames, no es necesario que le prestes tanta atención, abandona el asunto y dedícate a otras actividades que te ayuden a canalizar esa tristeza, y dedícate a descansar, pero mantente abierto para que en el momento que te den ganas de llorar te des permiso de hacerlo.

También has de saber que en sí cuando tu cuerpo está con el sistema nervioso simpático activado (cuando estás en activación de atacar o huir por el estrés), el llanto se inhibe. Así es que será importante que primero practiques relajaciones, liberes emociones y después quizás podrás contactar con la liberación del llanto.

Y si en realidad no has llorado y hace mucho que no lo haces pero sientes que necesitas hacerlo, a veces funciona sentarte un momento contigo, cerrar los ojos y contactar con esas emociones acumuladas dentro, y poco a poco permitirles que vayan expresándose hasta que sientas esas ganas de llorar.

Hay quienes han probado ver películas tristes y con eso conectan con ese sentimiento, si lo haces así, una vez que lo conectes, ponle pausa a la película y ponle atención a lo que estás sintiendo y llora conscientemente.

Después de bajar la ansiedad se contacta con la tristeza y el llanto

Como te decía, cuando estamos estresados realmente no podemos llorar porque ésta función se inhibe por el cerebro pues más bien es momento de sobrevivir, pero una vez que el peligro se va, o sea, una vez que aprendes a relajar tu cuerpo, que el enojo o la frustración pasa, es muy normal que contactes con tristeza o con ganas de llorar.

Y es importante que te dejes de llorar para terminar de liberar esa tensión, que te dejes sentir la tristeza sin miedo a deprimirte, y que entonces sí, te preguntes, qué quieres hacer ahora para recuperar el sentido de tu vida, el placer, las ganas..para recuperarte a ti mismo. Pero si le agregas miedo al llanto, y miedo a la tristeza, te vuelves a conectar con el sistema de huída y defensa y regresas al circulo vicioso.

En la guía de Dale alas a la ansiedad explico más a fondo éste proceso de contactar con la tristeza debajo del miedo y la ansiedad. 

Etiquetas: ,

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Aracely
    • 12 diciembre, 2016

    Hola!!! Tengo 2 años de duelo, perdi a mi esposo, resulta muy dificil llorar y cuando lo he logrado viene acompañado de malestar físico: sensación de ahogo, desvanecimiento, suduracion en manos y pies, tengo miedo llorar y perder el equilibrio que puedo hacer?

      • Marinela Nicolás / equipo desansiedad
      • 13 diciembre, 2016

      Hola Aracely, gracias por escribir a desansiedad.

      A veces se nos dificulta llorar por el miedo a contactar con nuestros sentimientos más profundos (seguramente que de ahí nacen esos malestares físicos) y pensar que si llegamos a sentirlos entraremos en depresión y ya no podremos salir de ahí o, como tú dices, perder el equilibrio cuando realmente el dejarnos sentir, llorar y expresar nuestras emociones en general no lleva a recuperarlo y evitar que el dolor se convierta en sufrimiento. Te comparto estos enlaces en los que Fabiola Cuevas nos habla de las distintas formas de liberar nuestras emociones:

      Ejercicios de Liberación Emocional
      https://soundcloud.com/desansiedad/ejercicios-de-liberacion-emocional
      Tratamiento para desahogo emocional
      http://www.desansiedad.com/2013/04/11/tratamiento-para-desahogo-emocional/

      Y aquí nos explica como la tristeza al igual que otras emociones tienen un propósito:

      ¿Cuál es el propósito de la tristeza y la depresión? ¿cómo salir de ella?
      http://www.desansiedad.com/2016/11/21/cual-es-el-proposito-de-la-tristeza-y-la-depresion-como-salir-de-ella/

      Y ¿Cómo evitar que el dolor se convierta en sufrimiento?
      http://www.desansiedad.com/2016/01/17/como-evitar-que-el-dolor-se-convierta-en-sufrimiento/

      Espero te sirva de ayuda.
      Un saludo

Los comentarios están cerrados.
834 comparte