Aceptar la ansiedad no es lo mismo que resginarse

A veces confundimos aceptación con resignación, y por eso nos resistimos a aceptar tanto la ansiedad como la forma de ser de los demás o nuestro pasado. Pero son 2 cosas diferentes y hay que precisamente pasar de la resignación a la aceptación.

Resignarse es abandonar la responsabilidad

Desde mi punto de vista, resignarse es abandonar la responsabilidad que tenemos sobre algo, es darle la vuelta y tomar otro camino, es de cierta forma, evitar y huir de aquello que no podemos cambiar.

Rendición es un punto medio entre aceptación y resignación

Rendirse, en muchos sentidos a veces es sano y necesario. En cuanto a la ansiedad, cuando ésta es muy intensa y estamos en medio de tanta tensión, es recomendable rendirse.

Pero rendirte de seguir luchando y esforzándote por controlarla o quitarla; bajar la guardia y dejarte sentir la vulnerabilidad y el dolor que implica tenerla; rendirte ante quererte autocontrolar absolutamente y sentirte bien todo el tiempo y aceptar que en éste momento presente no te sientes del todo bien.

Y quizás después de rendirte, puedas pasar a la aceptación.  O sea, durante las sensaciones tan intensas en las que llegas a rendirte, puedes llegar a contactar con un sentimiento de aceptación a lo que estás viviendo, y ahí es donde puedes experimentar un descanso emocional.

Aceptar la ansiedad significa que asumes el hecho de que la estás sintiendo

De que está dentro de ti, de que es la realidad. Y entonces, la aceptas y dejas de luchar contra ella, un poco con tintes de rendición pero para nada de resignación.

De hecho, para poder vivir libre de ansiedad elevada, un acto a realizar, es aceptarla, porque…¿cómo vas a cambiar algo en ti mismo a través de la lucha? ¿cómo vas a cambiar algo si primero no lo aceptas?

Definitivamente que yo no te recomiendo que te resignes, yo no creo que estés enfermo de por vida y que tengas que vivir con ansiedad siempre, o aprendiendo a “controlarla”.

No, para nada. Tú no naciste con ansiedad, no es una condición genética ni una enfermedad viral. La ansiedad se generó dentro de ti, sin que te dieras cuenta, pero ahora sí que te puedes poner a trabajar en ti mismo para transformarla.

Y para transformarla, el primer paso es hacer un alto y aceptarla.

Así es que sí, ríndete, deja de luchar y deja de querer controlar, pero no te resignes, acepta lo que sientes, no te resistas porque con eso lo aumentas, simplemente fluye con lo que sientes, permítele al síntoma y a la molestia estar, hazle espacio en tu interior…y después, la podrás transformar.

Si quieres aprender a aceptar la ansiedad y transformarla en libertad te recomiendo que realices la guia de 5 pasos que he hecho para ayudarte Dale Alas a la Ansiedad

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Gabriel
    • 29 agosto, 2016

    Muchas gracias por está información, e comenzado a seguir y a ver todo lo que fabiola dice y me a dado una nueva luz en este camino, en estos momentos me hayo un poco estancado pero con esto nuevos saberes se que me ayudaran mucho.

Los comentarios están cerrados.
458 comparte