Aceptar la ansiedad no es lo mismo que resginarse

    A veces confundimos aceptación con resignación, y por eso nos resistimos a aceptar tanto la ansiedad como la forma de ser de los demás o nuestro pasado. Pero son 2 cosas diferentes y hay que precisamente pasar de la resignación a la aceptación.

    Resignarse es abandonar la responsabilidad

    Desde mi punto de vista, resignarse es abandonar la responsabilidad que tenemos sobre algo, es darle la vuelta y tomar otro camino, es de cierta forma, evitar y huir de aquello que no podemos cambiar.

    Rendición es un punto medio entre aceptación y resignación

    Rendirse, en muchos sentidos a veces es sano y necesario. En cuanto a la ansiedad, cuando ésta es muy intensa y estamos en medio de tanta tensión, es recomendable rendirse.

    Pero rendirte de seguir luchando y esforzándote por controlarla o quitarla; bajar la guardia y dejarte sentir la vulnerabilidad y el dolor que implica tenerla; rendirte ante quererte autocontrolar absolutamente y sentirte bien todo el tiempo y aceptar que en éste momento presente no te sientes del todo bien.

    Y quizás después de rendirte, puedas pasar a la aceptación.  O sea, durante las sensaciones tan intensas en las que llegas a rendirte, puedes llegar a contactar con un sentimiento de aceptación a lo que estás viviendo, y ahí es donde puedes experimentar un descanso emocional.

    Aceptar la ansiedad significa que asumes el hecho de que la estás sintiendo

    De que está dentro de ti, de que es la realidad. Y entonces, la aceptas y dejas de luchar contra ella, un poco con tintes de rendición pero para nada de resignación.

    De hecho, para poder vivir libre de ansiedad elevada, un acto a realizar, es aceptarla, porque…¿cómo vas a cambiar algo en ti mismo a través de la lucha? ¿cómo vas a cambiar algo si primero no lo aceptas?

    Definitivamente que yo no te recomiendo que te resignes, yo no creo que estés enfermo de por vida y que tengas que vivir con ansiedad siempre, o aprendiendo a “controlarla”.

    No, para nada. Tú no naciste con ansiedad, no es una condición genética ni una enfermedad viral. La ansiedad se generó dentro de ti, sin que te dieras cuenta, pero ahora sí que te puedes poner a trabajar en ti mismo para transformarla.

    Y para transformarla, el primer paso es hacer un alto y aceptarla.

    Así es que sí, ríndete, deja de luchar y deja de querer controlar, pero no te resignes, acepta lo que sientes, no te resistas porque con eso lo aumentas, simplemente fluye con lo que sientes, permítele al síntoma y a la molestia estar, hazle espacio en tu interior…y después, la podrás transformar.

    Si quieres aprender a aceptar la ansiedad y transformarla en libertad te recomiendo que realices la guia de 5 pasos que he hecho para ayudarte Dale Alas a la Ansiedad

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    12 thoughts on “Aceptar la ansiedad no es lo mismo que resginarse

    1. Muchas gracias por está información, e comenzado a seguir y a ver todo lo que fabiola dice y me a dado una nueva luz en este camino, en estos momentos me hayo un poco estancado pero con esto nuevos saberes se que me ayudaran mucho.

    2. Buen dia quisiera saber si volveras a iniciar el proceso de los cinco pasos ya que al final ya no pude seguirlo y quisiera empezar desde el principio?

    3. Descubrirte me ayuda mucho Fabiola gracias, yo llevo 6 meses de mucho sufrimiento y leerte y releerte me da algo de esperanza, aunque me siento totalmente dominada por la ansiedad es horrible un abrazo.

    4. Fabiola yo quería hacerte una consulta, ¿la ansiedad se puede generar a raíz de un episodio cuando niña? algún miedo, temor o algo así y de ahi en adelante comenzar a ser una persona ansiosa? ¿o nosotros tenemos tendencia a una personalidad mas ansiosa?.
      Lo que pasa es yo recuerdo que cuando niña le tenia miedo al fin del mundo y pensaba todo el día en eso, en que vendría el fin y no disfrutaba del momento, pensando en lo que podría suceder, vengo de familia cristiana de una religión estricta y yo recuerdo que de ahí en adelante comencé a ser ansiosa hasta el día de hoy, pero siento que ese episodio me marco, gracias a Dios supere ese miedo horrible y las crisis de pánico y ansiedad que me dieron después, pero mi mente ha ido reemplazando las ideas antes era el fin del mundo y después vinieron un montón de ideas fijas mas, mi mente se obsesiona con ellas y a veces pienso tanto que me agoto, me cuesta dejar mi mente en blanco y no pensar, para dejarme fluir y concentrarme en el presente.

      1. Hola Noemí! Efectivamente los miedos los vamos generando desde la niñez y cuando no los ponemos en duda ni los enfrentamos, en la edad adulta vamos creando argumentos para seguir creyendo en ellos. En definitiva, cambian de forma, pero no de fondo 😉

        En este audio te comparto la diferencia entre los miedos reales e irreales:
        https://soundcloud.com/desansiedad/diferencia-entre-los-miedos-reales-de-los-irreales

        Saludos!

    5. La aceptación es un paso clave en el proceso de la ansiedad. En mi caso en particular estoy entrando en el 4to año con ansiedad y si bien mi cabeza razona que debo aceptarla mi cuerpo no me da tregua con los síntomas físicos.
      Esta página me ha ayudado en gran medida a que mi ansiedad elevada no llegue a ataques de pánico y es por esto que no me pierdo un post, porque siempre aprendo algo nuevo.
      Es normal quedarse atascado en esta fase? Mis síntomas físicos se han vuelto un círculo vicioso y siento que son el único obstáculo para superar mi ansiedad definitivamente. Cómo puedo superarla?
      Realmente agradezco haber encontrado esta página, saber que no estoy sola y que otros han podido superar esto me da muchas fuerzas.
      Un gran abrazo.

      1. Hola Nia, como dices, este paso es fundamental pero es el primero de varios más. Después de aceptar los síntomas, hay que pasar a recuperar el equilibrio de tu cuerpo, aprender a relajarlo y a respirar a nivel de diafragma, y después hay que debatir los pensamientos mentirosos que te dices a ti misma para entonces sí poder enfrentar tus miedos y sentirte libre. Si te sientes atascada con los síntomas pasa a la relajación, espero que eso te ayude, ¡saludos!

    6. No sabes lo mejor que me siento al leer todas tus lineas, para mi no es una cura pero no sabes el alivio que siento, que han pasado 2 años y realmente me sentía en un hoyo sin fondo, no encontraba la solución, pensaba que me estaba volviendo loca, visite a todos los médicos de todas las especialidades y obvio todos me mandaban tratamiento para el tipo de dolencia que manifestaba, rebaje 15 kilos sin hacer dieta, no dormía, no dejaba de pensar, era la locura……tengo una semana leyendo todas tus lineas y digo waooooo….. Gracias Señor Bendiciones en abundacias…. porque se que tipo de ayuda buscar y como me puedo ayudar…….. y tengo la fe y la Confianza que si se puede.

    7. La idea de aceptar la ansiedad y sus síntomas fue como al fin ver una luz al final del túnel, he pasado muchos años luchando contra la ansiedad, es decir, luchando contra mí mismo y lo que te pide la mente es un poco de descanso. No bastaba con todo el estrés y malestar que tenía en el día, yo todavía agregaba más tensión a mi cuerpo intentando controlar la ansiedad y castigándome por no tener ese control. Cuando aprendí gracias a Fabiola Cuevas que no tenía que estar luchando y simplemente aceptar como me siento fue como quitarme un grandísimo peso de encima. Ahora sé que no tengo que estar todo el tiempo pensando y preocupándome por lo que me pasa.

      No ha sido nada fácil, estoy en una etapa donde tengo muchas recaídas y siento que aún me queda un largo camino por recorrer, pero estoy de acuerdo con ello, no espero una cura inmediata puesto que sé que eso no existe y si ya he pasado tanto tiempo con la ansiedad puedo esperar el tiempo que sea necesario para curarme.

      En mi caso personal la evitación se ha vuelto un problema para mi recuperación, supongo que como he dejado de estar forzando y tensándome todo el tiempo ahora mi mente quiere escapar de la realidad evitando. La evitación es un mal hábito que aprendí desde chico. En mi etapa de niño y adolecente tuve tics nerviosos y luego adquirí mucha ansiedad por la gente y por no poder concentrarme, todo esto me cansaba demasiado y me llevaban a un estado como de sueño (despersonalización) y aprendí a evitar la realidad como fuera posible ya sea procrastinando, fantaseando o manteniéndome en una idea de manera obsesiva. Ahora la evitación es mucho más fuerte que antes pero estoy seguro que poco a poco podré salir de este agujero.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *