Ansiedad por dejar de fumar

    La ansiedad por dejar de fumar, viene por un lado porque al dejar de tener la nicotina en nuestro cerebro, este reclama su presencia, generando estrés en nuestro cuerpo, y por otro lado, porque al dejar el cigarro y la actividad de fumar, la ansiedad y el estrés que traías dentro acumulado empiezan a salir.

    Que uso le dabas al cigarro?

    Hay muchas razones por las que fumamos, ya sea una vez, o varias, durante un corto tiempo o toda nuestra vida, estas razones pueden ser:

    El fumar te da seguridad, el simple hecho de portar el cigarro te hace sentir seguro y confiado, sobre todo, frente a los demás.

    Ante momentos de nerviosismo, usas el salir a fumar como un pretexto para desviar tu atención de lo que te genera estrés.

    El fumar te permitia socializar y pertenecer a un grupo, ya sea al grupo de la oficina cada vez que salían por su cigarro, al grupo de tu escuela que como ya eran muy maduros podían fumar, o a cualquier otro grupo donde tu querias pertenecer y en ese grupo se fumaba.

    Muchas veces usamos el cigarro como una ayuda para vernos mas grandes, ya sea para conquistar a la mujer de tus sue;os si eres hombre, o precisamente para llamar la atención del hombre de tus sue;os si eres mujer, o simplemente para verte mas madura de lo que eres.

    Algunas raras veces fumamos porque nos gusta el sabor, aunque una vez que tienes una costumbre de fumar por el sabor, esta por si sola se vuelve adictiva al proveerte de otras emociones positivas.

    En que momento fumar es adictivo?

    Fumar se vuelve adictivo en el momento en que la nicotina entra en tu cerebro y le ayuda a segregar la dopamina que por si mismo no esta generando, ayudándote a relajarte, distraerte o calmarte. O sea, efectivamente, fumar de inicio si te puede ayudar a relajarte, pero, después empiezas un ciclo vicioso en el que tu cerebro empieza a ansiar esa nicotina para poder relajarse, y entonces manda una se;al de estrés, de que necesita algo que no tiene, y es ahí donde vuelves a sentir nerviosismo, el cual se ve disminuido por volver a fumar.

    Y entonces entras en un circulo vicioso en el que el simple hecho de fumar, pone a tu cerebro en un estado de “necesito nicotina”, y si le agregas factores de estrés externos, entonces mas razones para salir corriendo por tu cigarrito.

    Ahora, esto sucede, cuando tus niveles de dopamina están un poco o mucho por debajo de lo normal, y al no contar con estrategias internas o externas, naturales, que te aumenten esa dopamina, es que se genera la adicción al cigarro.

    Ademas, el cigarro es tu mejor compa;ia

    El cigarro con su nicotina, son de las drogas mas adictivas que existen porque están socialmente aceptadas, en su momento ha sido bien visto el fumar, dando prestigio y seguridad, pero sobre todo… porque a nivel personal, te otorga algo que muchas veces no encuentras en los demás:

    Aceptación y compa;ia incondicional

    El cigarro siempre esta ahí para ti, puedes contar con el cuando lo quieras, siempre te ayudara a calmarte y a tener un momento de relajación, el ciagarro siempre escucha tus penas y no te juzga, no te critica, no te castiga, simplemente te acompa;a.

    Asi es que a nivel quimico y emocional, el cigarro funciona de maravilla, y de ahí que cuesta tanto trabajo dejarlo, y que una vez que lo dejas, te genera ansiedad, pues estabas acostumbrado a recibir unos shots de placer en tu cerebro, y obviamente que al dejar de recibirlos, ansiaras por ellos.

    Cualquier droga o adicción te ayuda a evadir

    La evitacion, evasion o negacion son de las estrategias principales que tenemos para no sentir dolor, para no sentir las emociones desagradables, para seguir con nuestra vida sin enfrentar lo que sabemos que necesita de nuestra atención, para seguir adelante sin ponernos en riesgo de equivocarnos o fallar, y es así, que usamos las drogas para evitar y negar, para darle la vuelta al leon que tenemos en frente, creyendo que al hacerlo, el leon desaparece, pero no es así, el leon sigue ahi, y cada vez que lo evitas, se hace mas grande, y cada vez que lo niegas, le tienes mas miedo.

    Por eso, cuando dejas alguna adicción, la que sea, nos empezamos a enfrentar con lo que estábamos negando, la sombra empieza a aparecer, y es aquí donde nos puede dar miedo, y o recaemos en la vieja adicción, o encontramos una nueva. Esto, sumado al hecho de que tu cerebro necesita la nicotina, en el caso del cigarro.

    Por eso, te insisto, lo que mas necesitas hacer para superar la ansiedad por dejar de fumar, es enfrentar todo eso que estabas evitando, y darte cuenta que si puedes con eso.

    Entonces, como manejar la ansiedad que da por dejar de fumar.

    Se consciente del síndrome de abstinencia

    Cuando dejamos una droga, la que sea, desde una relación afectiva codependiente, hasta la cocaína, la coca cola, o la nicotina… nuestra cuerpo necesita pasar por una etapa de readaptación y de rencontrar su equilibrio por si mismo. Esta etapa es difícil e inclusive dolorsa, porque literalmente tus neurotransmisores empiezan a exigir que se les de la droga a la que estaban acostumbrados para poder funcionar, y harán todo un relajo interno para conseguirla.

    Es por eso que cuesta tanto trabajo dejar las drogas y los amores adictivos, porque llega un punto en el que pareciera uqe tu cuerpo y tu mente lo necesitan, y puedes llegar a sentir que sin eso no sobrevivirás.

    La buena noticia es que si sobrevivirás, pero necesitaras ser fuerte y resistir durante este perdioso de abstinencia que normalmente dura entre 1 a 3 semanas, pero dependiendo que tan bien estes hidratado y alimentado, puede durar mas tiempo, depende de cuanto tiempo llevabas fumando y que tan habituado a la nicotina estabas.

    Durante este tiempo, necesitas saber que tu cuerpo esta pidiendo la droga pero hacerte de estrategias para recordarte que has decidido dejar de fumar, como por ejemplo, cada vez que quieras fumar, puedes hablarle a una amiga, salir a pasear, echarte agua fría en la cara, o hacer algo que te de placer en realidad, como dibujar, cantar o bailar.

    Remplaza las asociaciones que tenias con el cigarro

    Normalmente fumamos al mismo tiempo que hacemos otra actividad: ir al ba;o, salir con los amigos, leer el periódico, después de comer…etcétera. Ubica en que momentos del dia solias fumar, y entonces ahora, en esos momentos, remplaza el fumar por otra actividad, como leer un libro, escuchar un podcast, hablarle a algún amigo…

    Deja que pase el momento

    Normalmente la ansiedad por dejar de fumar dura unos minutos muy intenso, pero si pasas ese momento, la ansiedad empieza a disminuir, después regresara de nuevo, durara otros minutos, y se volverá a ir.

    En esos momentos necesitas aceptar la ansiedad, aceptar las sensaciones, dejar de luchar con ellas y observarlas y decirte a ti mismo “claro, estoy sintiendo ansiedad porque mi cuerpo necesita la nicotina”, y entonces cierras tus ojos, respiras profundo… observas la ansiedad, dejas que salga y te relajas.

    Lo que no sirve es empezar a sentirte nervioso y salir corriendo al refrigerador o a la tiendita para comprarte la tutsi pop o la coca cola, pues de ahí que dicen que al dejar de fumar engordamos, pues obviamente, estaras buscando un sustituto que te siga distrayendo del nerviosisimo que estabas escondiendo dentro.

    Atrevete de una vez por todas a enfrentar la ansiedad

    La comida, el sexo, el alcohol y el cigarro son los escapes predilectos de la sociedad actual ante el estrés diario que vivimos, cuando tienes una emoción desagradable, un enojo, una decepcion, una carga laboral o cansancio extremo, acudes a estas actividades para distraerte y olvidarte del asunto. Y que crees? Ninguna de estas actividades funcionan de verdad, tan solo te bajan la intensidad de las sensaciones por un rato, pero luego vuelven con mas fuerza, y es ahí donde necesitas de esa “droga” con mas fuerza.

    Cualquier actividad, sustancia o persona se peude convertir en una droga para nosotros, mientras que nos sirva para distraernos y darnos placer momentáneo.

    Asi es que ahora que ya no tienes el cigarro, evita fugarte con cualquier otra actividad, y parate enfrente de tus emociones y de tu ansiedad, y enfrentala de una vez por todas, pues si no lo haces, seguirá dentro de ti, y eventualmente tendras que hacerle caso.

    Realiza actividades de placer real

    Ok, si lo que queremos es palcer, lo cual es totalmente natural, por que no mejor buscar actividades que si nos den placer de verdad? Que si nos ayuden a liberar el estrés? Que nos aumenten la dopamina de manera natural y efectiva?

    Por ejemplo, un partido de squash, una hora de natación (revisa el post de ejercicio para que lo hagas correctamente), salir a pasear con tus perros, platicar con unos amigos, ver algo genuinamente divertido, asistir a obras de arte, crear algo que te inspire, llenarte de inspiración a tu alrededor…

    Hidratate y aliméntate bien

    Necesitas tomar mucho agua y estar bien alimentado para que tu cuerpo tenga los recursos necesarios para recuperar lo mas pronto posible el equilibrio en su cerebro y en su cuerpo, pues la nicotina también llega a la sangre. Asi es que toma minimo 2 litros de agua al dia, come 5 veces al dia, toma un multivitamínico… y aliméntate bien.

    Suda

    Para liberar la nicotina que esta en tu sangre también es importante sudar, pero si tienes mucha ansiedad, necesitas ir poco a poco, por eso te recomiendo que empieces por salir a caminar 3 veces por semana, media hora cada dia. Y si puedes… asistir a un sauna de vez en cuando también seria positivo.

    Pero sobre todo… identifica y atiende lo que te genera ansiedad

    Todo esto es para sobrellevar la ansiedad por dejar de fumar, pero lo que en realidad necesitas hacer, es identificar que cosas haces que generan ansiedad, y empezar a modificar ciertos patrones de pensamiento y de conducta para que dejes de generar lo que en un inicio te hacia querer salir corriendo por el cigarro.

    Estas causas pueden ser la manera en la que interpretas las cosas, el que te descuides a ti mismo sin hacerte tu prioridad, el preocuparte demasiado por lo que los demás piensen de ti, el llevar una vida que no quieres vivir, el estar a prisa corriendo todo el día, el presionarte por el dinero, el llevar un ritmo de vida agotador o explotador… en fin, necesitas identificar cual es la causa de tu ansiedad y entonces transformar todo eso en algo que te permita acceder a una vida mas tranquila y con mayor libertad.

    Sobre todo, lo importante es que dejes de huir de tus emociones y empieces a enfrentar lo que yace dentro de ti, aunque en un inicio pueda parecer desagradable.

     

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    4 thoughts on “Ansiedad por dejar de fumar

    1. Hola, yo también llevo más de un año sin fumar, y aunque me sigue apeteciendo de vez en cuando creo que está superado, o al menos todo lo superado que puede estar, ya que conozco gente que lleva 20 años sin fumar y les sigue apeteciendo de vez en cuando.

      En mi caso hice varias pruebas de estar un fin de semana o una semana entera sin fumar con éxito, bueno, alguna sin éxito… aprovechando algún viaje o plan en el que nadie fumaba o planes de naturaleza donde era más difícil comprar. Pero el caso es que cuando te propones un reto corto, 1 o 2 días, que es algo que todos podemos hacer porque cualquiera que haya hecho un vuelo largo lo ha vivido, al menos yo me di cuenta que no lo necesitaba tanto como pensaba, puede que una vez al día o dos. Por lo que aunque luego haya recaídas, o simplemente no se consiga, creo que lo más importante es perderle el miedo a intentarlo.

      Y al menos en mi caso, cuando falle en los intentos, siempre coincidió algo, y fue hablarle del tabaco y el tiempo que llevaba sin fumar a otras personas. Así que como consejo, y basándome en mis intentos exitosos aunque cortos, y en el año que llevo sin fumar, es tratar de no hablar de ello.

    2. Hola!
      Mi nombre es Alejandro Sánchez Gomora. Le doy toda la razón a la autora de este blog. Es muy difícil dejar de fumar, sobre todo por la necesidad abrumante que llega en cada momento. Lo más importante es reconocer qué cosas son las que detonan la ansiedad de querer fumar, y de ahí uno puede escoger el tratamiento adecuado. Ahora yo estoy en tratamiento psicológico y con medicamento, y la verdad he logrado disminuir enormemente mi consumo de cigarro.

      Saludos a todos

    3. ¡Hola! Mi nombre es Alejandro Sánchez y comparto la idea de esta nota. Es muy difícil controlar el sentimiento de necesidad, y a pesar de intentar realizar otras actividades, mentalmente se sigue pensando en el cigarro. A veces he localizado los detonantes que me provocan el querer fumar, aunque considero que ya es por necesidad, pero no, hay detonadores como el estrés o simplemente querer olvidar algunos pensamientos recurrentes de la mente. He intentado varios tratamientos para dejar de fumar, pero efectivamente la voluntad es el principal elemento, y a veces es quebrantable.
      Felicito a la autora por tan excelente entrada en el blog.

    4. Muy bueno el artículo, tengo un año sin fumar y me consta que todo lo expuesto es cierto. Inclusive después de un año las ganas de fumar no se quitan totalmente, se logran controlar y la ansiedad apenas dura pocos minutos. A mi me funcionó el método de dejarlo gradualmente, fumaba alrededor de 17 cigarros diarios. Fui bajando la dosis un cigarro por día y me di cuenta que si podía estar sin la nicotina, claro al principio no fue fácil. Este proceso es fundamentalmente psicológico, más que fisiológico porque el hábito de fumar siempre lo asociamos a momentos de placer, además la nicotina es estimulante. A los pocos días comencé a notar los cambios en mi cuerpo, ya no me da insomnio, los alimentos me saben mejor, mi olfato ha mejorado. Estaba muy delgado y aumenté 5 kilos, menos mal no soy obeso. Ya mi habitación no huele a cigarros. De verdad que hay mil razones para dejar de fumar, lo primero que hay que cambiar es ese pensamiento negativo de que no podemos hacerlo.

      Gracias

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *