¿Te puedes quedar ciscado de la ansiedad?

    ¡Claro que te puedes quedar ciscado después de la ansiedad! Es bastante común y es un fenómeno bastante físico a nivel cerebral y corporal, y se llama memoria (neuronal y corporal).  Lo importante es saber reconocer si tienes ansiedad o si sólo estás ciscado, e irte olvidando de esa memoria que te hace estar con miedo de tener miedo.

    ¿Qué es quedarse ciscado?

    Estar ciscado significa que te quedas alerta e hipervigilante a que eso desagradable que te sucedió en el pasado, no te vuelva a suceder ahora.  Entonces te quedas con una actitud de desconfianza y una cierta paranoia.

    En el caso de la ansiedad, [mks_highlight color=”#cdae86″]te quedas desconfiando de ti, de tu cuerpo, de tu mente y de la vida en general, como si no pudieras volver a relajarte porque no fuera a ser que te ataquen por la espalda[/mks_highlight].

    ¿Por qué nos quedamos ciscados?

    Hay dos fenómenos que yo identifico que pueden hacer que te quedes ciscado:

    1. Tenemos un pegamento adentro de la cabeza

    Bueno, no literalmente… Me refiero a que nuestras conexiones neuronales tienen memoria.  Y si acostumbras a tus conexiones a tomar el mismo camino todos los días… (la noche = peligro) entonces después puede ser que ya no tengas ansiedad, pero que la noche te siga generando incomodidad.

    [mks_highlight color=”#cdae86″]Relacionamos cosas que entre sí no están relacionadas[/mks_highlight], como ponerte el swetter del día que tuviste tu primer ataque de pánico con sentirte mal (les confieso que en mi caso lo tuve que regalar), escuchar ciertas palabras y estresarte, ver a ciertas personas, oler ciertos olores… en fin, ¡podemos relacionar lo que sea!

    2.  Tenemos memoria corporal

    Por otro lado, en nuestro cuerpo tenemos memoria muscular.  Por eso es que ya no tienes que pensar en los movimientos de tu deporte favorito o en meter el clutch al mismo tiempo que la velocidad.

    [mks_highlight color=”#cdae86″]Ante la repetición de sensaciones desagradables en tu cuerpo, éste se acostumbra a ellas y las repite aunque tu ya no quieras[/mks_highlight].

    Y entonces puede ser que si en las mañanas te despertabas pensando en lo miserable que eras, y tu cuerpo se “achicopalaba”, ahora amaneces tranquilo pero con el cuerpo aún achicopalado. O que de la nada empieces a apretar el estómago o la quijada mientras te relajas en la hamaca, o que te llegue una pequeña sensación de sudoración y luego luego te empiece el pulso acelerado.

    ¿De qué te puedes quedar ciscado en la ansiedad?
    • De ver imágenes y escuchar palabras o noticias negativas relacionadas con enfermedad o muerte
    • Sensaciones de incomodidad en tu cuerpo (que simplemente son incómodas, no alarmantes) como pulso acelerado, que se te vaya chueco el trago, sudar tantito, un pequeño escalofrío… ¡tu dime!
    • De sentirte melancólico o preocupado de repente
    • De entrar a lugares como cine, elevador, antros o lugares con mucha gente
    • De quedarte sólo contigo mismo
    Entonces, ¿cómo desciscarte?

    Primero, deja de aspirar a la perfección

    Es importante que sepas que el cuerpo y las emociones están en constante movimiento.  De momentos estamos tranquilos, luego un poco más despiertos, después nos tensamos, luego nos volvemos a activar…

    Estamos en movimiento, y nuestro cuerpo se readapta y se reacomoda constantemente. Por eso, evita asustarte ante la primera sensación “rara” que tengas.  Evita querer sentirte perfecto todo el tiempo, sin sensaciones incómodas o sin emociones.

    [ttshare]Recuerda que no eres un robot, tampoco eres piedra, tampoco eres árbol, no eres mesa ni zapato; eres humano, y los humanos sentimos.[/ttshare]

    Está bien que ahora te cuides más, pero no exageres

    Después de la ansiedad yo recomiendo que nos enfoquemos más en cuidarnos, en amarnos y querernos (cosa que antes no hacíamos y por eso nos dio ansiedad) pero hay que tener cuidado de no caer en el exceso de “ya no me puedo desvelar ni un día porque no vaya a ser…”.

    La idea es que conozcas tu cuerpo y a ti mismo, que sepas lo que te mantiene en equilibrio y lo que te quita el equilibrio, para que no tengan que llegar los avisos de tu cuerpo a decirte que necesitas hacer un alto, pero que te vayas amoldando a tu equilibrio, pues no siempre las mismas cosas actividades te llevarán a tu equilibrio.

    Eso significa que de repente te das permiso de salir hasta tarde, de tomarte una cerveza o de internarte en las grutas de cacahuamilpa (lugar turístico en cuernavaca), porque eso era lo que necesitabas para estar en equilibrio.

    Como decía el sabio de la película Comer, rezar, amar, “perder el equilibrio por amor es estar en equilibrio”.  Por eso, no te obsesiones como Julia Roberts en la película en hacer todo lo que tienes que hacer para estar en equilibrio:

    [ttshare]Déjate ser, ámate… y estarás en equilibrio.[/ttshare]

    Date cuenta de las cosas que te pasaban antes pero ahora las agrandas

    Quizás antes al subir las escaleras se te subía el pulso y no pasaba nada, o te ahogabas tantito con la comida y tranquilamente tomabas el vaso de agua para pasártela, quizás hasta te reías de estos fenómenos.

    [mks_highlight color=”#cdae86″]Solo se consciente de qué tanto magnificas, agrandas o te adelantas a lo que sientes antes de que se convierta en algo más.[/mks_highlight] Qué tanto tu conviertes lo que sientes en algo más, en lugar de quedarte con lo que en realidad era.

    Despega lo que el pegamento pegó 

    Este punto requerirá de esfuerzo y de terapia conductual.  O sea, si tu ya viste que la noche te inquieta, ahora te vas a dedicar a hacer lo que más te gusta en el momento que empieza a oscurecer.

    Si cierta imagen, color o palabra inofensivo te genera inquietud, ahora puedes todos los días empezar a relacionar ese color o imagen con algo que sea positivo para ti.

    Es darle la vuelta a la tortilla, y que tu mismo ahora te dediques a relacionar todo eso que en su momento representaba un peligro (y en realidad no lo es), con algo que sea agradable para ti.

    Finalmente, quítale el poder a las cosas que no lo tienen 

    Y esto es muy importante también.  [mks_highlight color=”#cdae86″]Recuerda que el único y la única con el poder de determinar cómo te sientes, eres tu.[/mks_highlight]  La noche, tu ropa, el lugar en el que estás, o tu mismo cuerpo, no tienen el poder de quitarte la paz.

    Así es que vuelve a tomar el poder que le has dado a todas esas cosas, y deja de verlos como los monstruos culpables de tu malestar.

    El camión no es el culpable de que te sienta mal, tampoco el cine ni el elevador, mucho menos la enchilada que te recuerda a la vez que te ahogaste.

    Tú eres el responsable y el que tiene el poder de decidir cómo sentirse ante todas esas cosas.  Pero sí será necesario que te atrevas a enfrentarlos y cambiar el chip mental y corporal que te dicen que es peligroso.

    ¿Y para qué molestarse en dejar de estar ciscado?

    Simplemente, para que recuperes tu paz y libertad interior;  para que puedas volver a ir a todos los lugares que quieras y hacer las cosas que quieras; para que te cuides desde el amor, y no desde el miedo; para que te vuelvas a descubrir a ti mismo y crees tu vida como quieras crearla sin limitantes.

    Para realmente liberarte de la ansiedad, has de liberarte de los miedos que ella dejó en tu interior.

    En conclusión

    [mks_highlight color=”#cdae86″]Recuerda que tu tienes el poder de transformar tu realidad, hasta el grado de crear nuevos caminos neuronales y nuevas memorias corporales.[/mks_highlight] Así es que te motivo a que te pongas en la misión de auto-entrenarte para lograr lo positivo que sí quieres experimentar en tu vida.

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    21 thoughts on “¿Te puedes quedar ciscado de la ansiedad?

    1. Hola, es maravilloso este sitio; yo empecé a sufrir de ansiedad desde que murió mi padre, no sé, algo pasó, el murió en mayo del 2015 y empecé a sentir esto que yo no sabía que era,ni lo había escuchado ni lo conocía; al mismo tiempo, me estrenaba como padre y me estrenaba en un nuevo puesto laboral con mas responsabilidad.
      A veces siento que lo que escribes, me describe perfectamente; ha sido una lucha, es una pelea constante, trato de hacer lo que dices, trato de aplicar las técnicas, a veces me va genial, a veces de todos modos tengo que “sentir”, pero al final me he dado cuenta, que no pasa nada, todo esta en esta mente que trabaja a 1000km/hr., y todo esto me ha traído problemas digestivos, etc., por esa aprehensión maldita de querer controlar todo y esas “memorias” de cosas que te pasaron y tienes miedo que vuelvan a suceder.
      Como tu dices, añoras que algún día vuelvas a ser el de antes, aquel Hombre extremadamente fuerte, que todo lo podía y al que nada le daba miedo; gradualmente lo seré, sólo quería felicitarte y me gusta leer mucho tus artículos.

    2. Gracias siempre encuentro todas mis respuestas con cada uno de tus posts, de verdad que es muy cierto y muy acertado lo que dices siempre. La verdad es el miedo que tengo ahora, volver a estar en el punto alto de la ansiedad que tuve en un principió

    3. Gracias por tus buenos comentarios, personalmente creo que esto que me esta pasando recientemente es como una nueva experiencia de la cual debo aprender algo, como cuando haces una investigacion. Soy Crisitana y la verdad me enojo un poco por que yo no deberia estar viviendo algo asi, (segun mi propia interpretación) pero pues si Dios lo permite algun buen fin tendra. Espero recuperar la confianza que antes tenia y hacer todo tranquila y sin miedos, alfin y al cabo esos gigantes solo estan en tu cabeza, la cosa es volver a convencerte de que ese Leon no es mas que un pedacito de lana y no algo que te hara dano. Creo que Dios nos ha dado el poder de vivir bien a pesar de las circunstancias,que la paz y la felicidad no debe de sujetarse necesariamente a lo que vivivmos sino a la esperanza, pero nuestros miedos nos detienen. Y mas aya de cualquier cosa creamos o no , Dios esta al control, aveces me siento tan ridicula por las cosas que llego a pensar y sentir, que al final del dia, ya intentando dormir, Orando, me digo mi misma, el mundo siguio dando vueltas..la gente sigue viviendo su vida y yo desperdicie mucho tiempo de mi vida en pensar idioteses. y obviamente, Agradezco a Dios porque El, pase lo que pase, no deja de estar ahi y ser Dios.y para mi esa es mi mayor tranquilidad. que pasen bien.

    4. Que tal Fabiola,

      Me encantó el artículo, el poder de la mente es increíble, veo que es parte fundamental el entender que nosotros somos más que mente y por lo tanto es posible mantener el control. Espero puedas organizar esta reunión que comentas, cada día que pasa me siento más identificado con todos los que pasamos por esto y sería enriquecedor porder conocer, ayudar o pedir ayuda, caray… casi solo el hecho de poner nombres a más personas en nuestra situación es parte del alivio, nos dejamos de sentir bichos raros.

      Recibe un fuerte abrazo!

    5. No tengo palabras para agradecerte! la verdad que hace 4 meses mi vida cambió por completo. Un día me levante y la desrealización, despersonalización y las ideas obsesivas se hicieron parte de mi. Al principio estaba muy asustada. Hasta que un día se me ocurrio googlear mis síntomas y di con tu página. Gracias a esto pude llegar a profesionales, que me estan ayudando. Pero más allá de ello, cada día que que paso desde aquél en que comenzaron mis sintomas, consulto tus artículos, y el alivio y tranquilidad que me dan me invitan a seguir luchando y a pensar en que se puede. Es buenisimo lo que haces. Muchisimas gracias Fabiola ! Saludos desde Argentina

      1. Valentina… te leo y parece que me leyera. También he sentido desrealizacion y despersonalizacion. Cada tanto leo y releo los post de Fabiola para convencerme de que esta todo bien. Sobre todo porque no son los sintomas más comunes de la ansiedad y eso atemoriza más. Soy de Argentina también, si tenes ganas podemos intercambiar mails y compartir este proceso. Abrazo!

    6. Saludos doctora, muchas gracias por su blog es exelente y la felicito mucho por ayudar a tanta gente con estos problemas mentales, sin ningun interes economico como harian otras personas sin escrupulos, de verdad gracias, yo vivoen USA cal, y aca no he podido encontrar la ayuda idonea, sufro mucho de ansiedad y panico deprecion obseciones , le agradeceria que me aconseja para sanar pues ya no soporto mas mi
      vida asi algunas cosas que aconseja se me hacen tan didicil de llevar a cabo, en fin gracias y espero su reapuesta, Dios la bendiga.

    7. Hola yo tengo una duda mi amsiedad se ha reducido en gran cantidad pero al momento que voy a tomar una decision aparece el nerviosismo como que si no pudiera continuar pero estoy seguro que la decision es correcta y me hace feliz ese camino mas sin embargo estoy muy nervioso sera por lo nuevo? Siento que aparecera de nuevo? Mas sin embargo quiero continuar esa decision como puedo controlar eso algun consejo o post para leer? Lo escribi de nuevo el correo estaba malo 🙂

    8. Hola yo tengo una duda mi amsiedad se ha reducido en gran cantidad pero al momento que voy a tomar una decision aparece el nerviosismo como que si no pudiera continuar pero estoy seguro que la decision es correcta y me hace feliz ese camino mas sin embargo estoy muy nervioso sera por lo nuevo? Siento que aparecera de nuevo? Mas sin embargo quiero continuar esa decision como puedo controlar eso algun consejo o post para leer?

    9. Hola David la gracias por escribir todo esto eres de gran ayuda
      Hace 1 año tengo ansiedad y le temo a las cosas Nuevas pero aveces me siento sensata y lo veo desde otra perspectiva lo cual no sucede a menudo tengo miedo de que me salgan mal las cosas ahora voy a comenzar a estudiar una carrera y le temo porque también trabajare
      Estoy trabajando mucho con tus pos Gracias por ayudarnos con eso besos bye

    10. gracias faby eres exelente ,deseo salud y todo lo bueno para ti y para tu equipo de trabajo para que sigan con esta maravillosa pagina y te agradeceria que me mandes las fechas de tus conferencias quiero conocerte y disfrutar de ellas saludos y mil gracias

    11. muchas gracias por tu ayuda, en verdad eres alguien que conoce el tema y no solo supone, lo ha estudiado o tiene la teoria, es por eso que pareciera que algunos post han sido dirigidos especificamente a algunos de tus lectores, leerte a veces como dice Maximiliano me da confianza por que se que lo estoy identificando, soy consciente de que lo que pienso es como realmente sucede y no como lo siento, pero despegar esos miedos de la memoria es lo que va costando trabajo
      los cambios en la pagina me gustan mucho y las fotos con que ilustras tambien son geniales
      nuevamente muchas gracias!

    12. Gracias, tus posteos me han ayudado MUCHO. Soy mexicano y vivo en Argentina desde hace 6 años; estuve solo en mis ataques de pánico y me he ayudado con terapia, meditación y tus posteos. Los ejemplos que das los he pensado para calmarme y, cuando los leo los reafirmo, me dan más confianza al saber que por dentro tengo razón. Con la ansiedad uno tiende a dudar y en hacer las cosas más grandes.

      Gracias por dedicar tu tiempo en ayudar, eres maravillosa.

      Maximiliano.

    13. Fabiola Hola. Sabes, le diste en el mero clavo a mi problema en este momento. Ya estaba muy preocupada porque me preguntaba, qué sucede ahora? Y al recibir tu post no sabes, me quitaste un peso de encima. Voy a trabajar muchísimo en eso, es pero bien difícil pero sé que puedo y tengo que amoldar mi cuerpo y mente.
      Te quiero contar rápidamente una promesa que le hice a Dios, le prometí que iría hasta Cuernavaca solamente para conocerte y darte de todo corazón las gracias por tanto que me ayudaste a salir de la ansiedad, porque la verdad te lo debo a ti. Ahora falta hacer eso que nos dices, amoldarnos. Ya estoy trabajando y ahora más que nunca tengo que despegarme de todo esas costumbres que quedaron, porque quiero estar ya no al 100 sino al 200 para lograr todo mis objetivos y uno de esos es conocerte. Muchas gracias por todo.
      Saludos y un abrazo..

      1. jeme gracias Xiomara pero en serio, tu hiciste tu recuperación posible yo sólo te doy empujonsitos pero tu eres la que da el paso, organizaré algún evento pronto lo prometo 🙂 pero tu me dices y por acá ando. un abrazote!

    14. Eres maravillosa Fabiola soy tu fan, gracias x existir es increíble como lo que escribes conecta de inmediato, te mando un abrazo, felicidades x tu bebé que viene en camino, todo va salir muy bien estarás en mis oraciones

    15. Muy interesante…incluso me supo a poco…¿qué tal una future segunda parte con detalles más extensos del cómo hacerlo?. En cualquier caso, te lo agradezco profundamente y te felicito por esta nota.

      Un abrazo,

      Ps.: ¿podría sugerir evitar algunas palabras no castellanas o de uso no extendido como ‘pritt’?, haría más clara y sencilla la lectura para todo tipo de publico.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *