¿No sabes qué hacer con tu vida?

    La gran pregunta, la gran incógnita y en muchos casos… la responsable de que te sientas angustiado. El querer tener la respuesta de qué quieres hacer de tu vida y no encontrarla te puede generar frustración y ansiedad, así es que te recomiendo dejar de querer responder la gran pregunta y empezar por lo pequeño, dar el primer paso tan sólo con la certeza de lo que tienes en el presente.

    [ttshare]Si te dejas llevar por lo que te inspira, terminarás haciendo lo que te apasiona. [/ttshare]

    ¿Sabes lo que quieres hacer hoy?

    Si no sabes lo que quieres hacer hoy, ¿cómo sabrás lo que quieres hacer con tu vida?

    Dime, ¿cuántos días de la semana te preguntas qué se te antoja hacer y lo haces? o ¿cuántos días de la semana te forzas a hacer cosas que no quieres, o bien, te sientes un zombie caminando sin sentido?

    Empieza por responder preguntas más pequeñas

    Cuando te encuentres sin saber lo que quieres hacer con tu vida, no quieras responder la gran pregunta y tener la gran respuesta, eso solamente te generar más tensión emocional y menos verás la respuesta.

    Empieza por lo pequeño, por lo inmediato y accesible: hoy. 

    Toda gran construcción comenzó poniendo un primer ladrillo, y quizás tú estás esperando a tener los planos y dibujo de lo que quieres construir, y como no los tienes… no pones el primer ladrillo, estás ahí contemplando el vacío o la pared, esperando a que llegue la gran respuesta.

    Así es que no quieras tener el plano y la foto ideal, con la vida no sucede así, con la vida necesitas vivir el presente para determinar cómo quieres vivir hoy; necesitas poner el primer ladrillo y a partir de ahí dejarte inspirar. 

    Si hoy estás donde quieres estar, asegurarás tu mañana

    La mejor manera de asegurar tu futuro es viviendo el presente, si hoy estás en el lugar que quieres estar, haciendo lo que realmente quieres hacer, con la flexibilidad de descubrir lo que te trae el día de mañana de nuevo, seguramente estarás siempre en el lugar que quieres estar.

    Ten una intención clara

    Lo importante es que hagas lo que hagas con tu vida, tengas siempre una intención general clara, por ejemplo, tu intención de vivir puede ser disfrutar, ser feliz, aprender, evolucionar, crecer, expandirte… y entonces con esa intención general clara, te vas dejando experimentar lo que la vida te ofrece, siempre guiado por tu intuición.

    ¿Qué tanto sigues tus antojos?

    Estamos demasiado condicionados a creer que nuestros antojos son malos, casi casi que si les hacemos caso, nos iremos al infierno.  Y al vivir con esa creencia, podemos llegar a creer que entonces nosotros somos malos, y que no podemos confiar en lo que queremos porque no es bueno para nosotros.

    Y no es así, si lo que se te antoja hacer no te daña y tampoco daña a los demás, si no te enferma a la larga, o enferma a los demás… entonces ¿por qué habría de ser algo malo?

    Como dice Odin Dupeyron en su obra “A vivir” (la cual te recomiendo ampliamente ir a verla: haz click aquí para más info) Si no te daña, lastima o enferma… ¡hazlo!

    ¿Y si sólo se me antoja dormir y no hacer nada?

    Es totalmente válido que de vez en cuando no te exigas de hacer nada y simplemente duermas todo el día y observes la pared y veas series y comas palomitas. Pero esto se vale cuando ves que tu cuerpo te lo está pidiendo porque está agotado y necesita hacer un descanso.

    Cuando ya se hace una rutina o costumbre, o la normalidad de tu vida… entonces sí necesitas forzarte y ponerte los tennis y salir a caminar, ir a comprar tus pinturas y ponerte a pintar, volver a tocar el instrumento, salir con algún amigo o amiga… tomar el aire de afuera, dejar que te de el sol.

    Ubica si estás en un círculo vicioso y sí ten la disposición a salir de ahí.

    Manos a la obra

    Entonces, si no sabes tampoco qué quieres hacer hoy, a veces ayuda recordar lo que se te antojaba y te gustaba hacer antes, y forzarte a hacerlo, aunque no tengas ganas, y observar que al final, eso mismo te inyectó de ganas.

    Una vez que lo hagas, no te cuestiones “y qué caso tiene ponerme a jugar con cochecitos”, simplemente hazlo, lo importante es activar dentro de ti el impulso y la chispa de motivación que está apagada. ¿Qué tal que de ahí se te ocurre que quieres diseñar coches? ¿o ser piloto?

    ¿qué tal que hacer lo que se te antoja, descubres tu pasión?

    Y de ahí te sigues, tú empiezas a seguir los pasos de lo que tu inspiración e intuición te pide, y con los ojos bien atentos y las orejas bien abiertas para descubrir eso que quieres hacer, y ya de ahí, puedes empezar a emprender el reto de hacer de tu pasión tu ingreso económico. 

    Te recomiendo mucho conocer a Marco Ayuso que habla sobre “Convierte tu pasión en tu negocio”.

    La idea de que “tienes que trabajar en lo que no te gusta y amolarte toda tu vida”, es una mentira total, así es que descarga su e-book gratis 100 tips para convertir tu pasión en tu negocio

    Las ganas vienen después de activarlas

    A veces esperamos que nos den ganas de hacer las cosas, para entonces sí hacer las cosas.  Y no funciona así, porque si ya vienes de un ciclo vicioso de cansancio, sin ganas y sin saber claro qué quieres, no te darán ganas.

    El círculo vicioso va algo así como: 

    sin ganas – sin acción – sin disfrute – menos ganas de hacer las cosas – menos ganas – menos acción – menos disfrute

    En cambio el círculo virtuoso va así:

    acción – disfrute – ganas para hacerlo otra vez – más acción – más disfrute – más ganas de hacer eso y otras cosas otra vez.

    Si quieres volver a sentir ganas por hacer las cosas, necesitas empezar a hacerlas. 

    Así es que por lo menos un día a la semana, déjate hacer absolutamente todo lo que se te antoje. Pregúntate por las mañanas, qué se me antoja hacer hoy, y si realmente no puedes hacerlo por el trabajo y tus obligaciones… entonces tienes un muy buen reto, de cómo convertir tu vida en algo que disfrutes todos los días.

    Si no disfrutas tu diario vivir, será mucho más difícil que disfrutes de tu vida, pues tu vida se conforma de tu vida diaria.  Transforma tu día, y transformarás tu vida.  

    En conclusión

    En desansiedad estamos convencidos de que no somos esclavos de nadie ni de nada, si sientes que eres esclavo de las circunstancias y que “no hay de otra”, o inclusive, esclavo de la ansiedad que no te permite hacer lo que quieres hacer… entonces te invito a irle volteando la moneda, y demostrarle que aunque sean pequeñas cosas, si puedes empezar a hacer, así ella vaya ahí acompañándote.

    Llévate tu ansiedad contigo e invítala a que conozca quien eres, y quizás ahí se de cuenta que no tiene nada que hacer contigo y se pueda ir.

    Para aprender a ser más tú mismo y elegir tu vida, cuento con la guía de Enciende tu Esencia
    Posts relacionados
    Inscríbete gratis a nuestra lista de correos y recibe la guía “Lo primero que necesitas saber de la Ansiedad”

    Recibirás en tu correo un mail de confirmación, sigue los pasos y la podrás leer o escuchar ahora mismo.




    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    14 thoughts on “¿No sabes qué hacer con tu vida?

    1. Hola, gracias por todos los post, cada uno parece que me lee la mente. Quise descargar el e.book de Marco pero me dice que la página no se encuentra. Habra forma de que lo puedan compartir??

    2. Fabi te cuento que he superado la ansiedad hace más de un mes no me dan crisis,, solo me dio hace más de una semana un miedo fuerte pero se me pasó!

      Pero ahora me bajo la energía demasiado porque hace meses se me vino el pensamiento de cuál es el sentido de la vida si igual vamos a morir, El cual me respondí para que uno viene acá! Como que alguien nos propusiese algo! En fin no sabía qué sentido era el sentir, ahora me pregunto todo lo que haga para que y siento como un vacío, y lo que quiero Fabiola es disfrutar porque tengo como una mala energía que no me permite disfrutar. Que me recomiendas?
      Ya he superado los miedos, la ansiedad ahora estoy con falta de emoción con todo. Veo todo como raro extraño como si todo a mi alrededor fuera material o irreal, veo extraño hasta mi casa, hay días que me da emoción y otros no, es un sube y baja pero entonces Se me viene el para que y yo no quiero preguntarme para que, además que ya sé que el sentido de la vida es sentir, y simplemente tener la emoción de hacerlo y a la vez disfrutar, es como que tengo un bloqueo de sentirme alegre! porque cuando hago las cosas es como si tuviera una mala energía y cuando hablo con mis amigos es como si me diera igual ya que lo veo como irreal, no se es rara la sensación.
      Que me aconsejas, quiero salir de esto, porque me da miedo no sentir emoción y quiero que cuando haga las cosas las quiero disfrutar!!
      Te quiero gracias por tu gran ayuda! Me has ayudado a superar la ansiedad ahora quiero recuperar la alegría y el disfrute de hacer las cosas!

    3. Estupendos los artículos, tienes razón en lo que dices, con la mente lo entiendo, pero no es fácil accionar cuando la falta de confianza en uno mismo y los miedos nos gobiernan.

    4. Gracias por todo, no sabes como he sobrellevado mi ansiedad y ataques de panico gracias a tu blog, audios y videos, gracias de todo corazón…

    Comments are closed.