Ser espiritual disminuye tu ansiedad

    La ansiedad es una consecuencia de un desequilibrio general en tu ser y organismo, y es por lo mismo que tu camino para sanar ha de ser integral: mente, cuerpo, emociones y también, espíritu.

    La espiritualidad es esa parte de ti que es capaz de concebir cosas más abstractas y elevadas, que quizás no corresponden tanto a las emociones, sensaciones ni pensamientos, sino a una conciencia mayor. Todos como seres humanos tenemos conciencia, la conciencia es la capacidad de ver por encima y por arriba de nuestra propia humanidad y comprender con un entendimiento que a veces ni si quiera necesita palabras.

    Es muy importante que reconectes con tu espiritualidad para que recuerdes cuál es el sentido de tu existencia, y en ésta ocasión, te quiero platicar acerca de algunas ilusiones mentales que no son verdad a nivel espiritual, y que al recordar la verdad detrás de esas ilusiones te puedas sentir mejor.

    La ilusión de estar separado 

    Como seres humanos, tenemos la ilusión de que somos un individuo separado de los demás, desconectado y asilado.  Esto es falso, estamos conectados todos entre nosotros mismos a un nivel que quizás a la vista no es tangible, pero si para tu sentir e intuición.

    Cuando activas tu espiritualidad, te das cuenta que no estás solo ni separado del mundo entero, que eres parte de él y que basta con sentirlo para activarlo.

    La ilusión del vacío

    Tenemos también la ilusión de estar huecos y vacíos, llegando a conclusiones extremas como sentirnos un vil producto de la casualidad y causalidad, las cuales sin mucho sentido, nos trajeron a esta existencia.  Y si percibes tu existencia como vacía o hueca, ¿cómo no habrías de sentir ansiedad?

    Al re-conectar con tu espiritualidad de te darás cuenta que ya eres todo lo que necesitas ser, que dentro de ti se encuentra la información que necesitas, que no eres un mero producto de la casualidad sino un milagro de una primera intención.

    La ilusión del sin sentido

    De igual forma, creer que tu existencia o la vida en general no tiene sentido te puede generar angustia y desesperanza, y por lo mismo ansiedad.  Es creer que las cosas pasan al azar y que tu existencia bien pudo haber sido omitida por la raza humana.

    Y esto no es verdad, cuando re-conectas con tu espiritualidad te das cuenta que tienes no una, sino muchas misiones, propósitos y sentidos en esta vida, claro, siempre y cuando te des permiso de llevarlas a cabo, despidiéndote de la idea de lo que “tienes que hacer”.

    La ilusión de la desgracia

    Esta ilusión te pone en una actitud de víctima de las circunstancias, donde ves tu pasado y lo que te sucede como desgracias e injusticias, y claro, ¿así cómo podrías activar tu espiritualidad? ¿así cómo podrías sentirte seguro?

    La desgracia no existe por sí misma, existe para tu mente cuando distorsionas la realidad magnificando los sucesos y negándote a aceptar que por algo y para algo pasaron.  Y al activar tu espiritualidad, te das cuenta del para qué suceden las cosas en tu vida, desde sucesos diarios hasta eventos más profundos o llamativos.

    Por ejemplo, tu no sabes si el señor que no te dejo pasar en el tráfico, al cual le recordaste todos sus antepasados, en realidad te ayudó a llegar unos microsegundos después de un camión que más adelante se pasó la luz roja, con el cual te pudiste haber topado.

    Aprende un poco más sobre el efecto mariposa, el cual dice que hasta el más mínimo aleteo de una mariposa afecta sobre el curso de todos los sucesos en la Tierra.

    La ilusión del para siempre

    Esta es de mis favoritas, porque nos hace creer que eso desagradable que vives por momentos, lo vivirás para siempre, o que jamás podrás salir adelante, que todos te ven feo, que nadie te querrá, que para siempre estarás solo, triste y enfermo.

    Esto claramente es una ilusión porque la vida y tu cuerpo, jamás será exactamente igual que lo que fue hace un microsegundo atrás, estás en un cambio y movimiento constante, como dice la vitaeología “todo aparece para desaparecer”.

    Así es que re-conecta con tu espiritualidad, y date cuenta del flujo constante de movimiento, lánzate a ese río y déjate llevar, pero eso sí, dirigiendo el curso que tomas.

    ¿Cómo re-conectar con tu espiritualidad?
    • Activa una actitud constante de agradecimiento, donde más allá de agradecer nada más lo bonito y agradable, agradeces lo que a tu percepción es desagradable y contraproducente para ti.
    • Simplemente cierra los ojos y escucha los sonidos a tu alrededor, siente a la gente que te rodea y date cuenta que estás conectado, ya que todo lo que sucede a tu alrededor genera un efecto en ti, y viceversa.
    • Acuéstate en la noche sobre el pasto o tu azotea, y observa las estrellas, date cuenta del todo, sal de tu percepción de ti mismo como algo insignificante, quizás seas pequeño, pero jamás insignificante.
    • Recuerda que cada quien tiene su lugar en esta tierra, nadie más puede ocupar el tuyo, y tu no podrás ocupar el de nadie más, así es que ¿para qué competir? mejor dedícate a tomar lo que te corresponde por naturaleza.
    • Re-conecta con el poder del todo, y date cuenta que tú eres parte de ese todo, de ese Dios, energía universal o amor divino, no estás separado ni aislado, eres parte de él, estás hecho de la misma materia.
    • Siente latir tu corazón, y date cuenta del milagro que es el simple acto de respirar, se conciente de todos los procesos que realiza tu cuerpo sin que tu se lo digas. De la misma forma funciona el Universo, pues lo que es arriba es abajo y lo que es adentro es afuera.
    • Siéntate a meditar, orar o rezar, pero no reces o medites pidiendo lo que te falta, simplemente siéntate a conectar con esa energía y esa emoción de estar en comunicación con algo más allá de tu propia concepción. Siéntate a dejar de hablar, y por un momento escuchar y agradecer lo que sí hay en tu vida.
    • Confía en que estás protegido por algo mucho más allá de ti mismo, confía en que si te dejas, serás guiado de regreso a tu hogar interior y descubrirás las respuestas que necesitas, confía en ti mismo y confía en ese todo al que perteneces.

    Finalmente, contempla tu vida como si nada de lo que ha pasado o pasa actualmente fuera un milagro, y en otro momento, contémplala como si todo fuera un milagro.

    Así dijo Albert Einstein que puedes optar por ver la vida, como si no existieran los milagros, o como si todo fuera un milagro ¿cuál eliges tú?

    Posts relacionados

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    6 thoughts on “Ser espiritual disminuye tu ansiedad

    1. buenisisimo fabi como siempre dios me ayudado a salir adelante creo en el y el siempre esta a mi lado lose lo siento lo creo con su amor y ayuda y tus consejor estoy cada dia mejor gracias a dios chicos pidanles a dios y jesus que los ayude a salir de la ansiedad el los ayudara en todo los ama muxooo

    Comments are closed.