Cómo atravesar las crisis nacionales

    Entiéndase por crisis nacionales los plantones, huracanes, inseguridad, caos…

    El plan de contingencia ante los momentos en los que te encuentras preocupado y angustiado por todo lo que está sucediendo a tu alrededor sería el siguiente:

    Agradece

    El caos nos puede hacer creer que “todo está perdido”, que estamos de la patada como país o como sociedad (y quizás sí… pero no todos, y no todo es así).  Así es que lo primero es agradecer lo positivo que lo negativo trae consigo, agradecer que esto está pasando y nos está dando un aprendizaje, agradecer que no está uniendo como sociedad y aumentando la consciencia de cómo vivimos, y sobre todo, agradece que sea como sea la situación, si te encuentras leyendo esto es porque estás vivo.

    Piensa y comparte propuestas

    Sí, se vale quejarse, pero que siempre que lo hagas lo acompañes con una propuesta, con una idea con fundamentos y argumentos para proponer un camino de salida o solución a lo que te estás quejando, porque si no lo haces, lo único que haces es aumentar lo negativo.

    Actúa y colabora

    A veces no ayudamos porque pensamos “ay, de qué va a servir un litro de leche”, “cómo voy a llevar ayuda si yo soy el más necesitado”, pero aquí estás aumentando el pensamiento de carencia.  Hay que aumentar la energía de abundancia, y cuando tu das, inmediatamente empiezas a recibir, así es que no importa lo que das, da, haz algo, actúa, contribuye con una acción.

    Evita el morbo

    Si ya sabes lo que está pasando a tu alrededor, ya lo sabes, no necesitas llenarte de imágenes que tú no estás viviendo, no necesitas aumentar tu estrés con el estrés de los demás.  Lo que sí necesitas es ser consciente de la situación y hacerte responsable de tu sociedad y país, pero ten un límite al ver noticias o participar en ciertas pláticas.

    Visualiza

    Visualízate a ti mismo y a los demás a salvo, tranquilos y en proceso de recuperar el optimismo y felicidad.  Visualiza al país completo en paz y colaboración de todos con todos.  Recuerda que el primer paso para generar una realidad es verla en tu mente. Así es que en lugar de reforzar lo mal que están las cosas, empieza a visualizar cómo es que mejoran.

    Transmite energía positiva

    En pláticas, discusiones al respecto, o al tratar con alguna persona que está en medio de ese caos, haz lo posible por resaltar lo positivo y transmitirlo, activa dentro de ti la esperanza, fe y optimismo.

    Y sobre todo, transmite esa energía a quien sientes que está haciendo algo malo, ya sea la naturaleza, los funcionarios, los maestros o el presidente.  Sea cual sea tu postura al respecto, en el momento que le mandes energía positiva a quien consideras “el culpable”, verás que las cosas empiezan a mejorar.

    En conclusión

    En las leyes del Universo, las cuales son estudiadas por la metafísica, sabemos que la realidad como sociedad y humanidad es un reflejo de la realidad interna de cada ser humano, la cual se suma y aumenta cuando encuentra realidades compatibles con la suya.

    Imagínate un mundo entero preocupado, negativo, agresivo, que no acepta las cosas como son y que se la vive mandando mala onda a los demás.  El resultado lógico es que eso es lo que vemos y eso es lo que se manifiesta.

    Si tú empiezas a evolucionar en tu interior hacia lo que anhelas vivir, y te juntas con personas que estén en ese mismo canal, podremos generar un cambio en nuestro exterior.

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *