Descubre si padeces de “controlitis”

    Controlitis: Dícese de la condición mental desfavorable para el ser humano en la que se presentan altos niveles de impulsos a corregir, manipular o dictar el curso de diferentes aspectos de la vida.

    Estos aspectos pueden ser: una persona, una situación, el futuro, tu presente, el país, al presidente, el semáforo, el clima, la velocidad de trabajo de los demás, la manera en la que actúan los demás, los colores para pintar la pared, etcétera.

    ¿Por qué queremos controlar?

    Porque es la mejor manera que hemos encontrado para sentirnos seguros.

    Ante la duda e incertidumbre sobre el futuro, decidimos que era buena idea hacer predicciones para saber qué hacer y cómo comportarnos.   Ante el darnos cuenta que los demás no siempre reaccionaban como queríamos, aplicamos el control sobre ellos para que dejaran de lastimarnos.  Ante el darnos cuenta que nosotros no siempre actuábamos igual o como queríamos, aprendimos a controlarnos a nosotros mismos.

    Aprendimos a controlar cuando de chicos vimos que las cosas salían de control, ya sea en casa o en el exterior, y probablemente llegamos a la conclusión “yo necesito dictar el curso de los eventos para no salir lastimado”.  Es en ese momento que decides apoderarte de todo lo que sucede a tu alrededor y aplicar tus técnicas de control.

    ¿Cuáles son esas técnicas de control?

    Date cuenta como las siguientes técnicas en apariencia pueden ser una cosa, pero en el fondo lo que están buscando es controlar, y busca dentro de ti si existe otras cosas que haces con tal de tener el control de lo que sucede contigo o a tu alrededor:

    • hacerte la víctima, para que el otro termine dándote gusto
    • haciendo berrinche hasta que sucede lo que quieres
    • manipulando al otro con argumentos y actitudes que solamente te favorecen a ti mismo
    • evitando las situaciones que percibes peligrosas o desagradables, así controlas que no te sucederán
    • imponiendo tu percepción de las cosas a los demás a base del poder o el miedo
    • razonar absolutamente todo, analizar y analizar hasta que estás 100% seguros del siguiente paso (no das paso sin huarache)
    • preocupándote de más, piensas que al preocuparte realmente estás haciendo algo al respecto para que eso que quieres evitar no suceda

    Cualquiera que sea tu estrategia para controlar, seguramente lo haces con la intención de controlar a los demás, a las situaciones y a ti mismo.

    ¿Cómo controlamos a los demás?

     

    Activas tus ganas de controlar a los demás cuando ves que no está haciendo lo que a ti te gustaría que hiciera para sentirte seguro.  El mecanismo de acción para controlar a los demás es a partir de la desesperación y frustración, y puedes hacer algo de lo siguiente:

    • Regañarlos: como si fueres su padre o madre, crees que a partir del regaño lograrás que haga lo que quieras
    • Minimizarlos: dentro de ti o hacia fuera dices algo parecido a ¿cómo es que pienses así?, así es como se tienen que hacer las cosas, tu no sabes…y al parecer nunca lo sabrás.
    • Los omites de tu realidad: haces como que no existen, y realmente crees que no existen, es una manera de engañarte y hacerte creer que realmente estás resolviendo el problema.
    Y… ¿El control sobre mí mismo?

    El control sobre ti mismo nace a partir de querer ser perfecto y que “todo esté bien todo el tiempo”, por la misma razón de sentirte seguro y quizás para mantener una imagen frente a los demás, es por eso que buscas controlarte en cuanto a:

    • tener la salud perfecta
    • el trabajo ideal
    • la pareja salida de un cuento de hadas
    • numerosas amistades
    • un estado de equilibrio y paz interior constante e inalterable
    • un cuerpo que no se perturba por nada

    El problema aquí es que cuando te das cuenta que todo esto no está sucediendo, activas dentro de tí el “debería de sentirme diferente”, dejas de aceptar lo que sí estás sintiendo o haciendo, y empieza la lucha contigo mismo y bienvenida sea la ansiedad.

    Te conviertes en tu peor juez y al mismo tiempo en tu víctima, por eso es importante tener paciencia contigo mismo, aceptar las sensaciones y entonces sí determinar qué quieres hacer con todo eso.

    Control sobre lo exterior

    Otro síntoma de controlitis es cuando queremos controlar los eventos y los sucesos que ocurren a nuestro al rededor, y eso aún puede ser más frustrante, pues con los demás y con uno mismo podemos ejercer cierto poder para motivar el cambio, pero cuando se trata de las cosas externas, es muy probable que nuestra influencia sea muy baja, y entonces… más nos frustramos.

    Algunos ejemplos:

    • cuando te decides a ir al banco y te encuentras con 30 personas antes de ti
    • o ¿qué tal en la caseta de regreso al DF después de un puente?
    • los ruidos de la construcción de a lado
    • el clima el día de tu boda
    • que avance el de adelante en el semáforo
    • que deje de llover, que no salga el sol…

    Quizás la mayoría de estas cuestiones no están en nuestras manos poder controlar, pero sí podemos decidir cómo enfrentarlas y qué hacer al respecto en ese momento.

    [ttshare]Quizás muchas cosas salen de nuestro control, pero en cuanto tu decides cómo relacionarte con todas esas cosas, lo recuperas.[/ttshare]

    Ok, tengo controlitis, y ¿ahora qué?

    Si ya descubriste que tienes controlitis entonces es momento de empezar el tratamiento para curarte, y el tratamiento consta basicamente de visualizar la vida y a ti mismo como un río, es aventarte al flujo natural de las cosas, tu vas en tu barca disfrutando del paisaje y decidiendo hacia donde vas, pero al mismo tiempo permitiendo que la corriente te lleve.

    Además de eso, te recomiendo lo siguiente:

    1. Descubre lo que sí  y lo que no puedes controlar, haz lo que está en tus manos para tener la vida que deseas tener y rodearte de las personas que deseas rodearte
    2. Aprende a soltar, confiar, fluir y dejar ir lo que no puedes controlar, aviéntate al precipicio de lo desconocido y la incertidumbre y descubre la emoción que se siente al hacerlo, no la confundas con miedo, es emoción
    3. Abrete a descubrir la infinidad de cosas mucho más maravillosas e increíbles que sí pueden suceder cuando dejas de querer controlar todo lo que te sucede, a veces la vida misma tiene mejores planes de los que tú previste
    4. Activa dentro de ti la aceptación como primer paso para evolucionar tu realidad, si algo no te gusta, primero has de aceptarlo para poder cambiarlo
    En conclusión

    Recuerda que aunque te dejes fluir contigo mismo y con los demás, en el fondo siempre tienes la última decisión sobre ti mismo, y que por más extraño que se sienta tu cuerpo con la ansiedad y por más cosas raras que pienses, tú tienes el poder de decidir cómo enfrentar todo eso que te sucede.

    Y tú… ¿Qué vas a dejar de querer controlar?
    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    12 thoughts on “Descubre si padeces de “controlitis”

    1. Creo que sufro de controlitis y por ello mi ansiedad y mis miedos no lo acepto… Soy muy nerviosa y no estoy feliz conmigo misma ni con los síntomas que me dan. No sé cómo cobtrolarme

      1. Hola Andreina,

        No sé si has leído este otro artículo en el que Fabiola Cuevas amplia información sobre la controlitis:

        http://www.desansiedad.com/?s=controlitis

        Para profundizar más en ello te recomiendo realices un trabajo personal para cambiar las creencias que te llevan a querer controlar todo. En la Guía de dale alas a la ansiedad, creada por Fabiola Cuevas, encuentras los 5 pasos del método desansiedad orientándote con ejercicios y herramientas para poder transformar la ansiedad en libertad.
        Además tenemos una reunión mensual, donde Fabiola se conecta online y da respuesta a las preguntas que puedan surgir en el proceso.
        Y si quieres, puedes incorporarte al grupo de facebook, exclusivo para los que tienen la guía, donde se comparten dudas y avances con otros compañeros.
        En este enlace encuentras toda la información al respecto:

        “Guía: Dale alas a la ansiedad”
        http://www.desansiedad.com/producto/guia-dale-alas-la-ansiedad/

        Cualquier duda o pregunta al respecto me la haces saber.
        Un saludo

    2. soy muy controlador, pero he conocido a una chica que no le gusta que la controlen y me estoy enamorando… no quiero perderla por eso quiero trabajar en mi controlitis… hago ejercicios de respiración y meditación y trato de controlar mi ansiedad, por querer que haga o sea como yo quiero lucho constantemente contra la frustración de que las cosas no salen como quiero….. pero ella lo vale

    3. Soy una persona que perdí mi pareja x ser muy controlador…tengo una sensación de vacío existencial y hasta siento angustia a tal punto que rompo en llanto…..tengo mucha inseguridad y siento que no puedo avanzar en muchas cosas personales…..ella no volverá a mi lado x mis actitudes de controlador..y yo merecido lo tengo

    4. … Si hubiera leído este post unos meses antes no habría perdido a mi pareja :'(
      Quizás su misión en mi vida fue precisamente llevar mi cosciencia a este nivel para aceptar que tengo que trabajar sobre esta actitud.

      Gracias Fabi, realmente en tu blog e encontrado el 90% de las respuestas a mis reacciones emocionales.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *