¿Te sientes culpable de no hacer nada? Cúrate de la Productivitis

    Captura de pantalla 2013-07-30 a la(s) 12.04.09

    La culpa nace a partir de tener un sentimiento agradable que se contrapone con un pensamiento.  O sea, tú disfrutas de tener relaciones sexuales con tu novio por ejemplo, pero después viene el pensamiento “es pecado me iré al infierno”, y claro, viene la culpa.  De la misma manera, tu puedes disfrutar de no hacer nada, pero se antepone ante pensamientos como “tengo que ser productivo para valer como persona”, “estoy perdiendo el tiempo”, etcétera.

    Diferencia entre culpa y consciencia

    La voz de tu consciencia es la que te avisa cuando estás haciendo algo que va en contra de tu esencia, te da información valiosa y te ayuda a recuperar el camino.

    Por el otro lado, la culpa no te ayuda, al contrario, te imposibilita para ver la salida, la solución o para salir adelante.  La culpa es un pesar en el que te castigas a ti mismo por alguna conducta que en el fondo disfrutaste.  La culpa normalmente viene por temor al castigo, en este caso el castigo podría ser no ganar lo suficiente, ser mal visto por los demás, perder el tiempo.

    La consciencia es la que te avisa que realizaste una actividad que no va contigo.

    Descifra si la voz que escuchas proviene de condicionamientos y creencias aprendidas, o si realmente viene de tu interior para tu propio bien.

    ¿Por qué nos da culpa no hacer nada?

    Porque realmente como sociedad estamos demasiado confundidos.  Es como ir arriba de una rueda que gira todo el tiempo gracias a que nos movemos, y sentimos que si dejamos de movernos, nos caeremos o algo malo pasará.

    Creemos que mientras más hacemos, más somos; que mientras más productivo seas, más demuestras tus capacidades y habilidades y por ende, más deseable eres para los demás o mejor visto; al ser bien visto por lo productivo que eres, probablemente más fácil encuentres una pareja o un buen trabajo, con el cual podrás tener el dinero suficiente para adquirir las cosas que necesitas para ser feliz.

    Espero que estés de acuerdo conmigo con que este ciclo vicioso no funciona, pues jamás tendrás lo suficiente para sentirte valeroso, y jamás podrás ser lo suficientemente productivo para sentirte exitoso, siempre habrá más y más y más por conquistar y por lograr.

    Las creencias en nuestra mente

    Esta misma sociedad ha ido generando creencias en nuestra mente que no son verdad, pero nos rigen como individuos.  De cierta forma estás controlado por éstas creencias para producir, consumir, generar y casi casi que venderle tu alma al consumismo en el que estamos inmersos.

    Estas creencias son:
    • tengo que tener dinero para sentirme tranquilo y seguro
    • mientras más exitoso soy, más valgo como persona
    • mi autoestima depende de qué tantas cosas hago en el día
    • estar ocupado demuestra que soy una persona importante
    • si salgo tarde del trabajo demuestro que tengo un alto compromiso (no es así, demuestras que no te sabes organizar y que tu empresa tampoco lo hace)
    • como los demás están haciendo cosas, yo también tengo que hacerlo
    • solamente me puedo dar oportunidad de descansar en las vacaciones, para eso son
    • la vida consiste en trabajar y esforzarme por tener lo necesario para vivir
    La enfermedad de la “Productivitis”

    Captura de pantalla 2013-07-30 a la(s) 12.09.44

    Yo le llamo “productivitis” a la enfermedad de ésta generación, en la que sucede todo lo ya antes visto.  Es importante que entiendas que estos pensamientos que te traen como tren descarrilado todo el día  y esa necesidad de hacer y hacer y hacer, está generada por ésta enfermedad que es altamente contagiosa.  Basta con ver a alguien ser productivo para que tú quieras serlo también.

    La productivitis es resultado de querer ser más allá de productivo, se da cuando no es suficiente con que hagas una cosa productiva al día, necesitas hacer mil.  También se da cuando crees que solamente las actividades productivas son las que te dan un resultado final claro, objetivo y medible.

    La productivitis es una enfermedad, pues afecta tu salud, ya que desgaste tu sistema nervioso central por andar queriendo hacer tantas cosas al día sin un tiempo real de descanso además de las horas de dormir.  También desgasta tu autoestima y tu espíritu, pues te hace creer que tu valía como persona depende de lo que haces.

    Define qué es más importante: ser o hacer

    Captura de pantalla 2013-07-30 a la(s) 12.12.03

    El dilema de ser o hacer, ser o tener, ha acompañado al ser humano por mucho tiempo y ha sido indagado por muchos filósofos.

    Cuando tú crees que en función de lo que haces o tienes, eres… te pones a ti mismo en un problema, pues el hacer y el tener varía con el tiempo, va cambiando constantemente, está sujeto a otros factores externos a ti.  Es por eso que cuando se tambalea tu trabajo o lo que tienes, sientes que te tambaleas tu como persona.

    Si basarás tu felicidad y tranquilidad en tu “ser”, o sea, en quién eres independientemente de lo que hagas o lo que tienes, entonces realmente nada te podrá tambalear.  Yo sé que hoy puedo hacer el oficio de escritora y psicóloga, pero que si en unos años decido dedicarme a la agricultura, mi ser no se verá afectado en lo más mínimo, seguiré siendo la misma.

    Lo importante es que tu hacer, sea un reflejo de tu ser.  Que definas quién eres desde dentro, qué cualidades tienes que no cambian, cuál es tu centro, y a partir de ahí eliges hacer.  Y bueno, si logras esto, mucho menos te importará el tener, y se dará por añadidura.

    Cómo curarse de la Productivitis

    Captura de pantalla 2013-07-30 a la(s) 12.13.39

    Me he dado cuenta que a muchas personas la vida las forza a curarse de la productivitis, generándole una enfermedad o accidente para que detenga su tren descarrilado.  Así es que por favor, frena tú mismo tu tren antes de que la vida lo haga por ti.

    Aquí te van algunas estrategias.  Pero principalmente, la cura radica en qué tanto serás capaz de domar a tu inquietud, a tu mente y a tu angustia que te invade al sentirte poco productivo.

    Define lo que realmente es ser productivo

    Date cuenta que no nada más lo que genera dinero o es medible en números es productivo, que también el simple hecho de mirar un atardecer es productivo pues te genera sentimientos positivos en ti que generan ciertas sustancias en tu cuerpo y te ayudarán a tener energía para hacer después lo que quieras hacer.  Date cuenta que hagas lo que hagas es productivo, siempre y cuando sea inspirado por tu interior.

    Descubre lo que no cambia con el tiempo

    O sea, qué tienes tú dentro de ti que no cambia con el tiempo, cuál es tu esencia, cuál es tu verdadero valor como persona y en qué radica.  Realmente tu valor como persona y tu paz mental no deben de estar fundamentados en nada más que en el hecho de que existes, respiras, estás aquí.  Por el simple hecho de existir tienes derecho a ser feliz.

    Deja de defender tanto tu personalidad

    Estamos enamorados de nuestra personalidad, de nuestro estilo al vestir, de los lugares que frecuentamos y nuestro tono de voz. Creemos que nuestra personalidad gira en base a lo que hacemos, con quién y en donde.  Esto es un peligro pues cuando desaparezca momentáneamente eso o cuando seguir haciéndolo esté en peligro, te sentirás en peligro, y bienvenida sea la ansiedad.

    Ten un día a la semana de la “nada”

    Decláralo con tu familia y pongan un día a la semana o al mes si quieres, de la “nada”, es el día en el que nos dedicamos a no hacer nada productivo.  De cierta forma te vas al extremo.  Esto es para tolerar tu frustración que te genera no hacer nada y descubrir todos esos pensamientos que empiezan a brotar, para que así puedas desmentirlos y tranquilizarte a ti mismo dándote la oportunidad de disfrutar aunque no sean vacaciones.

    Salte del ciclo vicioso

    Date cuenta cómo como sociedad estamos en éste ciclo vicioso de consume-genera-consume-genera-vaciona-genera-consume… y así sucesivamente.  Este ciclo te hace trabajar para vivir, y te la vives ahorrando para tener un coche, casa y vacaciones, en lugar de voltear la moneda y ver que puedes vivir disfrutando como quisieras hacerlo en tu jubilación.  Si te estás sacrificando hoy para disfrutar mañana, es muy probable que te generes lo contrario.  Pues tu realidad es hoy, y lo que haces hoy tiene un reflejo en el mañana.

    Si hoy disfrutas de tu vida, si hoy haces lo que disfrutas, ten por seguro que mañana seguirá siendo así.

    Reordena tus valores y prioridades

    Si realmente tu principal valor es el amor y la felicidad, y tu prioridad eres tú mismo y tu familia, entonces ¿qué haces siendo infeliz dedicándole tiempo a algo que te aleja de tu familia? Esto te lo digo porque he notado que es una de las principales causas de la ansiedad.  Necesitamos reordenar nuestros valores y actuar en congruencia con ellos.  Claro, se necesita valor y esfuerzo para lograrlo pues la sociedad en sí misma nos envuelve en ésta confusión.

    En conclusión

    Te invito a sentirte tranquilo por el simple hecho de existir, y que te olvides de ponerle a esa tranquilidad requisitos.  Que intentes sentirte productivo simplemente porque respiras y con eso logras demasiadas cosas en tu cuerpo, y que lo que hagas, sea un reflejo de tu esencia y de tu creatividad, más no una obligación para existir.

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    10 thoughts on “¿Te sientes culpable de no hacer nada? Cúrate de la Productivitis

    1. hola, padezco de productivitis aguda…!!!! al leer la nota me dí cuenta de la locura en la que uno vive… todo por tener, por vivir mejor, para darse más comodidad…. pero a la larga nunca llegamos a disfrutar, porque la productivitis nos liquida la conexión con el placer y con el ser.
      Excelente artículo. Gracias

    2. maravilloso, estoy trabajando en el qui y ahora y en el darme cuenta! y saben lo disfruto mucho mi ansiedad a disminuido, disfruto mas de todo… de caminar, de ver llover, de estar sola, de escuchar música, claro que produzco, lo hago mi ritmo ami tiempo, de simplemente como dice a qui no hacer nada!! el pasado 8 agosto fue mi cumpleaños y saben que hice ??? NADA… fue un día tan en PAZ , que lo disfrute muchisismo!!

    3. Hola buenos dias:
      Y en el caso de que estes trabajando, en algo que no es tu vocación, pero te ves obligado a hacer, porque necesitas comer, pagar facturas, etc, igualmente porque no has podido estudiar aquello a lo que querias dedicarte, como se puede cambiar eso, viendote permanentemente entre la espada y la pared!
      Tengo 24 años y me dedico a la hosteleria, pero en realidad quiero dedicarme a la musica, y hacerlo solamente para ser feliz, mientras que en mi actual empresa tengo que dedicar 5 dias a la semana 8 horas al dia, y no me hace nada feliz, me obliga a ser productivo excesivamente

    4. Soy productor musical y tengo un trabajo ajeno a lo que realmente me importa.
      O sea, tengo una doble vida, una con lo que me importa y otra que me dá igual.
      En relación a lo que me importa (La vida de productor musical), cada segundo que no produzco nada, o que estoy “descansando” me proporciona una angustia enorme. Me mata a cada minuto. Siento que estoy quedando para trás, cada vez más. Y eso duele.

      Y ese texto creo que me tranquilizo un poco la cabeza.
      Porque como disfruto de lo que más me gusta con tanto stress y presión?

      Muchas gracias 🙂 !

      1. Estoy igual a ti.
        Yo no solo soy productor musical si no que tengo otras ocupaciones que me gustan, soy blogger y consultor de marketing digital. Antes todo iba bien por que no me llegaba una presión por hacer las cosas. Sin embargo por llegar a ciertos pensamientos estoy ahora en un punto donde digo “Tengo que hacer ya las cosas”, “No tengo tiempo ya para quedarme sentado” “Quiero demostrar todo lo que puedo ser desde ya” y crees que son buenos pensamientos, pero lamentablemente llegas al punto de no disfrutar lo mas importante, el presente. Creo que deberíamos estar satisfechos con el simple hecho de existir. Hay que encontrar ese equilibrio entre ser y hacer, porque al final de cuentas el presente es lo que vale.

    5. SI tenia esa enfermedad, y me la he ido quitando, pero los amigos, la misma sociedad, te quiere presionar para q te “ocupes”… y se te va la vida ocupado en cosas y objetivos de otros….. mas vale cuidar nuestro tiempo, nuestra persona, nuestro ser…. q andar quedando bien con los demás…… excelente articulo!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *