Apegos: cómo liberarte de ellos

    Al parecer el tema de los apegos está un poco de moda, y he visto que se entiende como apego el aferrarse a tu pareja, a tu familia, a tus objetos o a tu pasado; pero los apegos van mucho más allá de lo que imaginamos.

    ¿Qué son los apegos?

    El apego es algo natural en los seres humanos, pues de bebes realmente éramos apegados a nuestra madre, en el sentido de que realmente necesitábamos de ella para sobrevivir, pues por nosotros mismos no podíamos.  Con el paso del tiempo, ese chip en nuestra mente se quedó instalado, y fuimos llegando a conclusiones equivocadas sobre diferentes “cosas”, “personas” o “situaciones” que necesitábamos que existieran para que nos sintiéramos a salvo, así como la leche de nuestra madre algún día nos hizo sentir seguros.

    Al mismo tiempo en nuestro cerebro bebé y en el cerebro de nuestra madre, se segregaba una hormona llamada oxitocina, la cual es conocida como “la hormona del amor”, pues es la responsable de que el vínculo entre madre e hijo se fortaleciera (más de la madre hacia el hijo, pues se ha descubierto que en el género masculino ésta hormona se segrega en menores cantidades), esta misma hormona la segrega la mujer cuando se siente protegida y amada mientras que tiene relaciones sexuales.  Así es que mujeres, no se pregunten por qué pareciera que ustedes necesitan más al hombre que viceversa. 

    Photograph Sleepy Head by Dariusz Lakomy on 500px

    La oxitocina y nuestra naturaleza humana es totalmente sabia e inteligente, hizo todo esto por alguna razón; principalmente para que como madres nos quedáramos cerca de nuestros hijos a cuidarlos y protegerlos de cualquier daño y experimentar el amor en grandes proporciones.  El problema es cuando confundimos amor con apego y nos quedamos en esa etapa de dependencia del uno con el otro.  En el que si se desaparecía nuestra madre era el fin del mundo, literalmente.

    Y así seguimos creciendo y vamos generando nuestro sentido de identidad, lo cual está bien, es sano, el problema es cuando hacemos que ese sentido de identidad se vuelva rígido e inflexible, en el que percibimos que necesitamos “ser” cierta persona, para ser nosotros mismos, para valer, para estar a salvo y haber vivido la vida que “debimos” haber vivido.

    Y luego, vamos experimentando y encontrando diferentes emociones y sentimientos que son agradables, y decimos “quiero más de esto”, y claro, nos apegamos a ellos como si dependiéramos de esas situaciones o personas que nos generan el sentimiento para sentirnos bien.

    se siente bien = quiero más (apego)

    se siente mal = no quiero de eso (rechazo)

    “El apego realmente no es a la persona, cosas o situaciones, es al sentimiento agradable que su existencia nos genera”.

    Lo contrario al apego es la aversión, “quiero evitar eso”, y eso sucede cuando identificamos una persona, objeto o situación que nos genera un sentimiento desagradable, y entonces creemos que por nada del mundo podemos soportar eso, y lo rechazamos.  El rechazo y la aversión es otra forma de apego, pues creemos que dependemos de su inexistencia para que nosotros nos sintamos seguros y felices.

    Photograph i'll make ya famous by Roof Topper on 500px

    ¿Cómo se relacionan los apegos con la ansiedad?

    La ansiedad tiene sus bases en la emoción del temor, llevada al extremo del miedo.  Nos vamos llenando de miedos que realmente son desproporcionales, pues nos decimos cosas como “si no llego puntual los demás pensarán mal de mi”, “si pierdo el trabajo no seré nadie en la vida”, “si me quedo sin pareja sería lo peor que me podría pasar”, “ésta palpitación está muy fuerte, seguramente me dará un ataque al corazón”. 

    Y el apego también está fundado en el temor, pues tenemos temor de que ésto o lo otro suceda, o bien, temor a que perdamos a nos separemos de alguien o de algo en nuestras vidas.

    El apego genera ansiedad pues nos llena de miedo al creer que realmente necesitamos de ciertas situaciones y personas para generar emociones y sentimientos agradables en nosotros mismos, y se nos olvida que esos sentimientos agradables nacen desde nuestro interior, y no al revés. Al estar apegados a que tenemos que “ser”cierta persona, o que tenemos que “estar cerca” de tales personas, o que tenemos que “poseer” tales objetos, y “evitar” situaciones, nos vamos llenando de requisitos y más requisitos para ser felices y sentirnos seguros. 

    ¿Cómo me libero de los apegos? 

    desansiedad liberarse apegos

    Sigue los siguientes pasos y veamos qué sucede.

    1.- Identifica y enlista a qué situaciones, personas u objetos te sientes más apegado emocionalmente.

    2.- Escribe a un lado de cada uno, lo que esa situación, persona u objeto te hace sentir. (feliz, satisfecho, lleno, tranquilo, seguro)

    3.- Haz el esfuerzo de identificar qué necesidades se están cubriendo a través de esos sentimientos. (sentirte a salvo, sentir que perteneces, que eres amado, respetado, aceptado, tomado en cuenta, que vales).

    4.- Reflexiona cuándo fue la primera vez que creíste que no tenías esa necesidad cubierta, y que aprendiste a satisfacerla a través de personas, objetos o situaciones.

    5.- Pregúntate si hoy en día realmente necesitas de todo eso para cubrir tus necesidades.

    6.- Haz una nueva lista, en la que identifiques acciones que puedes realizar para tú mismo cubrir esas necesidades, y liberarte de los apegos. (que no necesites de lo exterior para alcanzarlo si no de lo interior, ser tu propia madre, pareja o mejor amiga).

    7.- Visualiza cómo te quieres relacionar de ahora en adelante con esas personas, situaciones u objetos a los que te sientes apegado, desde una plataforma de libertad. 

    “El verdadero amor libera, el apego aprisiona”.

    8.- Haz una meditación, en la que te visualices completo, a salvo, feliz y satisfecho con quien eres, desde tu esencia, una esencia que realmente no necesita de nada que suceda para expresarse y ser feliz.

    9.- Practica un día de actuar como si no necesitaras de nada para ser feliz, simplemente lo eres porque existes.

    10.- Si tienes pareja, practica demostrar tu amor sin hacerlo para “retenerlo”, si no tienes pareja, practica demostrarte a tí mismo tu amor como si no necesitaras de pareja para ser feliz.

    Si tienes otra manera en la que te liberes de tus apegos y accedas al verdadero amor, ¡compártenoslo!

    En la meditación de hoy hablaremos sobre los apegos.  Mantente al tanto para escuchar la meditación guiada.

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    8 thoughts on “Apegos: cómo liberarte de ellos

    1. Hola , soy seguidor de desansiedad, además que compre el libro de dale alas a la ansiedad con sus respectivos audios.

      Donde puedo bajar los audios de meditación guiada que mencionas aquí para apegos y meditaciones guiadas ?

    2. Hola 🙂 , me gustaría mucho que hicieran un post para desapegarnos del miedo creado desde el ego….creo que sería de suma importancia para la recuperación de la ansiedad

      1. Hola Sandra!

        Gracias por escribirnos.

        Los miedos irreales son la punta del iceberg, creados por pensamientos y creencias distorsionados, que, en un momento de nuestras vidas nos ayudaron a protegernos y sobrevivir pero que ya no nos funcionan y nos limitan. La forma en la que podemos transformarlos es reflexionar sobre qué nos está queriendo proteger el miedo, qué necesidad creemos que nos cubre para poder debatirlo, recuperar nuestro poder y enfrentarlo.

        Y un pasito más allá Sandra, sería darle la vuelta, en vez de querer enfrentarnos al miedo, encontrar un propósito, un para qué quieres hacerlo. De esa manera en vez de ir en lucha con el miedo vas al encuentro de tu sentido 😉

        Mira, en este audio se habla sobre:

        “Diferencia entre los miedos reales e irreales”:
        https://soundcloud.com/desansiedad/diferencia-entre-los-miedos-reales-de-los-irreales

        Espero que sea de tu ayuda,
        te mando un saludo!

    3. satisfacer la necesidad de sentirse reconocidos y valorado.
      puntualizar las cualidades que admiras en otros. en un principio, las admiramos porque creemos que esas cualidades son sólo de ciertas personas y que nosotros no las poseemos.
      bien, ahora busca situaciones en la que actuaste de forma parecida a esa persona. si encontraste, tienes mi permiso para admirarte tanto como admiraste a otros. y si no encontraste, busca situaciones en las cuales desearías tener esa cualidad que admiras, ejemplo: admiras a una persona que reconoce su lado oscuro y no tiene ningún problema en decir públicamente hice esto, esto y esto, me equivoque, no es lo que yo haría actualmente,.. Tú sabes que te equivocaste en tal cosa, que hiciste cosas que ahora no harías, pero no estás ni cerca de reconocerlo públicamente. entonces, empiezas a reconocer tu lado oscuro ante algunas personas, vas de a poco, y entonces comienzas a ver que sí puedes, y ya puedes empezar a admirarte tanto o más de lo que admiras a la otra persona.

    Comments are closed.