Los 3 principales miedos durante el ataque de pánico

    Como bien lo dice su nombre “ataque de pánico”, el ataque de pánico llega repentinamente y aparentemente de la nada, acompañado de un miedo intenso, demasiado intenso, muy muy intenso, ok… creo que la palabra pánico lo explica mejor que nada.

    Pero como llega así “de la nada”, sin avisar, y aparentemente sin ninguna razón externa lógica (no hay un peligro real inminente), más miedo nos genera, pues el terror que se vive está dentro de nosotros, en nuestra mente, en nuestro cuerpo, en todo nuestro ser.

    Esos miedos llegan a partir de sensaciones en nuestro cuerpo tan desagradables que la única explicación lógica que pueden recibir es que realmente algo muy malo está pasando, y que estamos en total peligro.

    Entonces, el miedo principal detrás del ataque de pánico, es que algo muy malo pase, tú realmente estás convencido de que algo muy malo está por pasar, y entonces puedes optar por 3 principales cosas que crees que pueden pasar:

    1.- morir por ahogamiento

    2.- morir por ataque al corazón

    3.- volverte loco, perder el control sobre tí mismo

    Estos miedos pueden estar acompañados de otros más, como por ejemplo miedo a tener una enfermedad terminal (después de encontrarte alguna rareza en tu cuerpo), miedo a que ese pensamiento extraño que tuviste hace poco sea realmente verdad, miedo a que ésta situación no termine y se vuelva a presentar, miedo a que los demás se alejen de tí al ver cómo estás, miedo a terminar otra vez en el hospital…

    En fin, dependerá de tí, de tu historia y de tu contexto, pero principalmente, es un miedo a que algo terrible suceda contigo, lo cual atenta contra tu bienestar y contra tu vida. 

    Es un hecho que por un momento, durante el ataque de pánico, las cosas sí parecen salir de tú control, pues por más que no quisieras estar experimentando ese momento… la sensación de ahogo, la extrañeza, las palpitaciones, el sudor y la angustia están presentes, y al parecer, tu no puedes hacer nada al respecto (o al menos así se siente), más que hacer cosas como salir de donde estás, dar vueltas y vueltas en el cuarto donde te encuentres, decirle a los demás lo que estás sintiendo, correr al hospital…etc.

    Sin embargo, existe algo que sí está bajo tu control en ese momento, y es que a pesar de que estás sufriendo intensamente y que tienes demasiado miedo, puedes elegir aceptar que estás pasando por ese momento.

    Yo se que no es fácil y que suena desconsiderado de mi parte decírtelo, pero lo he vivido, el ataque de pánico o de angustia y ansiedad puede llegar, pero es tú decisión y la mía, elegir si sufrir de más, generándote nuevos miedos, sobre exagerando los de por sí ya molestos síntomas, o elegir vivirlo así como está llegando, observando lo que sucede, dejándolo estar…confiando en que realmente de ahí no pasa.

    Es muy importante que durante ese momento no luches contra él y sobre todo que te digas a tí mismo mensajes positivos y reales, como “no va a pasar nada grave”, “tranquilo…está a punto de terminar“, “no corres ningún peligro, se siente horrible pero no corres ningún peligro”, o puedes intentar algunos como los que solía yo decirle.. “orale, llégale, te doy la bienvenida, haz lo que quieras, dime lo que necesites decirme y después vete, yo aquí me quedo tranquila observándote”.

    Y ya para terminar, si te identificas con estos 3 principales miedos, o si tienes otros diferentes, te haría la pregunta: ¿alguno de ellos se ha vuelto realidad?

    Supongo que no, porque estás leyendo ésto, lo cual significa que no estás en un hospital psiquiátrico (y aunque lo estuvieras, no necesariamente significa que estés “loco”), y supongo que tampoco has muerto por ahogamiento o por un ataque al corazón.

    Te aseguro también que los médicos se han cansado de repetirte que lo que tienes es hipertensión, te han mandado ansiolíticos, te han dicho que tu corazón está perfecto, tal vez tengas una arritmia pero nada grave, en fin, te han dicho que tu cuerpo está en óptimas condiciones, y entonces… ¿qué pasa?

    Que es tu mente la que necesita atención profesional en éste momento, pues anda viajando en pensamientos que no son verdad y que son irracionales, y necesitas sacarlos de tu sistema, confrontarlos, y darte cuenta que así como esos miedos que tienes los cuales son una total mentira, también lo son muchos otros pensamientos que te tienen tensándote y estresándote todo el día.

    Así es que cada vez que te lleguen esas sensaciones desagradables, acuérdate que si lo que más temes fuera verdad, ya hubiera sucedido, y habla contigo, déjate claro que esos miedos no son reales, hazte sentir a salvo, acepta las sensaciones sin querer hacerlas más grandes, y verás que el ataque pasa más rapido cada vez y se presenta menos veces cada vez, y tu le haces frente con más herramientas cada vez.

    Después, observa tu ritmo de vida, observa en dónde están tus pensamientos; si en la angustia del pasado o el miedo al futuro, regresa al presente, haz los cambios que sean necesarios en tu vida para estar más tranquilo, busca actividades que disfrutes, contacta contigo mismo, y sigue adelante…

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    5 thoughts on “Los 3 principales miedos durante el ataque de pánico

    1. Fabiiii te quiero agradecer por la gran ayuda! De verdad he podido superar mi ansiedad ya casi en un 75-80 por ciento con la ayuda de este blog, mi psicóloga!!
      Primero empecé con miedo de impulsion ya se me quito ese miedo, sé que es una sensación y ya, que si la siento igual no pasara nada!!
      Después de cuál es el sentido de la vida, el cual es ser feliz, disfrutar y sentir!
      Ahora me dio un miedo como el que me dio la primera vez, miedo a los pensamientos pero no a que pase algo ya se que no va a pasar Hehe, miedo porque en cada cosa que veo en mi csa se me viene un pensamiento tipo puedo hacer algo con esto, así con muchas cosas y me da miedo tener el pensamiento todo el día así y no poder concentrarme en el día!! Sé que es un miedo, yo diría de todos los miedo el menos fuerte pero no quiero estar así todo el día!
      Y bueno lo que estoy haciendo es mindfulness. Ósea es súper nuevo para mí ya que soy muy distraída! Pero estoy aprendiendo a centrarme en el presente, sintiendo todo y que mi cerebro vea las cosas como son, no de manera distorsionada! Y si se me viene un pensamiento desagradable que se venga pero lo que no quiero es que en cada cosa mi cerebro diga aquí que imagen se puede venir!

    2. hola, que tal, soy Gustavo de argentina, en este post decís -“tal vez tengas una arritmia pero nada grave”.
      yo quería saber porque no es grave una arritmia, yo pensé que era algo grave.
      gracias espero la respuesta.

    3. Hola,
      yo hace un tiempo comencé a sentir punzones en el pecho y todo lo que pones me esta ocurriendo, estoy super estresada con el tema de que ya son como 5 meses que no encuentro trabajo, el dinero todo, y se que es por eso lo que me esta causando todo esto, pero no se que mas hacer,
      a quien le haya pasado esto ayúdeme, que hacer?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *