¿Cuántas veces es sano revisar el celular de tu pareja?

¿Cuántas veces es sano revisar el celular de tu pareja?

Últimamente me he topado con varias personas, especialmente con compañeras que gustan de revisar el celular de su pareja, casi de manera compulsiva. Creo que inclusive se puede convertir en un especie de vicio, pues necesitas tener la certeza de que tu pareja se está portando bien, y la manera más segura de asegurarlo, es revisando las conversaciones o contacto que mantiene con otras personas, sobre todo con compañeras mujeres, por supuesto… pero ¿cuántas veces es sano revisar el celular de tu pareja?

Me he dado cuenta que normalmente empezamos a caer en éste deporte a partir de una experiencia previa que nos demostró que tu pareja andaba en “malos pasos”,  o bien, a partir de que tuviste otra pareja en el pasado que “te puso el cuerno”.  Entonces aprendiste a desconfiar y a andar con el escudo por delante para que “no te vean la cara de pend…”, pero pues, aquí me viene una pregunta, ¿en realidad tienes cara de pend…? creo que no.

También me he dado cuenta que el hecho de estar revisando el celular es simplemente un síntoma de que…

1.- has aprendido a desconfiar de los demás, o de tu pareja, a partir de una experiencia previa

2.- te sientes insegura de ser lo suficiente para él

3.- sientes que dependes de él en cierta manera, y que perderlo sería catastrófico

4.- necesitas su atención completa, todo el tiempo, en todo momento, todos los días, y expresada de todas las maneras que necesitas, para sentirte segura de que te quiere a tí (y no a alguien más)

Además de todo esto, parece ser que nosotras las mujeres traemos un chip no se si aprendido o heredado, que nos dice que para estar seguras de que el otro nos ama, nos tiene que amar de la exacta misma manera en la que nosotros lo amamos.  O sea, si nosotros lo hacemos nuestra prioridad, dejando nuestras actividades para convivir con él, entonces él también tiene que dejar sus actividades y dedicarme su completa atención.  Si nosotras dejamos a nuestras amistades porque preferimos ir al cine con él los viernes, esperamos que él los miércoles no vaya con sus amigos y nos acompañe a elegir el vestido para la boda el fin de semana.  Esperamos sobre todo, que si nosotras le decimos TODO lo que sentimos, pensamos, hacemos, él debe de hacer lo mismo, pues eso significa que hay confianza.

También parece ser que en realidad somos muy territoriales, pues no soportamos la idea de que nuestra pareja voltee a ver a alguien más, hable cariñosamente con alguien más, tenga sentimientos amorosos o de atracción por alguien más, pues, eso significaría que no nos ama.  Pero… ¿en realidad eso significaría que no nos ama? o significa más bien que es una persona humana que no puede dejar de sentir y bloquearse de la realidad y enfocarse nada más a nosotras, nada más porque… nosotras sí lo hacemos. 

Otra cosa que nos encanta hacer, es pensar que tenemos que ser la pareja perfecta para que no nos deje, y entonces tenemos que cubrirle todas sus necesidades, atenderlo en todo lo que necesita, ayudarlo, escucharlo, echarle porras, tender la cama, lavarle sus ropitas, y así, en lugar de pareja, nos convertimos en su mamá, que lo cuidamos y queremos protegerlo de todo, para que se sienta tan cómo con nosotras que no se vaya a ningún otro lado.

Y en el fondo de todo este asunto lo que queremos es que no nos deje, pues claro, si ya nos costó trabajo encontrar una pareja con la que nos sentimos a gusto, por nada del mundo queremos perderlo, pues… nuestra mente nos engaña diciendo que probablemente no encontremos alguien más que nos ame de esa misma manera, y no, de esa misma manera nadie te amará, así como tu actual pareja no te ama de la misma manera que tus parejas pasadas te amaban, pero ahí está la cosa, que queremos asegurarnos de que ese amor dure para siempre, y sea la historia “perfecta” de amor, que tan bien nos enseñó Walt Disney.

Entonces estamos en un meollo, pues es realmente angustiante y estresante caer en éste círculo vicioso en el que estás con tu pareja, pero desconfiando, con paranoia, a la defensiva y buscando las razones que te permitan sentirte segura de que puedes seguir amándolo, pues necesitas pruebas que te comprueben que estás en un lugar seguro en el que no te van a lastimar.  Y en el fondo, lo que logras con estar así, es hacer realidad tus miedos, pues aunque “no esté haciendo nada malo,” o aunque no te conste que lo esté haciendo, tu vives como si SI lo estuviera haciendo, experimentas todas las emociones que le corresponderían a ese hecho, lo juzgas, lo amenazas, lo cuestionas, y dudas de sus intenciones en todo momento, y eso puede ser demasiado desgastante para la relación.

Si estás en este caso, te recomiendo que reflexiones en cuanto a que si ya estás en esa relación, si ya decidiste hacer de esa persona tu pareja, entonces dejes de preocuparte por lo que esa persona hace o deja de hacer, pues al final del día te enamoraste de él cuando era libre, y es como ayer le platicaba a una amiga, nos encantó ver al león en medio de la selva corriendo y cazando mostrando su fuerza y su belleza, y como nos gustó tanto, lo queremos meter a una jaula, para que no se vaya y sólo nosotras lo podamos ver, y ¿qué pasa? que el león deja de ser él mismo, se debilita y pierde esa fuerza que una vez te conquistó. 

Entonces no quieras amarrar a tu pareja, y date chance de abrir tu corazón, emanando esos sentimientos de amor que son los que deseas experimentar, y date la oportunidad de descubrir de qué manera es que tu pareja te demuestra que te ama, en qué hechos sí te puedes recargar para sentirte segura de su amor, date a la tarea de conocerlo y de seguirte enamorando cada día de él, pues descubrirás cosas que desconocías, y deja de querer que siempre sea el mismo de cuando lo conociste, de que deje de ser él mismo o de sentirse en libertad, pues entonces lo único que lograrás será estresarte cada vez que veas que no es lo que tu quieres que sea.

Y una vez que lo conozcas como realmente es, y descubras cómo es que él te ama a ti, pregúntate si así lo quieres aceptar, y entonces continúa con tu relación.  Si no lo quieres aceptar como es, te invito a que no vivas queriendo luchar contra él y contra ti misma en cambiarlo, solamente te generará mas ansiedad.

Respondiendo a la pregunta, ¿cuántas veces es sano revisar el celular de tu pareja?

Respondo: no es sano revisar el celular de tu pareja, si lo haces… es tan sólo un síntoma de que hay que revisar por qué no estás confiando, y decidir empezar a hacerlo.

Artículos relacionados

por
¡Hola! Soy psicóloga y fundadora de desansiedad. Logré transformar la ansiedad en libertad y plenitud. Deseo compartirte mi experiencia y ayudarte a superar la ansiedad.
Publicación anterior Publicación siguiente

Comentarios

    • Paula
    • 18 octubre, 2016

    Y que pasa cuando resulta bien?
    En mi caso le revise el celular a mi EX novio con el que llevaba 6 años y descubrí que me era infiel.
    Me ayudó a no seguir perdiendo el tiempo con el, obviamente quiso volver tiempo despúes arrepentido, que quería volver porque se habia dado cuenta que siempre habia estado para el y lo había ayudado un monton con sus problemas, que siempre lo escuchaba y que nunca nadie lo habia amado como yo.

    Me costo recuperarme, un montón.
    Me hirió de una forma enorme, pero a la larga y sigo sosteniendo que fue lo mejor, sino seguiría estando con el, dándole todo a una persona que no lo valoraba.

    ¿en ese caso no resulta favorable?

    • Clauge
    • 4 agosto, 2016

    Gracias fueron las palabras justas, estoy pasando por un momento de inseguridad extrema( ya que ssiempre he sido insegura por un problema físico que tengo en mi ojito) pero a lo mejor fue curiosidad al principio y luego se ha convertido en un vicio el revisarle el celular a mi esposo. De principio no encontré nada, luego las palabras amables a sus amigas y finalmente las mentiras q me decía para estar con sus amigos. Me hirió totalmente. Pero tus palabras me animaron!! Yo amo a mi esposo y no quiero perderlo así q tengo de tarea evaluar lo que me pasa.

    • Ana Midence
    • 9 enero, 2016

    Hola Fabiola,

    Quiero agradecerte muchísimo por este artículo, no te imaginas cuanto acertaste en mi caso…lo leia y pensaba que eran las palabras justas y sin tapujos que debía escuchar. No te imaginas uanto agradezco haber llegado a tu publicación. Es realmente una carga el continuar con esta desconfianza.

Los comentarios están cerrados.
69 comparte