Descubre el miedo verdadero detrás de la ansiedad

    Detrás de toda ansiedad, ataques de pánico o estrés, hay miedo.  El miedo lo desarrollamos los seres humanos como un sistema de defensa ante todas aquellas cosas que pudieran atentar contra nuestra vida. Sentir miedo en realidad no es algo malo, pues si lo usáramos como debe de ser usado, nos serviría en los momentos que nos tiene que servir, pero…¿por qué en la ansiedad sentimos miedo si en realidad estamos a salvo? ¿cuál es el miedo que hay detrás?

    El miedo te ayuda a proteger tu cuerpo físico y emocional

    El problema hoy en día es que tienes más miedos de los que necesitas para sobrevivir; le tienes miedo a cosas que en realidad no están sucediendo en éste momento, le tienes miedo a cuestiones que en realidad no están atentando contra tu vida, pero que crees que sí podrían llegar a atentar, o bien, que si sucediera eso que temes, perderías la oportunidad de ser feliz.  Por ejemplo, miedo a perder el trabajo, miedo a perder la salud, la pareja, o la paz mental.

    Y ésto pasa porque cuando vamos creciendo, no solamente nos preocupa nuestro bienestar físico, como lo fuera en el caso del león y la tormenta, sino también nuestro bienestar emocional.  Y así como para nuestro cuerpo estar a salvo significa tener un techo, una cobija, alimento y agua, de igual manera nuestro cuerpo emocional necesita sentir cariño, cuidado, afecto y atención.

    Y creéme, que si hoy estás vivo o viva leyendo éstos párrafos, es porque en alguna medida recibiste de todos esos factores, pues si en realidad no los hubieras recibido, simplemente no hubieras sobrevivido.  El problema es que muchas veces vas relacionando que “para estar bien”, y para sentir ese cariño, necesitas que sucedan ciertas cosas o situaciones, o bien, que los demás se comporten de la manera en la que a ti te gustaría que lo hicieran para sentirte amado y querido.

    El problema está en temer perder necesidades adquiridas

    Te haces a la idea de que necesitas y requieres de ciertas cosas para ser feliz, como por ejemplo; tener una familia unida y bonita, una casa con ambiente agradable, irte de vacaciones, tener los mismos juguetes que tus amiguitos, tener la figura o el físico ideal, ropa bonita, éxito, amigos, etc.

    Te vas  haciendo “ideas” de lo que necesitas para estar bien, y cómo necesitas controlar lo que sucede a tu alrededor y a los demás, y así te vas llenando de requisitos y deberías, que de no ser cumplidos, estarías en un grave peligro, y así, aparece el miedo irracional o irreal, aquél que teme aquello que en realidad tiene pocas probabilidades de suceder, o bien miedo también a cosas que si sucedieran, en realidad no atentarían contra tu vida.

    Creamos una defensa ante el peligro emocional

    Por otro lado, cuando crecemos en ambientes hostiles, o con altos niveles de estrés originados por discusiones familiares, inestabilidad económica que se refleja en inestabilidad emocional de los papás, adicción por parte de algún miembro de la familia, o abuso de algún tipo ya sea físico, verbal o emocional, es entonces que nuestro bienestar emocional se ve atentado, y empezamos a desarrollar un sistema de defensa.

    La mayoría de las personas crecemos o vivimos eventualmente experiencias desagradables y estresantes, es casi imposible librarnos de que existan diferencias entre los miembros de la familia, pero cuando éste estres es por tiempo prolongado, nuestro cuerpo se acostumbra a responder a él y se tensa, así como nuestra mente se acostumbra a preocuparse y angustiarse por lo que pueda pasar después.

    Por ejemplo, si escuchamos a nuestros papás pelear, puede ser que pensaramos que probablemente se pudieran separar, o simplemente que alguno de ellos se fuera de la casa, y con ésto, que nos quedaramos sólos y desprotegidos de nuestros papás, luego entonces, no tendríamos la familia que “necesitamos” para estar bien, luego entonces “estamos en peligro”.

    Nos daba miedo también que algo pudiera pasarle a ellos, y probablemente adoptamos una postura de cuidarlos y “no dar lata”, de ser excelentes estudiantes e hijos, de hacerles favores, o inclusive, hay casos en los que se llega a creer que tienes que salvarlos, ayudarlos y evitarles todo mal.

    Y bienvenida sea la ansiedad, pues ahí es donde aprendemos que es mejor hacernos a nosotros mismos a un lado y mejor hacer todo lo posible para evitar el conflicto, el estres y los problemas.  Pues sabemos que cuando éstos pasan, nuestro cuerpo emocional sufre, aparecen los miedos y las preocupaciones sobre lo que pueda pasar en el futuro.  Por eso es que normalmente las personas con ansiedad vamos por el mundo como pacifistas y muy tranquilos, cuando en el fondo, nuestro cuerpo trae unos niveles de cortisol (estres) impresionantes.

    Y es cuestión de tiempo, para que nuestro cuerpo deje de tener la capacidad de contrarestar esas hormonas para mantener su equilibrio, y es cuando entra el quiebre, y aparecen los ataques de pánico, la angustia intensa, la desesperación, pensamientos que no podemos controlar, y sobre todo, miedos que desde fuera podrían parecer imposibles de suceder, pero por dentro se sienten totalmente reales.

    Entones, el miedo de fondo es ser lastimado emocionalmente

    El tener miedo a salir lastimado emocionalmente hace que con el tiempo generalices el miedo a otras cuestiones de la vida. Digamos que lo proyectas al exterior y empiezas a tenerle miedo a cualquier cosa, y es así que se llega a presentar la agorafobia o fobia social, en la que a la persona le es imposible salir de la casa, pues teme que algo terrible pueda suceder.

    Ya no sabes ni qué es eso que pueda suceder, sólo sabes que el exterior es un lugar terrible, que los demás pueden lastimarte, o inclusive, que tú puedes perder el control, hacer alguna locura, ahogarte o dejar de respirar, pero muy en el fondo, tienes miedo a hacer el ridículo, a que te vean mal, a sentirte mal frente a los demás.

    Nos vamos acostumbrando a querer controlar lo que suceda con el futuro y con los demás para asegurarnos de que todo estará bien y de que no estamos bajo ningún peligro, y necesitamos ver que esas cosas sucedan para confirmar que en realidad estamos bien, y que estamos viviendo la vida que queremos y merecemos vivir.

    Cuando en realidad, mientras tengas aire, agua y alimento, no necesitas de nada para aspirar a esa felicidad y bienestar.

    Éste miedo también hace que nos acostumbremos a estar pensando en función del futuro, pues cuando sentimos que nuestro presente no es el ideal, obviamente que nos preocupamos por lo que pueda suceder después.  Pero el problema con esto, es que nos olvidamos de cómo vivir en el presente, y de cómo ver la realidad de las cosas, de que si en éste momento no estás en peligro, no tienes porque estarlo en el futuro, o bien.

    La cosa es que ni si quiera sabes realmente si hoy estás en peligro o no, o si hoy realmente necesitas de esos miedos para sobrevivir o no, pues vienes de estar acostumbrado a evitar ver la realidad, pues es probable que tu realidad no te gustaba, que la veías peligrosa para ti, y que era mejor volarte a pensar en otras cosas.

    Miedos emocionales

    Te comparto algunos de los miedos emocionales más comunes:

    • no ser suficiente
    • no ser exitoso
    • no cumplir con las expectativas de los demás
    • ser rechazado
    • ser criticado
    • ser abandonado
    • ser humillado
    • no ser tomado en cuenta
    • ser engañado
    • fracaso profesional
    • no cumplir tu “sentido de vida”
    • fallarle a los demás

    Todos estos miedos son los que atentan contra tu bienestar emocional, pero puedes enfrentarlos, dándote cuenta que están basados en ideas, en creencias y en deberías sin fundamento.

    Si vives en la realidad y el presente te darás cuenta que no estás en peligro

    De ahí la importancia que para disminuir los miedos, que en muchas ocasiones y me atrevería a decir en la mayoría de las veces, no son reales, y no atentan contra nuestra vida, volteemos a ver la realidad.  Y ¿cómo sabemos lo que es real? solamente aquello que es un hecho.  No lo que tú crees que pueda suceder, sino lo que sucede en éste momento.  No lo que tu mente te diga que está sucediendo, sino lo que para los ojos de tí y de los demás realmente está sucediendo.

    Si tú tienes la idea de que algo terrible puede pasar, o de que puedes volverte loco y perder el control, o de que puedes ahogarte, la mejora manera de confrontar esos miedos es ver si han sucedido o no, y confiar en que si no han sucedido, no tienen por qué suceder, y por otro lado, ver si los demás también pueden ver ese “riesgo” o “peligro”, o no.

    Pero para aceptar que nuestros miedos son irracionales y alejados de la realidad, necesitamos poner en duda nuestros pensamientos, cuestionarlos, y atrevernos a pensar que no todo lo que pensamos es real, y sobre todo, que puede ser que estés equivocado.  Por eso es que yo recomiendo que cuando tengas un miedo, hagas todo lo posible para comprobar qué tan real o no es, hasta que te conste que tu mente te está engañando, y que lo que te está diciendo que debes de tener cuidado, en realidad es una consecuencia de esos altos niveles de estrés, más no de un peligro real.

    Y después de hacer ésto, hay que ponernos a trabajar en ver qué son todas esas cosas que te estresan, que probablemente son más miedos, y de qué manera decirle a tu cuerpo emocional que puede relajarse, que si hoy estás aqui leyendo ésto, es porque tienes lo suficiente y lo necesario para perservar tu vida, y que a pesar de que todo parezca horrible en éstos momentos, quieres vivir, y quieres vivir feliz, nada más es cuestión de enseñarle a la mente lo que es real y lo que no, y enseñarle a pensar a partir del presente.

    Piérdele el miedo a salir lastimado emocionalmente

    Déjate sentir, anímate a sentir, entrégate en las relaciones, entrégate a la vida, y verás que ya no necesitarás de tantas creencias, deberías y estrategias para protegerte, y con esto, el miedo que sientes irracional podrá ir desapareciendo, pues como no hay peligro físico real, podrás confiar en que tampoco lo hay a nivel emocional.

    Si tu aprendes a cuidarte a ti mismo, a amarte, a ser tu propia compañía, te aceptas tal y como eres y confías en ti…¿por qué habrías de temerle al rechazo, abandono o injusticia por parte de los demás? no pasarías momentos de pena ni de humillación, no te dolería tanto el corazón si realmente supieras que contigo es suficiente y que los demás están ahí para compartir contigo lo suficiente que eres y viceversa, para ayudarte a conocerte y ayudarte a ser tú.

    Los demás no están para darte, y por lo mismo, no están para quitarte.

    Así es que confiar en ti para poder enfrentar tus miedos, significa que te liberas de todos esos supuestos que tendrías que hacer, o ser, para ser amado por los demás, que te amas a ti mismo y que liberas a los demás de cubrirte esa necesidad, para que cuando realmente te amen, lo recibas y lo disfrutes sin el miedo a perderlo después.

    En conclusión

    El miedo detrás de la ansiedad es el miedo a sufrir, a no ser feliz, a no haber disfrutado tu vida…en realidad ese es el miedo, así es que…si hoy empiezas a dejar de creer en todos esos requisitos para ser feliz y disfrutar tu vida y de verdad te despides de ellos y te dejas ser, con responsabilidad y libertad…verás que los otros miedos empezarán a perder peso.

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

    Te gustaría aprender a:

    Cómo relajarte

    Permíteme enviarte a tu correo
    información de valor sobre este tema


    Psico. Fabiola Cuevas
    Fundadora de Desansiedad

    Dale alas a la Ansiedad

    Emprende tu camino hacia transformar la ansiedad en libertad

    Proceso de recuperación de la ansiedad

    VER MÁS

    16 thoughts on “Descubre el miedo verdadero detrás de la ansiedad

    1. Gracias Fabi y al equipo! Estáis ahí siempre que necesito comprender. Gracias por superarte Fabi pq lo que has hecho y haces tiene un fin y no ha sucedido sin más, todo lo que aprendiste y aprendes tiene un sentido. El sentido de ayudar a otros y eso para los que te leemos, no hay suficiente palabras para agradecerlo. Mil gracias!!! 😘

    2. Gracias. Es una descripcion exacta de mi personalidad. Muy claro todo.
      Mi mayor temor es perder la cordura. De ser un peligro para mis seres queridos. Es muy comun no?

      1. Hola Lorena!

        Gracias por escribirnos.

        El miedo a perder la cordura es la forma en la que la mente intenta dar explicación a lo que está pasando, se debe a la gran cantidad de tensión acumulada, de lo que se trata es que poco a poco vayas liberando tensión física, emocional y mental.

        Mira te comparto estos post:

        ¿Sientes que te vas a volver loc@?
        http://www.desansiedad.com/2013/11/27/sientes-que-te-vas-a-volver-loco-loca-ansiedad-mexico/

        ¿Tienes miedo a perder el control?
        http://www.desansiedad.com/2014/02/12/reflexion-sobre-ataque-de-panico-y-perdida-de-control/

        Y este audio:

        “Supera el miedo a enloquecer y alucinar”
        https://soundcloud.com/desansiedad/supera-el-miedo-a-enloquecer-y-alucinar

        También te recomiendo mucho la guía gratuita sobre “lo primero que necesitas saber de la ansiedad” en ella encuentras respuesta a las preguntas más frecuentes sobre ansiedad. La puedes descargar desde el siguiente enlace:
        http://www.desansiedad.com/lo-primero-que-necesitas-saber-de-la-ansiedad/

        Espero que sea de tu ayuda,
        Te mando un saludo!

    3. Hola….es verdad que todos los temores que he tenido estos meses en realidad significan que me da miedo estar sola y que los demás me rechacen…desde que tengo ansiedad, me he alejado mucho de mi familia, no se a quien acudir, ya que siempre acabamos peleando y me siento mucho peor…la mayoría del tiempo estoy con mi perro, siento que él sabe que la estoy pasando mal ahora y casi siempre estamos juntos, lo que no me gusta es que siempre tengo que guardar todo lo que siento para no tener problemas con mi familia, no tengo a nadie con quien hablar cuando tengo miedo

    4. hola.! es muy cierto creo que la clave para vencer nuestra ansiedad es vencer primero nuestros miedos,
      muchas gracias fabiola tu pagina me ha ayudado mucho saludos desde MONTERREY N.L
      animo muchachos que si podemos curarnos tengamos fe en nuestro señor DLB 🙂

    5. Me sentí muy identificada en la parte que menciona de proteger a tus familiares,en mi vida llegó un momento en el que sentí la necesidad y el deber de proteger a mis padres sobre todo mi mamá de sus deudas económicas,de sus problemas,yo sentí que tenía que salvar a mi familia Supongo que a raíz de todo eso y el ambiente de tensión que se siente en mi casa nació mi ansiedad y la verdad es que no sé cómo empezar adeshacerme de todo esto como podrían ayudarme

      1. Hola Vanessa,

        Lo que te recomiendo es que comiences a trabajar en ti para cambiar esas creencias contraproducentes que te están generando ansiedad y esos conflictos tanto internos como externos. Para modificar estas creencias se requiere de un trabajo cognitivo que es el tercer paso de los 5 que propone Fabiola Cuevas para recuperarse de la ansiedad. En la guía gratuita “Lo primero que necesitas saber de la ansiedad”, encuentras respuesta a la mayoría de tus preguntas y en qué consisten los 5 pasos que te he comentado. La puedes descargar en el siguiente enlace:

        “Lo primero que necesitas saber de la ansiedad.”
        http://www.desansiedad.com/producto/lo-primero-que-necesitas-saber-de-la-ansiedad/

        Y en la guía de dale alas a la ansiedad, se encuentran los 5 pasos del método desansiedad orientándote con ejercicios y herramientas para poder transformar la ansiedad en libertad.
        Además tenemos una reunión mensual, donde Fabiola se conecta online y da respuesta a las preguntas que puedan surgir en el proceso.
        Y si quieres, puedes incorporarte al grupo de facebook donde se comparten dudas y avances con otros compañeros.
        En este enlace encuentras toda la información al respecto:

        “Guía: Dale alas a la ansiedad”
        http://www.desansiedad.com/producto/guia-dale-alas-la-ansiedad/

        Si tienes alguna duda al respecto me la haces saber.
        Un saludo

    6. Hola amigos de desansiedad .me gusta este post es super ,pero mi pregunta es como manejar los miedos y superarlos en mi caso yo manejo muchos miedos por que hace tres meses me enferme y quede en cama una semana completa sin poder caminar luego me fui recuperando muy lento he ido donde varios medicos y en este momento llevo tres mese en este proceso, tuve que dejar de trabajar y hasta el momento sigo en casa salgo poco debo hacerlo acompañada puesto que soy fatigada con vertigo y sin energia de nada nisiquiera para hacer las labores de la casa estoy en tratamiento medico homeopatico y cn medicina tradicional pero el proceso ha sido muy lento .Pero mantengo muchos miedos de sera que no voy a volver hacer igual de activa que antes? o me quedare asi para siempre ? la verdad me invade un desespero terrible y no he tenido los recursos economicos para consultar con una sicologa para recibir un consejo mis amistades dicen que me ven bien y se que ellos tienen razon en vista de que a mi fisicamente no se me ve nada me veo sana pero no se que pasa con mi cuerpo que no me responde para hacer nada tengo las ganas y los animos pero mi cuerpo no tiene energia antes trabajaba y hacia actividades que me gustaban y ahora nada he escuchado audios dinde hablan de hipocondria donde hablan tambien de como curarse de casi cualquier enfermedad pero me gustaria uno donde se hable de como readaptar el cuerpo y mente despues de una enfermedad y continuar con la vida quiero sakir de casa como antes con mis amigas trabajar pero como hago estoy desesperada que puedo hacer en este caso nunca he sido ansiosa pero lo que asi que quede enferma si presento mucha ansiedad muchas gracias

      1. Hola amigos de desansiedad esto es cierto pero como hacer para no sentir tantos miedos por ejemplo yo llevo tres meses enferma con fatiga ,vertigo y falta de energia sin poder trabajar, estoy en tratamiento con medicina homeopata el resultado ha sido muy lento he mejorado mi vida espiritual aunque con eso nunca he tenido mucho problema pero la he reforzado . Yo mantengo muchos interrogantes como por ejemplo sera que voy a quedarme asi para siempre? o no volvere a tener la misma energia y vitalidad que siempre tube para trabajar ? y desde alli nacen mis miedos los amigos me dicen que me ven muy recuperada pero yo me siento casi que igual y de ahi nacen mis miedos por cuando voy hacer cosas sencillas en mi casa o realizar una actividad mi cuerpo no me responde o sera mi mente? no he tenido los recursos economicos para pagar una terapia psicologica me canso y vuelvo a lo mismo a no hacer nada por que hay mismo me desanimo ,Nunca habia sido ansiosa pero con todo esto la ansiedad llego a mi vida pero es una ansiedad de vover a comenzar mi vida normal por que no la misma porque de esta experiencia me quedan muchos aprendisajes quisiera saber si hay algun audio donde se hable de como volver a recuperar el ritmo de vida despues de una incapacidad laboral por asi decirlo porque he visto sobre la hipocondria .como receperarse de casi cualquier enfermedad entre otros relacionados super buenos pero me gustaria uno que hable de renacer de nuevo volver a la vida social en fin vencer los miedos y renacer como el ave fenix estoy desesperada ya no se que hacer con esto yo quiero volver trabajar ir de fiesta con mis amigas hacer las actividades que me divierten pero como hacer para vover a recuperar mi energia corporal porque los animos los tengo pero que pasa con mi cuerpo fisicamente que son tres meses y nada .Muchas gracias por su atencion y felicitaciones por tan bonita labor

        1. Hola, yo estoy igual que tu…llevo dos años sin salir con mis amigas, sin verlas..me quedé sin trabajo y la ansiedad llegó.. parece que se queda..ahora con las Navidades estoy teniendo una recaída, no me siento preparada y todo el mundo me presiona para que esté ahí.. realmente mis amigos no saben del problema..solo lo saben mi novio y mi madre, me da miedo que mi novio se canse de no salir ni a cenar y me deje..cada vez que llega el fin de semana me sube la ansiedad porque no estoy preparada para salir…tengo muchas palpitaciones.. a diario y me da miedo hasta ir al médico…ya no se que mas hacer…he estado en terapia psicológica con una psicóloga online casi un año pero no veo la mejora que debería tener, no quiero tomar tranquilizantes…pero veo que no me va a quedar otra…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *